Tim Berners-Lee, el señor de la red

Imagen. Tim Berners-Lee: El creador de la 'www'. Adeccorientaempleo
 

No es tan famoso ni tan rico como Mark Zuckerberg o como lo fue Steve Jobs,  sin embargo, sin el invento de Tim Berners-Lee, ninguno de ellos hubieran alcanzado tanto reconocimiento – o al menos no en la forma que lo hicieron.

Tim Berners-Lee (Londres, Reino Unido, 8 de junio de 1955) es considerado el padre de Internet tal y como la conocemos hoy. Y si bien, con rigurosidad, el mérito es compartido, el aporte de Berners-Lee, la World-Wide-Web (WWW), ha sido lo que le permitió a la Internet estar al alcance de todo el mundo.

Los orígenes técnicos del invento se remontan a la antigua red militar de comunicaciones Arpanet, creada por el Ejército de los Estados Unidos y que permitió relacionar y comunicar ordenadores en red; luego, la tecnología específica de Internet fue desarrollada por Vinton Cerf y Bob Kahn, en la década del ’70, para poder conectar esas redes entre sí. Es decir, ya hace más de 40 años que existía el modo de que la información circule entre máquinas conectadas sin importar su ubicación; sin embargo, no había -y no lo hubo hasta el año ’89- un método efectivo para buscar, recuperar y compartir los datos. Y la World Wide Web (WWW) fue la solución al problema.

Berners-Lee se licenció en física pero heredó la pasión por las matemáticas y la computación de sus padres. Tras graduarse, el joven físico comenzó a trabajar como investigador de partículas en CERN, un laboratorio en Ginebra, y pronto entendió que era necesario encontrar un sistema para que los investigadores del laboratorios pudieran compartir fácilmente sus documentos y trabajos. Abocado al proyecto de desarrollar tal sistema, Berners-Lee tuvo la idea de compartir toda la información de sus ordenadores en una misma y única red, conectando el hipertexto con Internet y los ordenadores personales. Así, el uso de enlaces le permitió agilizar el intercambio de informaciones.

Y aunque la idea inicial fue facilitar la tarea de los investigadores, las potencialidades de la invención de Berners-Lee eran muchísimo más amplias y variadas. Gracias a este sistema, actualmente, podemos hacer uso de infinidad de servicios: enviar y recibir correos electrónicos, reproducir y compartir vídeos y música, editar fotografías, comprar y vender, buscar trabajo, utilizar las redes sociales y estar en contacto con nuestros conocidos y amigos, realizar videoconferencias y hasta trabajar remotamente…

Tim Berners-Lee, “el señor de la red” es a quien le debemos todas estas posibilidades de interactuar con otros de manera virtual. Y su mérito le ha merecido, entre muchas otras cosas, entrar en la lista de las “100 personas más importantes del siglo XX” de la revista Time y ser nombrado “Sir” (caballero) por la Reina de Inglaterra.

Pero eso no es todo. Tras brindar este aporte al mundo y convencido de que la red de redes debía ser principalmente un espacio que promoviera el cambio social y la creatividad de los individuos, el físico inglés dedicó todo su interés y esfuerzo a garantizar que su desarrollo llegue a la mayor cantidad de personas posible, conservando su gratuidad y bregando porque Internet sea cada vez más democrática y accesible.

Actualmente Berners-Lee dirige el World Wide Web Consortium (organización que coordina estándares y añade nuevas funcionalidades a la Web) y tiene una fundación del mismo nombre dedicada a asegurar su acceso gratuito: “Si la tecnología fuera patentada y estuviera bajo mi control, seguramente no habría despegado. La decisión de que la web fuera un sistema abierto era necesaria para que fuera universal”, supo declarar el padre de la red.

Categoria: Protagonista

:: EL BLOG EN LAS REDES ::