Cómo pedir un aumento de sueldo

Publicación
08 de abril de 2021
Lectura: 4 minutos
Aumento salarial

Es fundamental saber cómo pedir un aumento de sueldo durante una oferta de trabajo o una promoción. Pero el hecho es que muchas personas simplemente se sienten demasiado intimidadas para preguntar o no saben cómo negociar un aumento. Una encuesta de la firma Robert Half reveló que solo el 39% de los profesionales han intentado negociar el salario durante su última oferta laboral.

Negocia siempre un salario más alto cuando te contraten o pide un aumento mientras está en el trabajo. De lo contrario, es probable que te estés costando mucho dinero. Todas tus bonificaciones y aumentos futuros provienen de ese salario base. Si negocias y obtienes 10 euros más la hora desde el comienzo, te resultará un dato significativo. De hecho, a lo largo de una vida laboral, no negociar puede costarle a una persona promedio hasta un millón de euros.

Ahora que sabes que podrían estar en juego hasta siete cifras, es hora de cambiar tu forma de pensar y aprender a negociar un aumento. Algunas personas no lo hacen pues desconocen su valor de mercado. No han investigado lo que debería pagar su experiencia en el mercado.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Técnicas para pedir un aumento de sueldo

¿Estás inspirado para pedir más dinero? A continuación, te dejamos tres técnicas con las que puedes probar:

1. El método de esperar a que se agoten (solo para aquellos que buscan empleo)

Si estás pasando por el proceso de la entrevista de trabajo, no te apresures a responder o plantear preguntas sobre el salario. Quien menciona el dinero primero pierde. Debes ser muy tímido y no revelar tu historial salarial. Tampoco debes compartir el rango salarial al que apuntas, aunque deberías tener un número en mente.

Si surge, puedes decir algo como: «Todavía no sé lo suficiente sobre el trabajo para poder concentrarme en un salario».

Recuerdas, estás en una posición de poder siempre que hayas investigado con anticipación. Infórmate sobre el valor de mercado y las tasas de desempleo para el tipo de puesto que estás solicitando y comprende la dificultad que tiene el empleador para encontrar a alguien para ese puesto.

De esta manera, una vez que se hace una oferta, puedes hablar sobre el valor del trabajo para el que estás siendo entrevistado, en lugar de basar tu solicitud en lo que hiciste en tu anterior puesto.

Sin embargo, para los empleados actuales, no debes esperar a la revisión anual para negociar. El momento adecuado de la conversación dependerá del estado de la empresa y de tus logros recientes. Si acabas de hacer un proyecto realmente grande y lo has finalizado con el elogio de todos, es un buen momento para pedir un aumento.

2. Nunca aceptes la primera oferta (para solicitantes de empleo y empleados actuales)

Una vez que una empresa decide contratarte y te hace una oferta, es cuando debes mostrar cierta moderación: no aceptes el trabajo de inmediato. La paciencia es un factor importante cuando se trata de cómo pedir un aumento de sueldo en la oferta laboral.

La primera oferta nunca es la mejor. Pídeles que hablen de ello antes de aceptar. Estos minutos son los más importantes de tu carrera. Intenta decir alguna variación de esto: «Teniendo en cuenta mi experiencia y las habilidades que aporto, pensé que su oferta era un poco baja».

Ellos responderán con, «Eso es lo mejor que podemos hacer» o, «Permíteme hablar con RR.HH. y ver qué podemos hacer». Si consideran que encajas bien, no te sorprendas si regresan con un 10% -25% más que en la primera oferta.

Si la cifra no es la que esperabas, recuerda que el salario no es lo único que puedes negociar. El tiempo libre, los horarios de trabajo, el paquete de beneficios… la pieza salarial es importante, pero no te obsesiones demasiado con ella.

Algunos ejemplos de cosas que puedes pedir que equivalgan a más dinero en tu bolsillo o valor para ti son los siguientes:

  • “Dejo una empresa donde tengo cuatro semanas de vacaciones y vosotros solo me ofrecéis una. ¿Podemos encontrarnos en el medio?»
  • “Su empresa requiere que yo pague 300 euros mensuales por mis beneficios médicos, pero ahora tengo una cobertura del 100%. ¿Hay algún lugar en el que podamos trabajar en esa cantidad que estoy perdiendo?»
  • “El trayecto diario a la oficina me va a resultar caro. ¿Considerarías ofrecerme un estipendio de viaje o permitirme trabajar desde casa uno o dos días?»

Ten en cuenta estas tácticas si también deseas negociar más dinero y beneficios con tu actual empleador. En lugar de conformarte con un aumento estándar de calidad de vida, bríndales una razón sólida para pagarte más. Vas a acudir a ellos en función del mérito. Puedes decir: Cuando acepté este trabajo, aquí estaba mi descripción original y esto es lo que estoy haciendo ahora. Mira lo que he aprendido; Tengo más responsabilidad.

La clave es que debes concentrarte en lo que has hecho por la empresa (y estarás haciendo en el futuro), no en tus necesidades financieras. Si entras y dices que has comprado una casa o que tus hijos están cambiando de escuela y necesitas más dinero, ese no es problema de la empresa.

3. El enfoque de datos (para ya empleados) para pedir un aumento de sueldo

Cuando haces la negociación sobre números y le quitas la emoción, te pones en una mejor posición. ¿Cuál es el ROI específico que has dado a la empresa como resultado de tu trabajo? Tienes que tratar de mostrar tu valía a la organización.

La otra cosa que puedes hacer es acudir a tu supervisor armado con la investigación. Haz una consulta con datos oficiales del Ministerio de Trabajo y tu convenio para tener evidencia de si estás o no mal pagado o en el extremo inferior del rango salarial.

Si te ofrecen un puesto mejor pagado en otra empresa, puedes ir a ver a tu jefe y ver si puede igualarlo, pero nunca engañes.

Independientemente de si estás buscando empleo o avanzar en el que tienes, no cometas el error de subestimar tu valor a la hora de pedir un aumento de sueldo. Recuerda, a las empresas les cuesta mucho dinero reclutar y retener nuevos talentos, por lo que si eres bueno en lo que haces, no tengas miedo de pedir más dinero. Lo peor que pueden hacer es decir que no, pero lo más probable es que termines con un sueldo más alto.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía