La crisis del Coronavirus nos cambiará la vida durante años

Publicación
23 de marzo de 2020
Lectura: 4 minutos

La crisis del Coronavirus, al igual que cualquier crisis económica, dejará su huella. La gran depresión provocó una actitud de «no desperdiciar» que definió los patrones de consumo durante décadas. La hiperinflación en la República de Weimar todavía persigue la política alemana. La crisis financiera de Asia dejó a la región atesorando la mayor colección de divisas del mundo.

Más recientemente, la crisis financiera mundial de 2008 abrió una brecha a través de democracias maduras que aún resuenan, con trabajadores que experimentaron ganancias salariales en la década posterior.

Esta vez experimentamos una emergencia de salud pública que está sacudiendo la economía mundial. En solo unas semanas, nos hemos acostumbrado a usar mascarillas, abastecernos de lo esencial, cancelar reuniones sociales y de negocios, descartar planes de viaje y trabajar desde casa.

Los rastros de tales hábitos perdurarán mucho después de que los bloqueos por la crisis del Coronavirus se levanten. Se fomenta el teletrabajo y la flexibilidad laboral en todos aquellos puestos que lo permitan. Y se espera que, conquistado el COVID-19, estos cambios sigan aplicándose en el mercado laboral.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Impacto de la crisis del Coronavirus

Debido al impacto de la crisis del Coronavirus, acudir a las universidades o centros de formación se ha visto prohibido. Para que los alumnos no queden relegados, estas instituciones deben prepararse para poder seguir educando online.

El sector turístico está experimentando el golpe más drástico, con vuelos, cruceros, hoteles y la red de empresas que se alimentan del sector en dificultades. Si bien los turistas sin duda estarán ansiosos por explorar el mundo y relajarse nuevamente en la playa, puede pasar algún tiempo antes de que la industria que se recupere.

El virus también afecta a la política económica, creando nuevas prioridades. Los bancos centrales están nuevamente en modo de emergencia, mientras que los gobiernos se las ven y desean para asignar dinero que apoye a los sectores en dificultades. La higiene está aumentando las agendas gubernamentales y corporativas; de hecho, ya se han implantado estándares de limpieza obligatorios.

Este brote no tiene precedentes en términos de su naturaleza de incertidumbre y el impacto social y económico asociado. Los controles fronterizos más estrictos, la cobertura de seguro más amplia y los cambios duraderos en los patrones de trabajo y desplazamiento serán solo algunos de los cambios microeconómicos que perdurarán mucho después del virus.

La pandemia y el mercado laboral

El problema más grave asociada a esta crisis del Coronavirus es, sin duda, el bienestar y la salud de las personas. A continuación, contamos con la crisis económica y el impacto en el mercado laboral actual. No resulta sencillo predecir cómo ni cuándo volveremos a algún tipo de normalidad.

Lo más probable es que esa vuelta a la normalidad nunca vuelva a ser igual. Por ello, seguramente el mercado laboral experimente una transformación fundamental durante estos meses.

Pero ¿cómo será el impacto de la crisis del Coronavirus en el mercado laboral? ¿Podremos prepararnos para hacerle frente una vez venzamos al COVID-19? Para lograrlo, lo ideal es tener presente cuáles son estos cambios.

Aunque la situación continúa evolucionando diariamente, ya podemos algunas tendencias y problemas emergentes.

Tendencias laborales tras la crisis del Coronavirus

El teletrabajo pisa fuerte

El trabajo remoto ha llegado para quedarse. Sin duda, “trabajar desde casa” hará que nos replanteemos como mantener el trabajo en equipo, la colaboración y comunicación y la productividad. En este sentido, podremos darnos cuenta de si estábamos o no sacando el máximo provecho a la tecnología con la que ya contamos.

No es la primera vez que os hablamos de los beneficios del trabajo remoto, pero nunca está de más insistir que los estudios reflejan un aumento de hasta el 43% en la productividad del teletrabajo. Esta crisis servirá para convencer a aquellas empresas reticentes a fomentar este tipo de trabajo de sus ventajas.

Es el momento de que las empresas capaciten y formen a sus empleados para ser más efectivos virtualmente. Todas las fuerzas laborales deberán actualizar sus habilidades digitales. Por su parte, los líderes deben incorporar nuevas rutinas que fomenten la colaboración, la productividad y el bienestar de los equipos de trabajo.

Junto con la capacitación digital y la infraestructura mejorada, la cultura corporativa hacia el trabajo remoto también debe evolucionar para respaldar esta práctica.

Nuevas habilidades de liderazgo

Todo líder se verá puesto a prueba con la crisis del Coronavirus. Somos conscientes de que los líderes ya han ido evolucionando en sus habilidades para lograr el éxito con los diversos equipos de trabajo.

Sin embargo, esta pandemia hace que la necesidad de un nuevo conjunto de habilidades y capacidades de liderazgo sea todavía mayor. Antes de esta emergencia sanitaria, la mayoría de las empresas tenían trabajadores bajo un mismo techo. Superada esta crisis, el trabajador remoto será la nueva normalidad. Por ello, los líderes deben aprender a liderar de forma remota, en lugar de hacerlo presencialmente.

De ahí la necesidad de desarrollar otras habilidades de liderazgo. Algunas organizaciones resultarán críticas para que estos líderes alineen, motiven y sigan de cerca los proyectos y el desempeño de los trabajadores. Se espera de estos perfiles que posean una cultura empresarial férrea, valores profundamente arraigados, excelentes habilidades de comunicación y capacidades integrales de realizar informes, sistemas y procesos.

Con relación a las soft skills, los líderes que triunfen en el futuro inmediato serán aquellos que sean ágiles, orientados a objetivos, con mentalidad fuerte y capaces de establecer relaciones que incluyan a todo tipo de trabajadores, independientemente de donde se encuentren geográficamente.

Necesidad de un nuevo contrato social

La evolución del mercado laboral ha generado un aumento en el número de trabajadores flexibles. Sin embargo, la crisis del Coronavirus ha dejado en evidencia su vulnerabilidad laboral.

Resulta alentador ver que algunos gobiernos aplican la remuneración legal por enfermedad a los autónomos y a las empresas que extienden la protección a su personal independiente o temporal. Sin embargo, estas medidas de emergencia resaltan algo que hemos estado defendiendo desde hace algún tiempo: necesitamos un nuevo contrato social. Éste debe garantizar que todos los trabajadores tengan la red de seguridad social que necesitan. Hoy en día aún no sabemos cuando terminará la crisis del Coronavirus. Pero queda claro que la forma en la que trabajamos habrá cambiado para siempre.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía