¡Cómo ser más eficiente en 5 pasos!

Imagen: eficiencia. Cómo ser más eficiente. Adeccorientaempleo
 

Si tu eficiencia no pasa por su mejor momento y a mitad de semana sientes que las tareas te desbordan y que no encuentras manera de cumplir con todo, presta atención a estas 5 estrategias que te ayudarán a aprender a organizarte y ser más eficiente:

1. Identifica las tareas con las que más “pierdes” tiempo y aprende a simplificarlas. Suele ocurrir que podemos perder mucho tiempo en tareas muy sencillas como elegir la vestimenta apropiada o leer y responder emails. La eficiencia, en este caso, pasará por simplificar estas tareas, por ejemplo, organizando bien tu armario: deshazte de la ropa que ya no usas; define uniformes y conjuntos comodines (para tus actividades de tiempo libre, para el trabajo y para las salidas) de este modo evitarás pasar horas de la semana buscando combinaciones. En el caso de los emails, limita el tiempo que dedicas a responderlos y, si te resulta difícil entender alguno, simplemente no lo respondas o solicita aclaraciones sobre el tema.

2. Incorpora nuevas estrategias para resolver ágilmente las tareas diarias. Busca soluciones sencillas a aquellas tareas cotidianas que te resultan difíciles o que sabes que te demandarán demasiado tiempo. Mejorarás tu eficiencia si, por ejemplo, grabas una nota de voz o tomas una fotografía con el móvil cuando no puedes tomar una nota escrita.

3. Elabora rutinas para organizarte mejor y cumplir con los horarios. En el trabajo prioriza las tareas que se resuelven fácilmente y aquellas que ya no pueden esperar. Elabora una lista de tareas pendientes y ve solucionando una cada día. Pero recuerda el viejo dicho “no dejes para mañana aquello que puedes resolver –rápidamente- hoy”. Durante el día, respeta horarios de comidas, ejercicio y sueño.

4. Elimina elementos de distracción cuando trabajas. Cierra las pestañas o ventanas que no usas en el ordenador. No tengas abiertas las redes sociales ni encendidas las notificaciones del móvil, que pueden minar tu eficiencia. Si necesitas distraerte, ve a por un café o sal a tomar el aire.

5. Anticípate. Una agenda o libreta de anotaciones te permitirá organizar el día y adelantar tareas. Anticípate a los días más difíciles de la semana resolviendo todo cuanto puedas en las jornadas más tranquilas. Si la noche anterior a un día complicado puedes seleccionar tu ropa y preparar tu bolso, ya te habrás ahorrado al menos unos 15 minutos del día.

Siguiendo algunas simples reglas de trabajo podrás aumentar tu eficiencia en muchas tareas y evitarte mucho estrés. Incorpora estas estrategias y elabora las tuyas propias para lograr una vida más saludable y productiva.

Categoria: En positivo

:: EL BLOG EN LAS REDES ::