Cómo responder a la pregunta: ¿dónde te ves dentro de 5 años?

 

Los entrevistadores suelen aprovechar un momento distendido de la entrevista de trabajo para indagar sobre tu personalidad y tus expectativas de futuro, con la pregunta “¿Dónde te ves dentro de cinco años?” Lo más probable es que, si no has preparado con antelación ninguna respuesta, te tomes algún tiempo para pensar qué decir y termines soltando alguna frase del tipo: “trabajando en esta empresa” u “ocupando un puesto de responsabilidad aquí”. Quizá, tras dar una de estas respuestas, sientas un alivio monumental y creas que has salido airoso de la situación, pero nada más lejos de la realidad: a los reclutadores no les gustan las respuestas genéricas porque, para decidir si eres el candidato perfecto o no, necesitan tener información.

Lo sabemos, es muy complicado: no conoces a la persona que tienes enfrente y tus respuestas juegan un papel esencial en el proceso de tu candidatura. Pero, como ya te contábamos en el post sobre los test de personalidad en una entrevista de trabajo, no tienes que preocuparte demasiado: con esta pregunta, los entrevistadores no quieren descartarte si cometes un error, solo esperan descubrir si la posición que te están ofreciendo se ajusta a tus objetivos profesionales a largo plazo. Ni más, ni menos.

Por eso, lo más importante a la hora de abordar esta pregunta es que seas sincero contigo mismo y, antes de acudir a la cita con tu entrevistador, te tomes un tiempo para contestar –honestamente– a estas preguntas, claves para tu futuro profesional:

  • ¿Estás interesado en continuar tu carrera en este sector? ¿O te gustaría, más bien, dar el salto a otro?
  • ¿Es este el trabajo de tus sueños o preferirías hacer otra cosa distinta en el futuro más inmediato?
  • ¿Tienes expectativas realistas acerca de tu carrera profesional?
  • ¿Hacia dónde están orientadas?
  • Siendo realista y sincero contigo mismo, ¿hacia dónde crees que puede llevarte este trabajo?
  • Y por último, teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿crees que esta posición está alineada con esos objetivos que tienes para ti mismo en el futuro?

Una vez que hayas puesto tus ideas en orden sabrás si la posición a la que estás optando te interesa de verdad o, en realidad, no tanto. Y lo más importante: podrás elaborar una respuesta que satisfaga las necesidades de los reclutadores y, al mismo tiempo, te permita ser coherente con tus ideas. ¿Cómo? La última cuestión te dará la clave: por ejemplo, si estás optando a una posición dentro del sector energético, una respuesta adecuada sería la siguiente:

“Estoy muy interesado en trabajar en esta compañía porque, dentro de cinco años, me gustaría ser un profesional con grandes conocimientos sobre el sector energético y estoy convencido de que, desempeñando las funciones asociadas a este puesto, tendría la oportunidad de conseguir mi objetivo. Además, estaría encantado de poder asumir más responsabilidades dentro de mi sector en un futuro más o menos cercano e, incluso, liderar algunos proyectos”.

Pero, ¿y si, por el contrario, al responder las cuestiones anteriores te das cuenta de que no es tu trabajo ideal? Entonces, tendrás que tomar una decisión: continuar buscando otras ofertas de empleo más acordes a tu perfil en nuestra web o seguir adelante con el proceso e intentar contestar a esta pregunta sin mentir a los entrevistadores, ni a ti mismo, con unas palabras como estas:

“No tengo demasiado claro qué pasará dentro de cinco años, pero creo firmemente que la experiencia adquirida aquí me puede ayudar a tomar una decisión al respecto”.

Lo importante, como te decimos siempre, es que seas natural y auténtico. Solo así podrás dar lo mejor de ti mismo. ¿Y quién sabe? Quizá ese empleo que al principio pensabas que no era para ti se convierte en el trabajo de tu vida.

:: EL BLOG EN LAS REDES ::