Qué no poner en el currículum

Publicación
21 de julio de 2020
Lectura: 4 minutos

Os hemos hablado muchas veces sobre los datos que deben quedar reflejados en vuestro cv. Sin embargo, nunca os habíamos comentado que hay cierta información que debería omitirse. El objetivo de esta “carta de vida laboral” es la de encontrar trabajo. Por ello, hoy nos centraremos en qué no poner en el currículum.

Redactar un buen currículo no siempre es tarea fácil. Debes evaluar qué experiencia es relevante para reflejarla, la longitud del texto, el formato adecuado, si pones o no una foto de perfil, etcétera.

Sois muchos los que, al haceros este tipo de preguntas, os cuesta dar una respuesta rápida y sin dudar. Por ello, lo más probable sea que vuestros cv muestren una serie de errores que no interesan a los reclutadores y hacen que os descarten del proceso de selección.

No te preocupes, en Adecco estamos para ayudarte a encontrar empleo y te vamos a enseñar qué errores no debes poner en el currículum.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

Errores que jamás debes poner en el currículum

Toda tu experiencia no es igual de importante

Sí, que tu cv cuente qué experiencia laboral has tenido es importante. Sin embargo, no todo lo que hayas hecho hasta el momento les interesa a los reclutadores. Por ejemplo, si te acabas de licenciar en derecho, a nadie le importa si durante los veranos has trabajado de socorrista o poniendo copas en un bar. Sin embargo, si cuentas con prácticas en una gestoría o despacho de abogados, debes destacarlo en tu historia de vida profesional.

Estado civil NS/NC

Tu vida personal es eso, tuya. Los reclutadores buscan conocer tus habilidades y aptitudes para desarrollar un trabajo, no tu vida sentimental. Además, el hecho de indicar tu estado civil podría considerarse como un intento de influir a la hora de tomar la decisión de contratarte.

Poner en el currículum la edad no es obligatorio

Tras publicarse los últimos datos de paro vemos que, tanto jóvenes menores de 25 años como personas mayores de 45 años, lo tienen un poco más difícil que el resto para acceder al mercado laboral. Por ello, si no quieres que hagan discriminación por edad en el proceso de selección, será mejor que no indiques cuántos años tienes.

Es ilegal que una empresa te solicite desvelar este tipo de información. Lo mismo ocurre con las fotos de perfil. Ninguna de estas dos situaciones es obligatoria a la hora de redactar el cv. La empresa debe valorarte por tu experiencia, formación y capacidades. No por tu edad ni tu aspecto.

Sé siempre sincero

Mentir no te permitirá llegar lejos profesionalmente. No te la juegues inflando tu formación ni experiencia. Resulta más eficaz la sinceridad. Además, estarás mostrando al reclutador que no tienes reparos a la hora de reconocer tus limitaciones, lo que te permite seguir aprendiendo y mejorando.

Elige un tono impersonal

No redactes el currículo en primera persona. Resulta mucho más profesional el estilo indirecto. Además, el reclutador ya sabe que el cv se refiere única y exclusivamente a ti. No es necesario que se lo recuerdes más veces.

Por ejemplo, si tienes un par de años de experiencia en algo determinado, en vez de poner “he trabajo X años en esta empresa, encargándome de X funciones” pon “nombre del cargo en esta empresa X años, encargado de X funciones”.

Deja un correo electrónico profesional

A la hora de poner en el currículum un mail de contacto, por favor, no emplees el mismo que das a tus amigos. Por muy divertido y original que pueda resultarte, la impresión que se llevará el reclutador si ve un correo como lalocadel5@gmail.com no será muy favorable.

Créate una nueva cuenta de correo electrónica gratuita en cualquier servidor. Pero asegúrate de que el alias que emplees sea serio y profesional. Por ejemplo, si te llamas Jorge Montes Pérez puedes optar por jorgemp83@gmail.com o jmontesperez@gmail.com.

Tu teléfono de contacto no necesita obviedades

Con esto nos referimos a que no es necesario que pongas “número de teléfono” o “teléfono de contacto” antes del número en sí. Todo el mundo sabe a qué hace referencia el número de 9 cifras, mucho más si le pones el prefijo del país delante.

Olvídate de las RRSS no profesionales

Sabemos la gran variedad de redes sociales que nos brinda Internet. A la hora de buscar trabajo, debes centrarte exclusivamente en las redes profesionales. Al reclutador no le interesa tu Instagram o similar. Sin embargo, tu presencia en LinkedIn le resultará de lo más pertinente.

Poner en el currículum tus referencias

Hasta hace poco tiempo, a la hora de redactar un cv se indicaba que, si querían ver tus referencias, tenían que solicitártelas primero. En la actualidad esta práctica no solo no es útil, sino que puede resultar contraproducente a la hora de encontrar empleo.

Si dispones de ellas, detalla en el currículum cuáles son. En caso de no tenerlas, no pongas nada. Si cuentas con experiencia previa, el reclutador ya sabe dónde contactar si necesita información extra de ti.

Como ves, son puntos bastante obvios si te paras a pensarlos un poco. Sin embargo, nunca está de más un pequeño recordatorio sobre qué no poner en el currículum. Estamos seguros de que, con estos consejos, encontrarás trabajo rápidamente. ¡Ánimo!

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía