“La I+D+i no sólo debe ser tecnológica, también social y ambiental”

Imagen. Medio ambiente y la necesidad de apostar en I+D+i Adeccorientaempleo
 

Fue Concejala de Medio Ambiente de Vitoria cuando la ciudad obtuvo el título “European Green Capital” y asesora en temas medioambientales del Gobierno Vasco. En 2012, Alba Cañadas Mora abandonó la actividad política para dirigir su propia consultoría, “Desarrolla Sostenible”, desde donde colabora con empresas y ayuntamientos que no disponen de los recursos humanos o conocimiento suficiente para abordar temas ambientales y de sostenibilidad. Conversando con el Blog de Adecco, Alba nos cuenta sobre la realidad de este sector en España y sobre los desafíos de los futuros profesionales.

¿Cuándo y de qué modo comenzaste a implicarte en temas medioambientales? 

Haciendo memoria al leer la pregunta, yo diría que siempre me ha atraído la naturaleza y me han preocupado estas cuestiones. Desde pequeña he sentido sensibilidad por estas cuestiones. Enseguida tuve claro que quería ser bióloga, lo que no tenía tan claro era en qué ámbito especializarme porque todas las áreas me atraían. Mis primeras experiencias profesionales tuvieron que ver con la Cooperación al Desarrollo en Perú y posteriormente con el tratamiento de aguas residuales. Poco a poco me he ido encaminando hacia el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

¿De qué se trata “Desarrolla Sostenible” y cómo surge? 

Desde “Desarrolla Sostenible” colaboramos con empresas y ayuntamientos que no disponen de los recursos humanos o conocimiento suficiente para abordar temas ambientales y de sostenibilidad. Tras mi experiencia en la administración pública, como Concejala de Medio Ambiente de Vitoria-Gasteiz primero y como asesora de la Consejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco después, conocí la realidad precisamente de este tipo de entidades públicas y privadas y sus necesidades a este respecto. Decidí dejar a un lado mi etapa en la política y apostar por mi carrera profesional pudiendo aportar a la sociedad todo lo que he ido aprendiendo. Esto me ha permitido ligar mis dos grandes pasiones, que son el medio ambiente y el desarrollo.

Eras Concejala de medio ambiente de Vitoria cuando la ciudad recibió el premio “Green Capital” de Europa ¿Cuáles fueron/son las claves para conseguir este tipo de reconocimiento? 

Sin duda alguna, la trayectoria de la ciudad en cuestiones sociales y ambientales y la unanimidad de todos los grupos políticos en defender estas políticas, así como el apoyo de la ciudadanía que está orgullosa de esta seña de identidad.

Además de un modo de comprometernos con nuestro entorno, la sostenibilidad también representa una fuente de trabajo en expansión, ¿cómo ves a nuestro país en este sentido?

Lamentablemente no lo veo todo lo decidido que yo creo que debería estar por esta apuesta de presente y futuro. Y, el caso es que, como decís, es una fuente de trabajo en expansión, pero sobre todo porque las nuevas generaciones de personas emprendedoras entienden que sus modelos de negocio, los servicios que quieren prestar y las necesidades de las personas, deben tener en cuenta criterios de sostenibilidad. Es innegable que hay mucho trabajo por hacer en este campo, pero eso no se traduce en empleo real. No hay una conciencia real de necesidad de cambio de paradigma desde arriba, me refiero a gobierno y grandes empresas. Pongo dos claros ejemplos. Por una parte, es claro y meridiano que el pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha sido el desencadenante de la crisis económica (yo prefiero hablar de triple crisis: económica, social y ambiental). Pero el sector no se ha reinventado hacia un modelo más sostenible y sólo se habla de recuperación en este ámbito si se vuelve a construir vivienda nueva. El otro ejemplo es el de la automoción: conlleva consumo de materias primas y combustibles entre otras cosas, pero un indicador de la recuperación económica (y sólo económica) es el aumento de venta de coches… No se piensa en un modelo de desarrollo sostenible, sino en un modelo para el crecimiento económico. Mi impresión es que en otros países europeos nos llevan la delantera, pero también en América Latina hay una concienciación mucho mayor. Es por eso que estoy abriéndome camino en varios países que acogen mucho mejor los proyectos que promuevo.

¿Cuáles crees que son los retos que enfrenta el empleo verde en España y en el mundo? 

Reitero lo que he intentado trasladar anteriormente, el mayor reto es el cambio de paradigma, el cambio de mentalidad. Pensar en global, de forma generosa y solidaria. El mayor enemigo es la avaricia y el egoísmo de quienes no quieren que las formas de vida y de consumo cambien. Pero no son conscientes de que los peligros y amenazas que de ello se derivan también les van a terminar por afectar. Por tanto, el reto del empleo verde es generar nuevas ideas, servicios, colaboraciones… para facilitar darle la vuelta al sistema y asegurar el bienestar de las personas y su entorno. La I+D+i no sólo debe ser tecnológica, también social y ambiental.

¿Qué recomendaciones les daría a los jóvenes que desean dedicarse a este sector? 

Que aúnen sus pasiones e ilusiones a su desarrollo profesional y que tejan buenas redes de colaboración. El camino no es fácil y en más de una ocasión se les pasará por la cabeza la idea de abandonar. Por eso, sentirse parte de un proyecto global, común, con más gente con la que compartir propuestas, retos y también “bajones”, por qué no decirlo, ayuda a no decaer y a ver siempre la luz al final del túnel. También les aconsejo estar en constante formación (lo que no es obligatoriamente hacer másters carísimos), acudir a encuentros, foros, congresos y hacer muchos contactos, recibir newsletters con la actualidad del sector que más les interese, … También estar presente en las redes y generar un buen perfil profesional e imagen personal. Para que te encuentren tienes que estar y estar a la altura.

Categoria: Conversaciones

:: EL BLOG EN LAS REDES ::