Cómo evitar el síndrome del trabajador quemado

Publicación
01 de octubre de 2019
Lectura: 4 minutos

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido el síndrome del trabajador quemado en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). Lo que a pie de calle conocemos como “burnout o estar quemado” es mucho más preocupante de lo que en un principio pudiera parecer.

Este síndrome hace referencia a todos aquellos empleados que experimentan situaciones de estrés continuado en el entorno laboral. Ello les genera una gran desmotivación por el trabajo y les incapacita laboral y socialmente.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Qué es el síndrome del trabajador quemado

El síndrome del trabajador quemado, trabajador desgastado, síndrome de estar quemado o burnout no es más que la respuesta del ser humano frente a un estrés crónico en el trabajo. Esta enfermedad no se limita al estrés en sí. La persona que se ve afectada por el síndrome básicamente pierde la capacidad de hacer frente a esta tensión laboral. Por ello, se siente siempre cansado y su productividad se elimina casi por completo.

Un trabajador quemado no solo experimenta problemas en su vida personal. A nivel empresarial también implica repercusiones que afectan a la calidad de su trabajo.

Diversos estudios confirman que este fenómeno afecta más a las mujeres que a los hombres. También son más susceptibles a padecerlo personas sin pareja o con poco apoyo familiar. Además, suele aparecer en los primeros años del desarrollo profesional de los trabajadores. Por ello, las estadísticas revelan que el porcentaje de empleados jóvenes con síndrome de trabajador quemado es mucho más elevado que en los mayores de 35 años.

La OMS, dentro de la CIE-11 ha rebautizado el fenómeno como síndrome de desgaste emocional. Esta nueva clasificación entrará en vigor en 2022.

Perfil del trabajador quemado

A pesar de la importancia del síndrome del trabajador quemado, no se tiene mucha información sobre la enfermedad. De hecho, es ahora cuando ha comenzado a atraer la atención de medios e investigadores. Se trata de un problema que no puede seguir ignorándose.

Según los datos presentados la revista Harvard Business Review, los problemas de salud derivados del burnout suponen entre 125.000 y 190.000 millones de dólares a la Seguridad Social.

Es más, se ha constatado que el síndrome del trabajador quemado mantiene una estrecha relación con enfermedades graves. La diabetes del tipo II, problemas de corazón e, incluso, un aumento del riesgo de muerte antes de los 45 son algunos ejemplos a tener en cuenta. AL menos, así queda reflejado en el artículo presentado por PLoS One.

Síntomas básicos de pacientes con burnout

  • Agotamiento intenso, con una sensación enorme de falta de energía.
  • Desapego por el trabajo y todo lo relacionado con el mismo. Esto puede acarrear problemas de comportamiento e insensibilidad.
  • Baja o nula autoeficacia y sensación de ausencia de realización personal.

Todo esto se asocia, frecuentemente, con ansiedad, hostilidad, ira, depresión o tristeza. Además, se produce una alteración del comportamiento, abriendo paso a hábitos tóxicos y al absentismo laboral.

Si el síndrome del trabajador quemado se extiende en periodos muy largos de tiempo, es bastante común la aparición de secuelas. Lo habitual es padecer insomnio, cefaleas, trastornos gastrointestinales, etcétera.

Factores que alertan sobre el síndrome del trabajador quemado

Llegados a este punto, resulta muy interesante saber si la situación en tu trabajo te terminará quemando o no. Por ello, detente un momento y analiza si te encuentras con algunas de estas fases.

Carga de trabajo excesiva

Uno de los síntomas más significativos es el agotamiento. Esto, sin duda, afecta directamente en la carga de trabajo del empleado. Puede ocurrir por tener un exceso de tareas o por realizar funciones incorrectas. Sea como sea, el empleado termina con la sensación de no poseer las habilidades necesarias para desarrollarse profesionalmente.

Pérdida de control

La sensación de falta de satisfacción personal es otro de los aspectos clave del síndrome del trabajador quemado. Esto suele asociarse a la problemática de intentar controlar todo el trabajo que debe realizarse.

Como en el punto anterior, pudiera ocurrir que el trabajador sienta que no posee los recursos necesarios para realizar sus funciones. Sin embargo, también puede ser el resultado de un intento de asumir más responsabilidad de la que se debería tener en el puesto.

Falta de reconocimiento

Los estudios reflejan que, de los trabajadores que renuncian a sus empleos, casi el 80% lo hacen por la falta de reconocimiento. De hecho, el 60% refleja que se siente más motivado por el reconocimiento que por la retribución económica.

El auto reconocimiento también juega un papel importante. Siempre que el empleado considere su trabajo importante y que lo realiza correctamente, se mantendrá alejado del síndrome de agotamiento.

La importancia de las comunidades

Otro aspecto muy importante que favorece o no el desarrollo del síndrome del trabajador quemado es si la persona prospera en la comunidad o es solitaria. En comunidad se comparten los elogios, el consuelo, la felicidad y el humor. Sin embargo, el trabajador independiente suele sentirse solo y es más propenso a los conflictos con los compañeros y la creación de un mal ambiente laboral. Sin duda, esto puede terminar pasándole factura.

Tipo de trato

Si el trabajador siente que es tratado injustamente en el trabajo, las probabilidades de padecer el síndrome del trabajador quemado se disparan. Con el trato injusto nos referimos a los prejuicios, el favoritismo e, incluso, el maltrato directo por parte de algún compañero.

La no confianza en los colegas, el gerente o el líder ejecutivo provoca en el trabajador una disociación psicológica con ellos. Esto se traduce en una sensación de sinsentido para el empleado.

Coincidencia de valores

Siempre que los valores empresariales no coincidan con los valores personales del trabajador, existirá un problema de coexistencia. Debes optar por aquellos empleos que no entren en conflicto moral con tus creencias. De lo contrario, jamás te sentirás bien en tu carrera profesional y terminarás padeciendo todos los síntomas del síndrome del trabajador quemado.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía