¿Sabes qué responder cuando tu jefe te pregunta qué tal lo está haciendo?

Imagen. Consejos para dar feedback a tu jefe. Adeccorientaempleo
 

La mayoría de los trabajadores sueñan con tener un jefe cercano, con el que se pueda hablar en tono distendido y al que se le puedan plantear todo tipo de cuestiones laborales, incluidas las más espinosas. En otras ocasiones, ya te hemos hablado de como tú, como empleado, deberías aprender a aceptar las críticas constructivas. A veces, no obstante, son ellos los que quieren tener feedback sobre su labor al frente de un equipo y un día se dirigen a ti directamente para preguntarte qué tal crees que hacen su trabajo. Lo más probable es que, llegado el momento, no sepas qué responder. Seguro que tienes en mente alguna mejora, pero quizá te dé miedo plantearla por si acaso no es bien recibida y te cuesta el puesto. No temas, con estos consejos podrás ser franco y, al mismo tiempo, educado y agradable.

  1. Presta atención a la comunicación no verbal durante el feedback

Por supuesto, en una situación como esta debes cuidar tus palabras e intentar que sean lo más constructivas posibles. Pero no te olvides tampoco de la comunicación no verbal, pues dice mucho acerca de nosotros. Presta atención, por tanto, a tu postura y los gestos para que estos sean distendidos y relajados. Y estate atento a las reacciones del cuerpo de tu superior, ya que serán esas señales las que te permitirán saber cómo está encajando tu mensaje.

  1. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Aunque quizá necesites algo de tiempo para articular tu respuesta, lo cierto es que te conviene proporcionar el feedback que te han pedido lo antes posible. De nada te servirá buscar y rebuscar en tu memoria hasta encontrar esos fallos que se han quedado grabados. Es mejor que centres tu atención en el día a día y dejes los reproches para otro momento.

  1. Mejor con ejemplos específicos

Mucha gente tiene problemas para encajar las críticas, por lo que te recomendamos acotar tus palabras e intentar ser lo más preciso posible cuando tengas que plantear alguna mejora en su comportamiento. Con ejemplos prácticos y exactos, evitarás que tu interlocutor se haga una idea equivocada de lo que quieres decir.

  1. Sé constructivo y utiliza argumentos

Como señalábamos en el primer punto, hay que prestar atención a lo que decimos y cómo lo decimos. Aunque nos hayan preguntado directamente nuestra opinión, a nadie le gusta recibir críticas y críticas sin justificar. Por eso, es una situación como ésta es mejor empezar recalcando alguna cuestión positiva de su labor como jefe para, después, ir introduciendo alguna mejora.

  1. Sé agradecido

Por último, no te olvides de mostrarte agradecido porque te haya pedido tu opinión. Al fin y al cabo, si lo ha hecho es porque valora tus aportaciones y cree que puede aprender de ellas. Quizá pueda ser un buen momento para devolver la pregunta y saber qué piensa de tu día a día como trabajador. Eso sí, si haces algo así tú también debes estar abierto a las posibles críticas y recomendaciones

Categoria: Mundo laboral

:: EL BLOG EN LAS REDES ::