5 consejos para sacar el máximo partido a tu jornada laboral

Imagen. Jornada laboral ¿Cómo aprovecharla? | Productividad. Adeccorientaempleo
Aprovechar bien el tiempo durante las horas de trabajo es clave para mejorar nuestra productividad y prevenir el estrés, ya que la acumulación de tareas pendientes anticipa jornadas maratonianas y muchos nervios.
 

Si eres de los que tienen dificultades para concentrarse y al final del día sientes que el tiempo se te ha ido sin saber muy bien haciendo qué, toma nota de los siguientes consejos para planificar mejor tu jornada laboral y optimizar tu tiempo.

1. Evita las distracciones

Parece más que evidente, pero mucha gente no lo tiene en cuenta y ve su productividad mermada por esa notificación de Facebook que recibe en el móvil, el mensaje sin importancia de un grupo de Whatsapp o la última foto que su hermano ha subido al Instagram. Lo mejor es que desactives ese tipo de avisos durante toda la jornada laboral, pero si no puedes hacerlo, al menos desconéctalas durante unas horas. Verás cómo el tiempo te cunde mucho más.

2. Planifica el uso del correo electrónico

En la mayoría de los puestos de trabajo se reciben muchos emails a diario. Algunos son más importantes y otros menos, pero casi todos hay que leerlos. Por eso, si no quieres estar consultando tu bandeja de entrada a todas horas, lo mejor es que hagas un planning que limite tu uso del email. Por ejemplo, puedes revisarlo nada más llegar a tu puesto de trabajo, a media mañana, antes de comer y a última hora de la tarde. El resto del tiempo, si es posible, siléncialo.

3. Establece prioridades

Muchas veces sentimos que todo lo que tenemos que hacer es importante y urgente, pero no siempre es así. Merece la pena dedicar unos minutos al comienzo del día para planificar la jornada y priorizar nuestras tareas. Hacer listas puede ayudarte con esto, ya que puedes anotar en la primera columna las cosas verdaderamente urgentes, en la segunda las que no corren tanta prisa pero conviene adelantarlas y en la tercera esas cosas extras que hay que hacer, pero que pueden llevarse a cabo en pequeños ratos libres.

4. Un solo espacio de trabajo (y que esté ordenado)

Si te distraes con facilidad, seguramente seas bastante sensible a los estímulos externos. Por eso, lo mejor es que trabajes siempre en el mismo sitio, con las mismas cosas a tu alrededor. Además, esas cosas deben estar ordenadas para que puedas concentrarte en lo principalmente importante: tu trabajo. El desorden, aunque mucha gente no sea consciente de ello, distrae.

5. Respira

Por último, no te olvides de respirar. Es una de las formas más efectivas para relajarse y, como ves, no conlleva demasiado esfuerzo. Si estás estresado y crees que no puedes con todo, además de todo lo anterior tómate un descanso, camina aunque sea dentro de la oficina y respira profundamente. Poco a poco te sentirás mejor y atisbarás la mejor manera de hacer frente a todos tus encargos.

Categoria: Mundo laboral

:: EL BLOG EN LAS REDES ::