Tipos de contrato de trabajo en España

Publicación
12 de septiembre de 2019
Lectura: 4 minutos
Contratada

Independientemente del tipo de contrato del que se trate, en este documento se establecen los siguientes aspectos:

  • Actividades o servicios que desempeñará el empleado.
  • Remuneración mensual o anual por el trabajo realizado.
  • Derechos y obligaciones para la empresa y el trabajador.
  • Resto de condiciones generales acordadas entre ambas partes.

Cuanto más detallado esté el contrato laboral a la hora de la firma, menos conflictos surgirán entre ambas partes en futuras negociaciones. Si la empresa considera necesario un periodo de prueba, la duración del mismo también debe estipularse en este contrato.

No hace mucho tiempo, en España existían más de 40 tipos de contrato laborales. Sin embargo, en la actualidad se han reducido a 4 posibilidades. Es importante que, al entrar a una nueva empresa o negociar tus condiciones laborales, conozcas los tipos de contrato de trabajo vigentes.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

Tipos de contrato de trabajo vigentes

Los 4 tipos de contrato laboral vigentes en España son los siguientes:

  • Contrato de trabajo temporal
  • Contrato de trabajo en prácticas
  • Contrato de trabajo formativo o de formación y aprendizaje
  • Contrato de trabajo indefinido

En la actualidad, España se ha convertido en el país líder de los contratos laborales temporales en Europa. La precariedad laboral sigue vigente, aunque poco a poco la situación parece ir mejorando.

Contrato de trabajo temporal

Como indica su nombre, se trata del contrato que establece una relación laboral por tiempo determinado. La jornada podrá ser parcial o completa. Según el Ministerio de Empleo, este tipo de contrato se realizará por escrito salvo en los casos en que la duración de este sea inferior a 4 semanas a jornada completa.

Existen varios tipos de contrato temporales:

Por obra o servicio

Con esta contratación se cubren aquellos puestos de trabajo por obras o servicios dentro de la actividad empresarial. La duración de la prestación finalizará cuando finalice la obra o servicio por la que se contrató al trabajador. Con el tiempo, puede convertirse en contrato indefinido.

Contrato de interinidad

Se realiza con el objetivo de sustituir a aquellos trabajadores de la plantilla que, al finalizar el contrato, conservan su puesto laboral. Su duración debe coincidir con el tiempo que el trabajador de la empresa debe ser sustituido (por ejemplo, las bajas maternales). La jornada laboral será la misma que la de la persona sustituida: completa, parcial o reducida.

Contrato eventual por circunstancias de la producción

En este caso, el principal objetivo de este tipo de contratos consiste en cubrir las necesidades por circunstancias de la producción, exceso de pedidos, acumulación de tareas o situaciones similares. El periodo máximo para este tipo de contratos es de 6 meses y la jornada podrá ser parcial o completa. Puede convertirse en contrato indefinido transcurrido el medio año.

Otros

  • Primer empleo joven.
  • Contratación de personal en situación de exclusión social; víctimas de violencia doméstica, de género o víctima de terrorismo.
  • Contrataciones a mayores de 52 años con subsidios por desempleo.
  • Jubilaciones parciales.
  • A tiempo parcial con vinculación formativa.
  • Para personas con alguna discapacidad.
  • Para investigadores.
  • Para menores y jóvenes en centros de protección al menor…

Contrato de trabajo en prácticas

Con este tipo de contratos se procura que el trabajador adquiera la práctica profesional acorde a su nivel formativo. Por ello, el candidato debe estar en posesión de un título universitario, de FP o alguna certificación profesional acreditada.

Contrato de trabajo formativo o de formación y aprendizaje

Es el contrato perfecto para que los jóvenes finalicen su cualificación profesional a la vez que desempeñan una profesión. Este tipo de contrato se realiza siempre que el candidato:

  • Sea menor de 25 años. Además, si la tasa de paro está por debajo del 15%, el trabajador puede ser menor de 30 años.
  • No posea la cualificación necesaria para acceder a un contrato en prácticas.

La duración del contrato formativo será de entre 6 meses a 3 años. No podrá ser a tiempo parcial y el trabajador estará exento de realizar horas extraordinarias, trabajos por turnos o nocturnos. Ello se debe a que el trabajador deberá dedicar el 25% de la jornada a la formación durante su primer año de contrato y el 15% durante el segundo.

Contrato de trabajo indefinido

A diferencia del resto de tipos de contrato laborales en España, el indefinido no establece límite de tiempo en la prestación de los servicios. Solamente se rompe cuando una de las dos partes decide dar por finalizada la relación laboral. En esta ocasión la jornada podrá ser parcial, completa o mediante prestación de servicios fijos discontinuos.

Los contratos indefinidos podrán ser verbales o por escrito. Existen excepciones como los contratos acogidos al programa de fomento del empleo, contratos a tiempo parcial, de relevo y fijos discontinuos, los trabajadores remotos y aquellas contrataciones en España para dar servicio a empresas españolas en el extranjero. Siempre estarás en tu derecho de exigir que el contrato indefinido se formalice por escrito.

Estos son los 4 tipos de contrato laboral vigentes en España. Dependiendo de tu experiencia, formación o necesidades de la empresa, te encontrarás con uno u otro. Dada tu trayectoria profesional, ¿qué tipo de contrato has firmado en más ocasiones?

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía