Habilidades de gestión: definición y ejemplos

Publicación
18 de agosto de 2021
Lectura: 5 minutos
Gestión

A medida que avanzas en tu carrera, adquieres experiencia y amplías tu conjunto de habilidades de gestión, podrías considerar asumir una función administrativa. Los roles de gestión a menudo incluyen la responsabilidad de gestionar proyectos, liderar un equipo de personas o una combinación de ambos.

Cuando un empleador te asciende o te contrata para un puesto gerencial, confía en ti para tomar decisiones importantes y ayudar a construir y ejecutar planes que afectarán a los resultados de la empresa. Desarrollar un conjunto de habilidades de gestión puede ayudarte a tener éxito en estas responsabilidades.

Ya sea que te estés preparando para futuros puestos de liderazgo o seas un gerente que busca crecer y mejorar sus habilidades, la siguiente información, consejos y ejemplos de habilidades de gestión pueden ayudarte.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

¿Qué son las habilidades de gestión?

Hay dos tipos de habilidades de gestión que necesitas para sobresalir en tu carrera: habilidades duras y habilidades blandas. Para ser un gerente exitoso, necesitas desarrollar ambas.

Las habilidades duras son habilidades técnicas que se pueden enseñar. Se aprenden a través de la escuela, la capacitación y la experiencia laboral. Por ejemplo, si es un ingeniero de software, una de sus habilidades duras puede ser el dominio de los lenguajes de programación. Como gerente, es importante desarrollar estas habilidades para que puedas guiar a otros de manera efectiva en el perfeccionamiento de esas mismas habilidades.

Por otro lado, las habilidades blandas son aplicables en cualquier función o industria y, a menudo, son incluso más importantes para la gestión que las competencias técnicas. Generalmente, las habilidades blandas o soft skills se desarrollan con el tiempo al administrar tus responsabilidades e interactuar con los demás. La resolución de problemas, la gestión del tiempo y la comunicación verbal son ejemplos de habilidades sociales importantes.

Si bien las habilidades duras son clave al completar tareas específicas, las habilidades blandas son esenciales al dirigir personas, supervisar proyectos y tomar decisiones informadas.

Habilidades de gestión clave

Las habilidades de gestión más eficaces que debes desarrollar, independientemente de tu departamento o industria, se pueden agrupar en cinco categorías principales:
1. Liderazgo
2. Planificación
3. Estrategia
4. Comunicación
5. Organización

A continuación se muestra un desglose de cada categoría con varios ejemplos.

1. Liderazgo

Como gerente, probablemente serás responsable de supervisar el trabajo de los demás y de motivar a un equipo hacia un objetivo común. También puedes ser responsable de dirigir reuniones, asignar cargas de trabajo y respaldar la colaboración entre equipos y departamentos. 

Las habilidades de liderazgo bien desarrolladas te ayudarán a coordinar tareas y dirigir a todas las partes para garantizar que el trabajo se complete de acuerdo con el plan y se termine a tiempo.

Estas también son las habilidades de gestión que necesitarás para manejar adecuadamente las tareas de liderazgo, como las evaluaciones de los empleados y el desarrollo profesional.

Ejemplos de habilidades de liderazgo:

  • Decisión
  • Formación de equipos
  • Empatía
  • Confianza
  • Crítica constructiva
  • Delegar tareas
  • Empoderamiento
  • Integridad
  • Tutoría
  • Motivar a los demás
  • Paciencia
  • Gestión de relaciones

2. Planificación

Ya sea que estés administrando personas, proyectos o una combinación de ambos, la capacidad de preparar una visión para el futuro y diseñar estrategias de soluciones es esencial para una buena administración. Las habilidades de planificación ayudan a establecer metas y determinar el camino más eficiente para cumplir con los objetivos.

Ejemplos de habilidades de planificación:

  • Habilidades cognitivas
  • Adaptabilidad
  • Desarrollo de negocios
  • Pensamiento crítico
  • Flexibilidad
  • Razonamiento lógico

3. Estrategia

Un gerente estratégico es alguien que puede detectar ineficiencias e identificar rápidamente soluciones a los desafíos. También puede reconocer los pasos que debe seguir cada miembro del equipo para superar obstáculos y completar proyectos.

Ejemplos de habilidades estratégicas:

  • Pensamiento estratégico
  • Resolución de problemas
  • La resolución de conflictos
  • Creatividad
  • Pensamiento analítico

4. Comunicación

Para liderar personas y proyectos de manera efectiva, debes ser capaz de comprender las necesidades y los objetivos de la empresa y transmitir esta información a los demás mediante una instrucción sencilla y directa. 

Las habilidades de comunicación bien desarrolladas garantizarán que puedas traducir la información más precisa a las personas adecuadas en el momento adecuado. Los grandes comunicadores escuchan activamente, retienen bien la información y la transmiten de manera eficiente a los demás.

Ejemplos de habilidades de comunicación:

  • Escucha activa
  • Colaboración
  • Comunicación interpersonal
  • Negociación
  • Persuasión
  • Hablar en público
  • Comunicación verbal
  • Comunicación escrita
  • Entrevistando
  • Construyendo relaciones

5. Organización

Como gerente, tendrás que equilibrar muchas tareas al mismo tiempo. A menudo, esto significa supervisar múltiples cronogramas de proyectos, fechas límite y eventos del calendario, como reuniones, conferencias y presentaciones. 

Excelentes habilidades de gestión organizativas te ayudarán a mantenerte al tanto de tu trabajo, reducir el estrés, evitar que tú y tu equipo perdáis fechas críticas y garantizar que se pueda encontrar la información cuando más se necesite. 

Mantenerse organizado mejorará el flujo de trabajo y garantizará que se puedan completar las tareas de la manera más eficiente posible. También será un gran ejemplo para cualquier empleado que pueda informarte.

Ejemplos de habilidades organizativas:

  • El establecimiento de metas
  • Habilidades administrativas
  • Gestión de proyectos
  • Gestión del tiempo
  • Gestión de plazos
  • Coordinación de eventos
  • Mantenimiento de registros
  • Planificación

Consejos para tener éxito en un rol de gerente

Asumir un puesto directivo puede ser una oportunidad gratificante para contribuir de manera significativa a una organización, asumir nuevas responsabilidades y hacer crecer tu carrera profesional. 

Ya sea que estés solicitando tu primer puesto administrativo o hayas estado en una posición de liderazgo por un tiempo, desarrollar tus habilidades de gestión te ayudará a lograr el éxito.

Aquí hay tres cosas que puedes hacer para desarrollar las habilidades gerenciales enumeradas anteriormente para asegurarte de estar listo para los desafíos de un nuevo rol.

1. Busca oportunidades para liderar

Como todas las habilidades profesionales, las habilidades de gestión requieren práctica. Para ayudar a prepararte, busca oportunidades para liderar dentro de tu puesto actual. Por ejemplo, ofrécete como voluntario para gestionar proyectos y dirigir reuniones. Esto puede ayudarte a identificar y mejorar tus áreas de oportunidad. Una vez que hayas resaltado las posibles debilidades, puedes dedicar tiempo a trabajar en ellas.

2. Encuentra un modelo a seguir

Busca grandes líderes tanto dentro como fuera de tu organización y tómate el tiempo para observar cómo interactúan con los demás. Presta mucha atención a los rasgos de carácter que exhiben, cómo se comportan bajo presión y qué hacen cuando se enfrentan a desafíos complejos. 

Considera la posibilidad de pedirle a otro líder que te oriente para ayudarte a desarrollar tus habilidades de gestión. Si bien se necesita tiempo y experiencia para convertirse en un gerente exitoso, el consejo de un líder consumado puede ayudarte a comprender los obstáculos y las circunstancias que puedes enfrentar al liderar un equipo.

3. Solicite feedbacks

Si bien la autoevaluación es importante, pedir comentarios a los demás puede ayudarte a identificar áreas para mejorar que de otro modo podrías haber pasado por alto. La próxima vez que tengas una evaluación de empleados, pídele a tu supervisor comentarios sobre tu organización, planificación y estrategia, comunicación y habilidades de gestión de personas. 

Una vez que conozcas tus fortalezas y debilidades en estas áreas, puedes continuar desarrollando tus mejores atributos y trabajar en áreas de mejora. Esto ayudará a garantizar que estés bien preparado para las demandas de un rol de liderazgo.

Para muchos profesionales, alcanzar un puesto directivo es un punto de inflexión en su carrera. Tener experiencia en liderazgo en sus currículum puede aumentar su potencial de ingresos y ayudarlos a obtener puestos más altos. Además, desarrollar sus habilidades de gestión los preparará mejor para manejar una variedad de responsabilidades y superar los desafíos que enfrenta en sus trabajos actuales, incluso si aún no están en una posición de liderazgo.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía