5 frases con las que nunca encabezar tu perfil en LinkedIn

Imagen. Encabezado de LinkedIn ¡Sigue la estrategia adecuada!. Adeccorientaempleo
 

En el algoritmo de búsqueda de LinkedIn el encabezado de tu perfil ocupa el puesto número 1, lo que significa que al margen del resto de las palabras que puedas incorporar en tu información, éste tiene un mayor peso como término clave. Además, el encabezado de LinkedIn es la primera y posiblemente la única información que otros usuarios verán de ti. Aparecerá en los resultados de búsqueda, debajo de tu nombre en una invitación y en numerosos apartados del sitio.

Por todo esto, es muy importante que pienses bien las palabras que utilizarás para encabezar este perfil y que evites cometer algunos errores muy comunes que suelen hallarse en el sitio. Aquí algunos ejemplos para escribir tu encabezado de LinkedIn:

  1. “Entre el 1% de perfiles más vistos”. Sin duda, es un logro, pero no uno que merezca ocupar el titular ni que te pueda ser de mucha utilidad para encontrar empleo. Aparecer en el Top de los perfiles más vistos no es una tarea demasiado difícil de conseguir. Si, por ejemplo, eres “Sales Manager” y pones estas dos palabras en el titular, el mismo encabezado para los últimos cuatro empleos y ninguna otra información adicional, seguramente aparecerás entre el 1% de los perfiles de “Sales Manager” más vistos. Sin embargo, difícilmente quienes lleguen a tu perfil se verán interesados por lo que allí encuentren. Por otra parte, si agregas unas cuantas palabras más que puedan definir tus habilidades, conocimientos y experiencias, tal vez no aparezcas dentro del ranking de los más vistos, pero definitivamente tu cuenta será mucho más sencilla de encontrar para aquellas personas que busquen un perfil similar al tuyo.
  2. “Resolutivo”. Como tantas otras palabras de las que se ha abusado para elaborar curriculums y redactar ofertas de empleo, expresiones como: “resolutivo” “dinámico” o “proactivo”, básicamente han dejado de tener efecto y han perdido significación. En cambio, intenta reemplazar estos criterios abstractos por una breve descripción de los mayores logros conseguidos en ese sentido. Por ejemplo, “Sales Manager –  1º en ventas de la cadena”.
  3. “Experimentado”. A menos que seas un estudiante, esta frase no aportará nada nuevo ni particular a tu perfil. En general, todos los profesionales ya pueden considerarse experimentados en tanto hayan podido desempeñarse como tales. En su lugar, mostrar tus aspiraciones y logros permitirá deducir fácilmente tu experiencia en el sector al que te dedicas.
  4. “Madre”, “Esposa”, “Padre”, etc. Los comentarios más personales corresponden a otro tipo de red del estilo de Facebook o  Twitter, en LinkedIn los usuarios están más interesados en tus datos profesionales y en tu desempeño laboral. Evita este tipo de encabezado que resultará poco atractivo para posibles empleadores.
  5. “Desempleado”. Definitivamente, éste no es el término que un empresario utilizaría para encontrar a un candidato y menos aún es una palabra que defina tus éxitos o experiencia. Sin embargo, también podrías demostrar que buscas empleo con un mensaje que a la vez incluya contenido más relevante y enseñe qué es lo que tu tienes para ofrecer en el trabajo, por ejemplo, “Responsable de Recursos Humanos para trabajar en Hoteles y Eventos”.

Como puedes ver, hay muchas combinaciones posibles que te ayudarían a mejorar la efectividad de tu perfil LinkedIn, tómate unos minutos y elabora un encabezado cuyo contenido te identifique y te ayuda a encontrar el empleo deseado.

Categoria: Mundo laboral
Tags:

:: EL BLOG EN LAS REDES ::