Cómo mejorar tu salario

Publicación
04 de agosto de 2020
Lectura: 4 minutos
Mejora tu salario

¿Alguna vez has deseado poder ganar más dinero? Por supuesto que sí. Un estudio reciente de Payscale, que encuestó a 30.000 trabajadores asalariados en los Estados Unidos, mostró que solo el 8% de los empleados estaban satisfechos con su salario. Sin embargo, solo el 43% de los participantes solicitó un aumento o intentó obtenerlo específicamente. El problema es aún peor entre los millennials. Apenas el 37% de estos jóvenes trabajadores ha pedido mejorar su salario.

Las personas anhelan salarios más altos y más beneficios, pero se atascan porque no toman medidas prácticas para obtener esos aumentos. Creen que conllevaría demasiado esfuerzo, o se sienten incómodos pidiendo un aumento, o creen que simplemente no valen el dinero extra. Pero en realidad, mejorar tu salario es más fácil de lo que piensas.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

5 consejos para mejorar tu salario

1. Aprende a reconocer lo que realmente vales

Antes de solicitar un aumento, iniciar una negociación salarial o incluso decidir si te pagan «lo suficiente», debes hacer la investigación. Puede que sospeches que deberías ganar más dinero, pero sin evidencia objetiva que respalde tus reclamos, tus jefes no tendrán muchas razones para pagarte más. Hay muchos recursos online dedicados a recopilar y proporcionar datos sobre salarios en todo el mundo, como Salary, así que te recomendamos navegar por este tipo de sitios y comprobar cuánto ganan al año personas que desempeñan el mismo puesto de trabajo que tú.

También debes considerar hablar con tus compañeros de trabajo sobre lo que hacen. Es posible que descubras que ganas mucho más, o menos, que tus colegas.

2. Mejora tus habilidades de negociación

Muchos profesionales se sienten intimidados a la hora de negociar, pero el valor de la negociación es enorme. No negociar un salario al principio de tu carrera podría tener un coste permanente en tu desarrollo profesional.

Los principios básicos son fáciles de aprender. Asegúrate de pedir más de lo que crees que puedes obtener (pero no mucho más), ármate de datos, prepárate para mantenerte firme y no tengas miedo de encarar el rechazo. Puedes practicar tus habilidades de negociación con eventos más pequeños y menos significativos, como regatear algún precio en un mercadillo de segunda mano o negociar tareas con tus hijos.

3. Recuerda tus logros y dales el valor que merecen

Seguramente, comprobar lo que ganan otros en puesto similares al tuyo, no sea suficiente para conseguir mejorar tu salario. En cambio, es más efectivo tomar nota de los logros especiales que has tenido y vincularlos con un valor específico para la empresa. Por ejemplo, en lugar de argumentar que has sido un «buen vendedor» durante los últimos años, señala que has asegurado a la compañía 100.000 euros en ingresos adicionales al año o que has dado pie a una iniciativa que mejoró la productividad de las ventas en 10%. Cuanto más específico seas y más cerca puedas estar de los beneficios monetarios para la empresa, mejor.

4. Céntrate en tus habilidades, titulación y formación

También puedes valorarte mejor, y por lo tanto mejorar tu salario, desarrollando tus habilidades, titulación y formación. Por ejemplo, el sueldo medio de alguien con una licenciatura es de 30.000€, mientras que una persona con un doctorado alcanza los 60.000€ anuales. También puedes aprender nuevas habilidades o solicitar nuevas certificaciones dentro de tu negocio. Puede que te lleve algo de tiempo y dinero extra, pero tu valor añadido como trabajador valdrá la pena.

5. Domina el arte del tiempo

Cuando solicites un aumento, intenta trabajar tu sentido de la oportunidad. No pidas mejorar tu salario justo después de que la compañía haya recibido malas noticias, o cuando sepas que escasea el dinero, o incluso cuando tu jefe parece estar de mal humor.

Es mucho mejor esperar hasta que hayas logrado algo especialmente significativo, o hasta el final del año, después de una brillante evaluación de desempeño. Asegúrate de hablarlo directamente con tu jefe en persona, cuando tenga tiempo suficiente para escuchar tu propuesta y no haya circunstancias especiales que puedan interferir con tus posibilidades de conseguirla.

A la hora de mejorar tu salario, no digas que lo solicitas por una necesidad personal. El aumento promedio que reciben la mayoría de los trabajadores cada año se denomina «aumento del coste de vida» (PIB), pero los gerentes realmente no dan aumentos porque quieren ayudarte a pagar tus gastos. Es una manera de seguir siendo competitivos en un mercado donde todos los costes y compensaciones están aumentando. No solicites un aumento razonando que necesitas el dinero, incluso si realmente esa es tu situación. No es probable que lo consigas.

Además, debes evitar los ultimátum. No hay muchos datos para demostrar la efectividad de los ultimátum en las negociaciones salariales, pero el consejo común de los gerentes te advierte que los evites. Si le dices a tu jefe que quieres mejorar tu salario o dimites, lo más probable es que se lo tome como una broma.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía