Cómo tener más autonomía en el trabajo

Publicación
17 de junio de 2020
Lectura: 4 minutos
Autonomía laboral

¿Quieres destacar profesionalmente? Es hora de que realices un balance sobre tus competencias y obligaciones y que tomes las riendas de tu desempeño. De esta manera lograrás incentivar tu autonomía en el trabajo.

Los CEO y los miembros del equipo ejecutivo tienen muy claras sus líneas de autonomía en el trabajo. En última instancia, esa libertad conlleva aceptar la otra cara de la moneda: asumir una gran responsabilidad en relación con sus empresas y equipos.

Sin embargo, la autonomía en el trabajo no es una idea reservada exclusivamente para el personal de los departamentos administrativos y gerenciales. Tener un fuerte sentido de pertenencia y responsabilidad son rasgos muy apreciados en los mejores empleados. Dicho de otro modo, la introducción de la autonomía en el lugar de trabajo puede ayudar a aumentar el compromiso, la satisfacción y la productividad de la plantilla.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

¿Por qué es importante la autonomía en el trabajo?

En pocas palabras, la autonomía en el trabajo se refiere a la cantidad de libertad que los empleados poseen a la hora de desempeñar sus roles. Tener la libertad de tomar decisiones sobre cómo se deben equilibrar las cargas de trabajo o cómo se debe alcanzar el objetivo final común de un proyecto puede mejorar los niveles de satisfacción laboral.

La autonomía también puede llevar a los empleados a comprometerse plenamente con los proyectos que gestionan. Ser capaz de tomar decisiones sobre cómo se deben llevar a cabo las tareas, en lugar de simplemente ejecutarlas, hace que los empleados se sientan personalmente conectados con el proyecto en su conjunto. Alentar a sus empleados a sentirse orgullosos y ser dueños de su trabajo es una clave crucial para el éxito de cualquier negocio.

El sentido de pertenencia

Asumir la responsabilidad en el trabajo significa que, en lugar de esperar a que otros adopten medidas, el empleado toma la iniciativa para lograr los resultados deseados. Los trabajadores que se sienten ‘parte de la empresa’, demuestran que se preocupan por el resultado de un proyecto y se responsabilizan de sus propias acciones.

Hablar para ofrecer una solución a un problema que surge en un proyecto es una forma de implicarse y mostrar un sentido de pertenencia hacia la empresa. En lugar de esperar a que otros encuentren la respuesta, el trabajador asume el papel activo de buscar una solución. Desarrollar lo que se conoce como ownership, muestra a los empleadores que pueden confiar en que eres un miembro dedicado y que se implica con la compañía.

5 maneras para aumentar la autonomía en el trabajo

Los empleados que exhiben un fuerte nivel de autonomía en la toma de decisiones también entienden dónde radica su mayor retorno de la inversión. ¿Se produce una tracción medible para la empresa cuando dedican tiempo al marketing digital o el retorno real se produce cuando se centran en la construcción de relaciones en persona? Cualquiera que sea la táctica, es importante comprender sus inversiones de tiempo más sabias y cómo aprovecharlas para el beneficio del equipo y los intereses de la organización.

Además de trabajar para un jefe que te apoye, se pueden seguir ciertos consejos que servirán para incrementar el sentido de pertenencia a la empresa.

Buscar consejo

Una de las mejores formas de asumir tu rol es desarrollar la aceptación de miembros respetados del equipo. Esto se puede hacer buscando un mentor dentro de la empresa. Busca a alguien que pueda enseñarte las mejores prácticas en habilidades blandas, además de las habilidades técnicas clave. Encontrar el mentor adecuado te permitirá consolidar un vínculo con alguien que puede servirte de apoyo y ayudar a tu desarrollo continuo.

Visualiza el futuro

Haz un mapa de tu propia trayectoria profesional. Calcula dónde te gustaría verte a lo largo del camino. Si tienes una idea clara de dónde te gustaría llegar, es más fácil completar los pasos necesarios para conseguirlo. Asegúrate de identificar las formas en que tu rol actual te posicionará en el futuro. Desarrolla competencias en tu puesto que afirmen tu valor actual y establezcan el impulso de cara a tus próximos pasos.

Busca oportunidades de aprendizaje

Si tu función actual es de nivel junior o no implica trabajo de tipo gerencial, debes comenzar a prepararte para los próximos peldaños de tu carrera profesional. Para ello has de evaluar las «brechas» de aprendizaje. Si no tienes experiencia en administración, por ejemplo, será importante encontrar una manera de aprender de un empleado de mayor jerarquía o encontrar un curso que te dote de habilidades que, de no adquirirlas, podrían impedirte ascender.

Desarrolla puntos de control con tu gerente

Al establecer un ritmo constante con tu superior en torno a tus objetivos y resultados clave, ambas partes deberéis rendir cuentas. Encontrar una manera de incorporar tus objetivos en una reunión regular con tu jefe te permitirá potenciar una buena relación con tus superiores. Además, consolidas una reputación profesional y vinculas tu trabajo a tus puntos de control profesionales.

Analízate regularmente

Si quieres ser conocido como un jugador de equipo que invierte en el éxito de la compañía, es útil preguntarse regularmente: «¿qué más puedo hacer para tener el mayor impacto?» Hacerte esta pregunta debería generar una imagen clara de las áreas de mejora, así como de las tácticas exitosas que has logrado en el desempeño de tu rol.

En cualquier caso, es indispensable que comprendas que debes emplearte en saber cómo tener más autonomía en el trabajo. La implicación y un carácter resolutivo te servirán de gran ayuda en tu proyección profesional.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía