Gestionar la salud mental durante el confinamiento por el Coronavirus

Publicación
30 de marzo de 2020
Lectura: 4 minutos

A medida que el Coronavirus continúa propagándose en España, el gobierno ha implementado un bloqueo en el país, lo que significa que se deben evitar todos los viajes no justificados. Las nuevas medidas también han visto cerrarse bares, restaurantes, cines y teatros, mientras que a las personas se les ha pedido que trabajen desde casa siempre que sea posible. Además, debemos estar confinados en nuestros hogares para evitar la propagación del virus. Ahora bien, ¿cómo lograr gestionar la salud mental durante este aislamiento social?

El largo período de aislamiento es una medida necesaria para guardar la salud pública. Sin embargo, es probable que tenga un impacto perjudicial en la salud mental de la población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado una guía de salud mental para personas confinadas por ley o que se autoconfinan motu propio. Según esta organización, “esta época de crisis está generando estrés en la población«.

Entonces, ¿qué debemos hacer si vemos alterada nuestra salud mental durante el aislamiento? ¿Existen maneras de salvaguardar nuestro bienestar emocional y mental durante un período potencialmente prolongado de confinamiento y soledad?

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Consejos para salvaguardar la salud mental durante el confinamiento

Tómate respiros cada poco tiempo

Uno de los principales problemas con el autoaislamiento es que perdemos los momentos de descansos que solemos tomar a lo largo del día. Por ejemplo, camino al trabajo puedes desviarte un momento para ir a tu cafetería favorita o saludar a alguien en la calle. Hay infinidad de cosas durante el día que nos ayudan a despejarnos sin siquiera darnos cuenta.

Cuando estás solo en casa eso no sucede, y el efecto acumulativo resulta masivo, especialmente al cabo de un par de semanas. Para solventarlo, debemos crear distracciones motivadoras, algo que genere una sensación de logro. Podría ser un nuevo ejercicio, aprender un poco de otro idioma, hablar con alguien en FaceTime o unirse a un grupo de libros online, por poner algunos ejemplos.

Lleva una dieta sana y logra gestionar la salud mental

Cuando estás en casa, puede ser tentador sentarse en el sofá e hincharse a picoteo y bocadillos para evitar el aburrimiento. Haz tu mejor esfuerzo para comer bien. Si no tienes quien pueda facilitarte comidas equilibras, apúntate a las entregas a domicilios de tu supermercado más cercano.

Echa un vistazo para ver si hay grupos de apoyo de la comunidad en tu área local que puedan brindar apoyo con las compras. Practicar ejercicio dentro de casa también ayuda a hacernos sentir mejor.

Aunque no puedas pasar tiempo con otras personas, aprovecha al máximo cualquier espacio privado al aire libre que tengas, como un jardín o la terraza. Estar en contacto con la naturaleza también ayuda a mejorar la salud mental.

Sigue una rutina

Olvídate de estar todo el día en pijama y sin asearte con la excusa de que no vas a ver a nadie. Aunque a corto plazo puede resultar agradable hacer el vago, a largo te costará gestionar la salud mental.

Trata de mantener una rutina desde que despiertas hasta que te acuestes por la noche. Despiértate y acuéstate en horarios saludables para asegurarte de que duermes lo suficiente. No debes reducir esta rutina en un ciclo de dormir, trabajar, comer y repetir. Saca algo de tiempo para valorar tu día, la vida no se reduce a comer y dormir. Haz algo que te divierta, incluso si es ver algo en Netflix.

Varía tus actividades

Tampoco es aconsejable sentarse todo el día frente a la tele. Ya sea por trabajo o por placer, estar todo el día delante de una pantalla no es bueno. Especialmente porque la luz azul de los dispositivos, como los teléfonos inteligentes, puede ser perjudicial para tu sueño y tu bienestar general.

Podrías descargar podcasts, ver juegos de cajas, hacer manualidades, tejer, meditar, cocinar, aprender un nuevo pasatiempo como el origami, hacer amigos, llamar por FaceTime, escribir, leer un libro, hacer bricolaje o jardinería.

Mantente comunicado para gestionar la salud mental

El hecho de estar confinados no es sinónimo de cortar las comunicaciones. Si empiezas a notar dificultades para gestionar la salud mental, tómate un tiempo para llamar a un familiar o aun amigo. Háblales sobre cómo te sientes. Si no tienes a nadie con quien pueda hablar, siempre puedes contactar con las líneas de apoyo emocional.

La OMS también recomienda mantener activa tu red social durante el confinamiento. Incluso estando aislado, intenta mantener tus rutinas diarias personales o crear unas nuevas. Si las autoridades sanitarias han recomendado limitar el contacto social físico para contener el brote, puedes mantenerte conectado por correo electrónico, redes sociales, videoconferencia y teléfono.

No estés siempre pendiente de las noticias

Si ves que la cobertura constante sobe el coronavirus las 24 horas del día, los 7 días de la semana, está afectando tu salud mental, opta por no participar. La Organización Mundial de la Salud dice que un flujo casi constante de noticias sobre un brote puede hacer que cualquiera se sienta ansioso o angustiado.

Infórmate solo en momentos específicos y que tu fuente sean los profesionales de la salud y la OMS. Evita los rumores que te hagan sentir incómodo.

No te dejes arrastrar por la negatividad

Una de las cosas más peligrosas para gestionar la salud mental es tener demasiado tiempo para pensar críticamente sobre la vida. Durante un confinamiento, tenemos mucho tiempo para pensar y, como resultado, es muy común experimentar una insatisfacción masiva de la vida.

Puedes evitar este sentimiento provocando cierta tranquilidad en tu hogar. No te dejes caer en la tentación de criticar tu vida y a ti mismo. Evita en la medida de lo posible caer en espirales cognitivas negativas.

Ayudará ver el confinamiento como un período de tiempo diferente en la vida. No tiene por qué ser necesariamente malo. Es un ritmo de vida diferente, una oportunidad de estar en contacto con los demás de formas diferentes a las habituales.

Y tú, ¿qué haces para gestionar la salud mental propia y la de los que te rodean durante el confinamiento por el Coronavirus?

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía