Cómo realizar un análisis de riesgos

Publicación
01 de septiembre de 2021
Lectura: 4 minutos
riesgos

El análisis de riesgos es una herramienta útil para casi cualquier tipo de proceso de toma de decisiones en una variedad de roles y sectores profesionales diferentes. Al utilizar el análisis de riesgos, puede desarrollar habilidades blandas como el pensamiento crítico y la resolución de problemas.

En este artículo, analizaremos qué es el análisis de riesgos y cómo realizar un análisis de riesgos en la mayoría de los entornos.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

¿Qué es el análisis de riesgos?

El análisis de riesgos ayuda a identificar y analizar problemas potenciales que podrían surgir durante un proyecto o proceso. Puede utilizar el análisis de riesgos para:

  • Reducir el impacto de un evento negativo.
  • Evaluar si un proyecto tiene más beneficios que riesgos antes de iniciarlo.
  • Planificar la respuesta de la empresa a emergencias u otros eventos adversos.
  • Eliminar riesgos durante un proceso.

El análisis de riesgos es una herramienta útil para la toma de decisiones, ya que le permite identificar los beneficios y riesgos potenciales de cada opción, evaluar la probabilidad de que ocurran riesgos y decidir si seguir adelante. Una vez que haya identificado los riesgos potenciales, puede determinar la mejor forma de gestionarlos.

El análisis de riesgos puede ayudar a los equipos a mejorar el proceso de toma de decisiones. Los miembros del equipo pueden identificar los riesgos que podrían surgir durante un proyecto y ofrecer alternativas. Esto ayuda a desarrollar un plan preventivo integral. 

Cómo crear un análisis de riesgos

Puede seguir estos seis pasos para formar un análisis de riesgo para la mayoría de las situaciones:

1. Identificar riesgos

Haz una lista de los riesgos potenciales que podrías encontrar como resultado de la decisión que estás considerando. Existe una amplia variedad de fuentes de riesgos potenciales, así que asegúrate de ser lo más completo posible. Para generar una lluvia de ideas sobre todas las amenazas, discute los riesgos potenciales con los miembros del equipo que pueden tener una perspectiva diferente. Solicita aportes de otros equipos que hayan intentado proyectos similares.

Puede utilizar herramientas como un análisis DAFO , que significa fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Este análisis le permite compilar una lista de factores internos y externos que podrían afectar un proyecto. Los factores pueden ser tanto positivos como negativos, lo que significa que puedes evaluar eficazmente los riesgos y las influencias positivas que podrían ayudarte a reducir o superar esos riesgos. 

2. Definir niveles de incertidumbre

Una vez que hayas identificado las fuentes de riesgo, el siguiente paso es comprender cuánta incertidumbre rodea a cada uno. Hay un cierto nivel de variación con cada uno, lo que dificulta su cuantificación. Sin embargo, es importante que cada incertidumbre tenga un impacto estimado y determine qué tan importantes pueden ser. 

Por ejemplo, es posible que no sepas el precio exacto que un nuevo competidor implementará para su producto, pero puedes hacer una estimación calculando los costes de producción, marketing, distribución y otros factores. 

3. Estimar el impacto de la incertidumbre

Una vez que hayas identificado las fuentes de riesgo y el nivel de incertidumbre asociado con ellas, puedes estimar su efecto. El método más sencillo es calcular la probabilidad de que ocurra el evento y multiplicarlo por el coste del evento para estimar un valor de riesgo.

Es importante ser minucioso durante este paso. Reúne la mayor cantidad de información posible sobre los costes potenciales y las probabilidades de diferentes eventos para que puedas hacer una estimación precisa de los costes asociados con cada riesgo. Los datos históricos pueden ser una guía útil si no tienes acceso a información actual o pronósticos. 

4. Completa el modelo de análisis de riesgos

Con riesgos y niveles de incertidumbre, debes tener la base para un modelo de análisis de riesgos. Puedes construir un modelo completo compilando todas sus entradas, que son sus incertidumbres. Luego, evalúa los productos, que son los resultados de las diferentes incertidumbres y la probabilidad de que ocurran una o más durante un proyecto. Dado que sus entradas son valores estimados, las salidas serán rangos en lugar de resultados exactos.

Puedes explorar las salidas más a fondo con la simulación del modelo utilizando un programa de software. Estos programas identificarán cada riesgo y su probabilidad, luego calcularán la probabilidad de diferentes resultados. 

Cada programa usa un valor posible para las entradas inciertas y luego calcula la salida del modelo para ese valor. Las simulaciones pueden producir un valor de resultado promedio, pero también son útiles para revisar el rango potencial de resultados, especialmente cuando hay múltiples fuentes de incertidumbre en el modelo que podrían interactuar de formas inesperadas.

5. Analiza los resultados

Una vez que tengas los resultados, puedes encontrar la mejor manera de interpretar los hallazgos, que puede depender de los tipos de riesgo que estés evaluando. Resume los posibles resultados mediante el uso de una tabla o gráfico. Las imágenes son útiles para transmitir información estadística potencialmente compleja de forma rápida y eficiente.

El análisis de sensibilidad, que utiliza software para designar matemáticamente la incertidumbre en la salida a diferentes supuestos en la entrada del modelo, es otra herramienta útil para analizar los resultados de un modelo de análisis de riesgo.

6. Implementar la solución

Encuentre la solución con la menor cantidad de riesgo e impleméntala. Esto podría significar continuar con un proyecto bajo ciertas condiciones o negarse a iniciar un proyecto porque los riesgos superan las ganancias. 

Debes estar preparado para otros desafíos que puedan surgir durante el proceso y que no pudiste tener en cuenta en tu análisis. También debes revisar periódicamente tu progreso para asegurarte de que estás siguiendo la solución propuesta. Revisar tu progreso también permite evaluar cualquier cambio en el proyecto y hacer los ajustes necesarios.

“Planificar-Hacer-Verificar-Actuar” es otro método útil para implementar una solución. Las cuatro fases de este ciclo son:

  • Planificar: crear una solución para un riesgo.
  • Hacer: implementar la solución a pequeña escala. 
  • Verificar: revisar los resultados de la solución a pequeña escala para garantizar su éxito. 
  • Actuar: aplicar la solución a gran escala. Supervisar el progreso y realizar cambios como parte del ciclo. 

El análisis de riesgos es una herramienta importante para muchas organizaciones y sectores diferentes. Incluso si no se trabaja con riesgos en tu función diaria, el análisis de riesgos puede ser una herramienta útil para casi cualquier tipo de toma de decisiones. 

El análisis de riesgos también es fundamental para las carreras en gestión de seguridad y salud ocupacional, gestión de proyectos y tecnología de la información. Considera abordar decisiones importantes en tu carrera mediante el análisis de riesgos.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía