Cómo lidiar con un sabelotodo en el trabajo

Publicación
06 de mayo de 2021
Lectura: 3 minutos
El sabelotodo

El sabelotodo. Casi todas las oficinas tienen al menos uno. Ya sabes, alguien que piensa que es un experto en todas las cosas, desde el informe anual de la empresa hasta la higiene dental canina, aparentemente está dentro de sus conocimientos. Y como tal, tienes que saber cómo lidiar con un sabelotodo.

Este aburrido sabelotodo en el trabajo es la primera persona en sopesar cuál debería ser el presupuesto mensual, cuántos artículos publicar en el blog de la empresa y ofrecer una opinión sobre la coma de la Real Academia de la Lengua Española.

Puaj.

Entonces, ¿qué haces si amas tu trabajo, pero no puedes soportar este tipo de colega irritante? Por muy tentador que sea, no puedes decir «Gracias, pero estás equivocado» y alejarte. Necesitas confiar en tu inteligencia emocional. Sigue estos consejos sobre cómo lidiar con un sabelotodo.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Cómo lidiar con un sabelotodo en el trabajo

1. Empatiza con el sabelotodo

Por difícil que sea, debes controlar tu malestar o enfado. Tan pronto como veas que se abre la boca del compañero de trabajo sabelotodo, resiste la tentación de poner los ojos en blanco. En su lugar, intenta encontrar algo en común. Al concentrarte en lo que ambos estáis de acuerdo, te resultará más fácil escuchar a la otra persona.

Esto también ayuda a despejar cualquier emoción negativa y te permite escuchar sin una agenda, lo que te coloca en una posición para aprender por qué el sabelotodo elige autopromocionarse constantemente.

Por ejemplo, el sabelotodo podría ponerse a la defensiva porque cree que la gente está descartando sus intentos de contribuir al equipo.

«Tengo grandes ideas, pero nadie se las toma en serio», reflexiona durante las reuniones, mientras te interrumpe para asegurarse de que la gente escucha su opinión. En ese caso, reconocer las ideas de la persona probablemente establecerá una mejor relación de trabajo. (Y, quién sabe, ¡podría tener una gran idea!)

Al comprender qué desencadena la respuesta del sabelotodo, sabrás cómo evitar tropezar con ese cable.

2. Utiliza tus fortalezas

Al contrario de lo que podría pensar el sabelotodo, él no lo sabe todo. Pero si está trabajando contigo, con suerte él tiene un conjunto de habilidades sólidas, lo que le valió un asiento en la mesa. Aprender a lidiar con un sabelotodo no se trata solo de mantener la cordura, también se trata de hacer que tú estés a gusto en el trabajo.

Sugiérele que esté a cargo de una rama de un proyecto (presupuesto, contratos, etc.), para que puedas estirarte sin infringir las responsabilidades de los demás. Esto les da un sentido de propiedad y autoridad en esta área en particular, lo que puede hacerlos más receptivos al liderazgo de otras personas en otras áreas.

3. Esfuérzate por la colaboración, no la competencia

Dirígete al meollo de la cuestión en la sala de conferencias. Cuando sepas que tendrás que trabajar con un sabelotodo de la oficina en un proyecto (y lo temes), ten una conversación honesta sobre el trabajo en equipo.

Expresa tu intención: «Deberíamos trabajar en este proyecto como un equipo, y sé que no siempre estaremos de acuerdo. Me gustaría que el trabajo hiciera uso de nuestras dos ideas». Ser muy directo puede ser de gran ayuda. Por ejemplo, di: «Juan, tienes opiniones muy sólidas y eso lo admiro; sin embargo, me siento aislado y rechazado cuando insistes en que tienes razón o no estás dispuesto a comprometerte o colaborar conmigo”.

No discutas ni mires por encima del hombro, ya que eso solo os frustrará a los dos. Ofrece tus ideas en las reuniones del equipo, pero no te propongas refutar sus ideas. Simplemente establece otra posibilidad o perspectiva alternativa del problema, sin hacerlo competitivo.

Recuerda que no es una película del Oeste de los viejos tiempos con plantas rodadoras rodando por ahí: la oficina es lo suficientemente grande para los dos.

4. …O no te lleves bien con el sabelotodo

Mira, nadie te está obligando a quedarte en un trabajo que te obliga a aprender a lidiar con un sabelotodo cuando prefieres desgañitarte. Hay una solución y se llama encontrar un nuevo trabajo que sea menos molesto que el que tienes actualmente. ¿Te vendría bien un poco de ayuda? Accede al portal de Adecco. La búsqueda de empleo es algo que realmente dominamos.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía