“¿Cuál es tu expectativa salarial?” Cómo responder y cómo no hacerlo

La pregunta sobre las expectativas salariales siempre despierta ansiedad e incomodidad en los candidatos, ya que es una de las preguntas cuya respuesta esperada es más difícil de establecer, principalmente, porque no existe una respuesta correcta. Tu expectativa salarial será la que tu creas adecuada para tu desempeño profesional pero el número puede estar muy por encima o por debajo de la media.

Ahora bien, si realmente te interesa esta oferta laboral, lo lógico será que trates de dar una respuesta que satisfaga ambas expectativas, la tuya y la del empleador. Por ello, nunca es aconsejable evitar responder a esta cuestión, pero existen también respuestas que son igualmente desaconsejadas:

  1. Evitar la pregunta indicando que antes deberías conocer mejor las tareas y responsabilidades del puesto: Esta frase resulta desacertada fundamentalmente porque tú ya deberías saber las responsabilidades del puesto ofertado y conocer la posición. Además, seguramente tendrás un rango salarial en mente que no estarás dispuesto a bajar independientemente de los detalles de la oferta.
  2. Decir que desconoces cuánto es el salario medio de la industria: Es importante que esta investigación la hagas con antelación. Pasar por las entrevistas sin imaginar cuál sería una retribución digna por tu trabajo será visto como un candidato poco interesado en el puesto y carrera profesional.
  3. Responder que te parecerá bien cualquier salario porque esta será una oportunidad de aprender y crecer: Ninguna empresa contratará a un profesional por caridad. Así que, frente a esta consigna, no hables de lo importante que es para ti el empleo y cuánto lo deseas o necesitas. Ponerte en situación de desigualdad frente al empleador, le hará dudar de tu capacidad de resolver con profesionalidad las tareas requeridas por el puesto.

Es verdad, ninguna de las anteriores opciones son recomendables para responder a la pregunta sobre las expectativas salariales, sin embargo, existen otras formas de dar respuesta a esta pregunta sin sonar esquivo o poco profesional. Aquí te presentamos tres de ellas:

  1. Solicita más información sobre el rango salarial evaluado por la empresa: No es seguro que el empleador esté dispuesto a compartir esta información contigo, pero puedes intentar conocer cuál es el número que tiene en mente. Si ello no resulta y el entrevistador continúa solicitando una respuesta de tu parte, puedes probar con la siguiente opción:
  2. Habla sobre tu situación actual y tu expectativa de mejora: “Actualmente estoy ganando X cantidad y recibo X beneficios. Y estoy buscando cambiar de puesto también para mejorar este ingreso”.
  3. Simplemente, responde a la pregunta: Anímate a solicitar la retribución que consideres más justa por tu trabajo. Realiza una investigación del mercado previamente para asegurarte de no estar pidiendo una cifra muy por debajo o por encima de la media.

“¿Cuáles son tus expectativas salariales?” es probablemente una de las preguntas más incómodas a responder durante una entrevista laboral. Sigue nuestros consejos de hoy para dar la respuesta más adecuada a tus expectativas y al mercado.

Comentarios 1
  • Soy una persona proactiva responsable y con capacidad de trabajo con conocimientos en ofimática en programas de Office, Corel draw, redes de cómputo, egresado en la facultad de ciencias empresariales de la universidad señor de sipán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *