Trabajar para un jefe que te apoye

Publicación
30 de enero de 2020
Lectura: 4 minutos

Los empleadores buscan la lealtad y la dedicación de sus empleados, pero a veces no pueden devolver su mitad de la ecuación, dejando a los trabajadores millennials sintiéndose abandonados y sin apoyo. Las relaciones profesionales se basan en el compromiso y la confianza. Por eso, trabajar para un jefe que lo apoye es vital para el éxito profesional y de la empresa.

Los trabajadores que consideran que la empresa se preocupa por ellos se desempeñan mejor. En el momento que los empleados millennials se sienten apoyados por su jefe, su felicidad en el trabajo se dispara, y también el éxito de la empresa. Construir una relación saludable implica esfuerzos por ambas partes, jefe y empleado. El resultado no solo mejora el éxito de la empresa, sino también la calidad de las políticas, los comentarios y la cultura laboral.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Invertir en la relación en la tu jefe te apoye

Cuando te contratan por primera vez, debes esforzarte por conocer la cultura de la empresa y observar de cerca a tu jefe a medida que aprende de él (o ella). Es mejor aclarar cualquier duda que tengas en lugar de aceptar algún proyecto que pueda terminar en una propuesta fallida para un cliente valioso.

Independientemente del estilo de comunicación del jefe, hablar sobre lo que te preocupa laboralmente y sus consecuencias generan confianza y establece una comunicación saludable. Conocer a tu jefe comienza por saber cómo se desempeña en un día hábil, incluyendo su estado anímico, cómo opta por comunicarse y cuál es su estilo de liderazgo:

Estado de ánimo

Quizás tu jefe necesite una taza de café para comenzar bien el día. Si ves que los compañeros le rehúyen antes de que tome ese café, espérate tú también antes de comentarle nada.

Comunicación

El estado anímico afecta al estilo de comunicación del jefe. Intenta no demorarte mucho en darle alguna noticia importante. Siempre puedes llamar o mandar un mail indicando el tema que te preocupa. De esta forma, estarás mostrando respeto por su tiempo y, a cambio, él también respetará el tuyo.

Algunos profesionales refuerzan más emocionalmente que otros. Algunos pueden parecer fríos, pero en realidad prefieren basarse en los datos para solidificar el punto final al más puro analítico. Si está más enfocado en las relaciones interpersonales, esa será tu fortaleza, pero también debes aprender y respetar el estilo de comunicación de tu superior.

Liderazgo

¿Qué tipo de líder es tu jefe? Los estilos de comunicación se adaptan a la organización según sus objetivos y cultura, pero proporcionan ventajas y desventajas. Los líderes autocráticos asumen la autoridad total en la toma de decisiones sin aportes o desafíos de otros. Los líderes participativos valoran el aporte democrático de los miembros del equipo, pero las decisiones finales son solo suyas.

Es probable que el líder autocrático esté mejor preparado para tomar decisiones urgentes que el líder participativo. Todo dependerá de la situación y la información que reciban.

Si bien el jefe ejerce una posición de poder sobre los empleados, es importante que los líderes no subestimen a sus subalternos. En caso de insatisfacción en el trabajo, los millennials no son los únicos culpables. El respeto se gana mutuamente y, en última instancia, una relación saludable entre los líderes y los empleados mejora la compañía y las carreras en ciernes de estos trabajadores.

Las buenas relaciones entre líderes y empleados mejoran las compañías

Un informe de Gallup revela que la felicidad profesional de los millennials ha disminuido a la par que aumenta la desconexión en el trabajo. El 71% de los millennials no están involucrados en el trabajo y la mitad planean irse dentro de un año. ¿Cuál es la causa? Los jefes son los responsables del 70% de las variaciones en el compromiso de los empleados. Mientras tanto, los jefes comprometidos son un 59% más capaces de atraer y retener el talento.

El hecho de que un jefe te apoye te involucra como empleado y te da permiso para la discusión, motivarte con tus fortalezas y ayudarte a establecer metas. El jefe está preparado para afectar a tu felicidad, satisfacción, productividad y rendimiento.

El mismo informe revela que solo el 21% de los empleados millennials se reúnen semanalmente con su jefe y el 17% recibe comentarios significativos. El refuerzo de compromiso más positivo ocurre cuando los gerentes se centran en las fortalezas de los empleados. Al final, uno de cada dos empleados dejará el trabajo para alejarse de un jefe que no le brinda apoyo.

Fuerza laboral millennial

Los millennials están tomando por asalto a la fuerza laboral. Un tercio de los empleados son millennials y pronto esos números tomarán la delantera. Por ello, los millennials son importantes para las empresas a medida que la tecnología continúa cambiando y creciendo. Son trabajadores a los que esto les apasiona y desean ofrecer sus talentos a sus empleadores. Es vital que los millennials tengan acceso a los jefes que ofrecen apoyo e involucran a su personal a través de comentarios significativos, accesibilidad y ayuda para establecer objetivos.

A cambio, la felicidad y la satisfacción laboral del millennial se disparan, impactando positivamente la productividad, el desempeño, las políticas y la cultura laboral. Una relación sana entre jefe y empleado es vital para el éxito de la empresa. Los jefes no deberían ser la razón por la que los millennials abandonen sus puestos de trabajo. Deberían ser la razón por la cual estos empleados se queden y prosperen en el lugar de trabajo, empujándolos hacia un mayor éxito. Y tú, ¿tienes un jefe que te apoye?

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía