Cómo superar el periodo de prueba en el trabajo

Publicación
11 de septiembre de 2019
Lectura: 4 minutos
Tiempo de prueba

¡Enhorabuena! Has sido elegido entre todos los candidatos al puesto de trabajo. Llega el momento de superar el periodo de prueba. No te asustes. Aunque es normal que vuelvan a invadirte los nervios, eres más que capaz de desarrollar las funciones que te encarguen. Por algo has sido seleccionado entre cientos de aspirantes. ¡Tú vales mucho!

El periodo de prueba no es más que el tiempo que se toma la empresa para verificar que su decisión al apostar por ti es la adecuada. Durante este intervalo podrás demostrar que realmente estás preparado para desarrollar el empleo. Emplea este periodo en conocer a fondo las condiciones de trabajo e impresiona a tus superiores con tu saber hacer.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Las organizaciones no están obligadas a imponer periodos de prueba. Se trata de un acuerdo entre empleado y empresa. En este tiempo el trabajador poseerá todos los derechos como empleado y, a la finalización de este, será la empresa y el subalterno quienes tomen la decisión de continuar con el contrato o no.

La duración de este periodo de prueba dependerá de la categoría profesional y el gremio. Lo habitual suelen ser intervalos de entre tres y seis meses, aunque en ocasiones pueden limitarse a un par de meses. Sea como sea, este concepto debe aparecer como una cláusula dentro del contrato. De no ser así, no hay periodo de prueba y el trabajador es contratado automáticamente tras la firma.

Superar el periodo de prueba

En realidad, no es difícil superar el periodo de prueba. Déjate guiar por tu formación, experiencia y los conocimientos que posees y desarrolla con tranquilidad las nuevas funciones que te asignen.

Ten en cuenta que todo trabajador requiere un periodo de adaptación a la empresa. Por ello, el nivel de exigencia nada más incorporarte será menos intenso. De hecho, ésta irá aumentando progresivamente con el paso de los meses o años. Durante tu adaptación y/o formación, procura esforzarte y mantén la calma. Ten en cuenta que en algún momento te pondrán en situaciones límite. Con esto no se pretende que salves a la empresa, sino que muestres al jefe cómo te desenvuelves frente a las adversidades.

Cuanto menos dure el periodo de prueba, mejor valorado estarás en la empresa. Habrás demostrado que necesitas poco aprendizaje y que sabes cómo desenvolverte. Esto será muy bien valorado por la empresa.

Eso sí, jamás acortes por tu cuenta este tiempo de prueba para impresionar a tus superiores. En caso de no haber entendido algo o necesitas que te lo repitan para estar más seguro, hazlo. Será mejor que no saber cómo reaccionar en un futuro cuando estés trabajando por tu cuenta dentro de la organización.

Consejos a seguir para superar el periodo de prueba

Durante este tiempo, tu actitud debe ser profesional y seria. Los chascarrillos y bromas con los compañeros no son tabú, pero debes transmitirles a ellos y a tus superiores que eres una persona responsable y sensato.

Los siguientes consejos te ayudarán a superar el periodo de prueba. ¡No le tengas miedo!:

Toma notas

No estás en el colegio, pero seguramente te expliquen una metodología que no conoces. Por ello, es importante que tomes notas de toda la información que te faciliten. No te dejes cosas en el tintero por pensar que son irrelevantes. Nunca se sabe cuándo podrás necesitarlas.

Además, el primer día de trabajo te presentarán a un montón de compañeros. Apunta sus nombres y roles y, una vez en casa, ordena la información para no perder detalle de cada uno de ellos.

Muestra una actitud optimista y amable

Al mostrarte amable y optimista, tus compañeros te tratarán de la misma manera. Esto se traslada a todos los aspectos de la vida, tanto dentro como fuera de la oficina.

No te quedes con dudas

Si no has entendido algo o necesitas que desarrollen un poco más algún concepto, pregunta. No solo sabrás cómo reaccionar en un futuro, sino que estarás mostrando interés hacia la empresa. Tus compañeros y superiores verán positivamente tu proactividad y ganas de realizar bien el trabajo.

Prohibido hablar mal de la gente

Seguramente no todos tus nuevos compañeros te caigan bien. O puede que no hayas tenido un buen día. No permitas que el encontronazo con algún colega vaya más allá y mucho menos hables mal de él. Intenta solventar la diferencia con esta persona a la mayor brevedad posible.

Así, no solo beneficiarás a la empresa. También estarás favoreciendo un buen ambiente laboral y te evitarás malas caras con los compañeros. ¡A nadie le gusta encontrarse todos los días con quien no se lleva bien!

Adiós quejas

Las quejas no sirven más que para perder el tiempo y energía. Ante cualquier imprevisto, céntrate en buscar soluciones y muestra lo eficaz que realmente eres. Solo así conseguirás el éxito. De lo contrario, simplemente serás el quejica de la oficina y nadie podrá contar contigo.

Aprende rápidamente la política y normas de la empresa

Al tener conocimiento de los calores y ética de la empresa, te será más fácil comprobar si realmente coinciden con los tuyos. En caso de no ser así, te resultará muy difícil ser productivo y nunca te sentirás cómodo en el trabajo.

Ya tienes en tu poder todo lo necesario para superar el periodo de prueba en cualquier trabajo. Como ves, no se trata de cosas difíciles, con lo que no debes tenerle miedo. Ponte manos a la obra y consigue el empleo que realmente deseas.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía