Cómo fomentar el desarrollo profesional

Publicación
04 de noviembre de 2019
Lectura: 4 minutos
Carrera laboral

Hay momentos en los que, a pesar de haber tenido ciertos éxitos, sentimos que nuestro desarrollo profesional se ha estancado. Incluso llegando a formar tu propia empresa o convertirte en socio del negocio en el que trabajas no llega a calmar tus ganas de aspirar a más.

Ya sabes cómo puede ser la historia. Tienes un buen trabajo con oportunidades para ascender, sabes que eres valorado en lo que haces y, aun así, hay algo que no te cuadra. Empiezas a preguntarte si esa sensación de apatía es el resultado de un estancamiento en tu carrera y desarrollo profesional. Has conseguido todo lo que querías, pero aun así no te sientes bien y te preguntas “¿qué me está pasando?”

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Para tu tranquilidad, debes saber que estos sentimientos son perfectamente normales y no están relacionados en absoluto con el puesto que tengas o el valor que aportes a tu equipo de trabajo.

Avance y desarrollo

Cuando se trata de nuestras carreras, el avance y el desarrollo no son lo mismo. Es completamente posible avanzar sin aprender cosas nuevas, adquirir nuevas habilidades o incrementar la capacidad para hacer lo que ya sabemos hacer bien. Son los momentos en los que no nos centramos en nuestro desarrollo profesional los que nos desorientan y la destruyen la autoestima. En otras palabras, es esencial que sintamos que nuestro trabajo tiene sentido y nos resulta gratificante.

Al hablar de desarrollo profesional no nos referimos a los créditos necesarios para terminar nuestra formación. Aludimos a las oportunidades de aprendizaje que nos ayudan a crecer más allá de nuestras obligaciones y nos convierten en un colaborador más capaz y ágil para la empresa. Además, debes deshacerte de los malos hábitos que te impidan buscar nuevas oportunidades.

Para ello, debes comenzar tu desarrollo profesional siendo honesto y sincero contigo mismo. Recuerda que, a diferencia de una promoción en el trabajo, nadie va a venir a felicitarte por seguir autoexpandiendo tu carrera laboral. Para sentirte satisfecho, es imprescindible que identifiques lo que necesitas. De esta forma, podrás encontrarlo y no perderte por el camino.

Cuando la comodidad resulta incómoda

En la actualidad, la tasa de personas que abandonan sus puestos de trabajo es más alta que nunca. Son diversos los motivos por los que la gente deja su trabajo. La mayoría lo hace por desear encontrar otro empleo similar mejor remunerado.

El hecho de que un trabajador pase años en una misma empresa es prácticamente una rareza. Y razones no les faltan. Diversos estudios reflejan que aquellos empleados que cambian de empresa pueden llegar a ganar hasta un 15% más que aquellos que no lo hacen. De hecho, hay expertos que recomiendan cambiar de trabajo regularmente para tener un desarrollo profesional más satisfactorio.

Es importante darse cuenta de que no siempre por cambiar de trabajo lograrás expandir tu carrera profesional. Ante cualquier cambio de empleo, los primeros seis meses serán interesantes y retadores al enfrentarte a un nuevo entorno pero, ¿qué pasa después de ese periodo?

No podemos escapar de lo que somos, de las habilidades que tenemos ni de los obstáculos que debemos conquistar. Solo nosotros tenemos la capacidad de evaluarnos, observarnos y actuar en consecuencia para conseguir lo que queremos.

El apoyo y las oportunidades educativas no son suficientes para sentirnos realizados. Dejar el miedo de lado y hablar con nuestro jefe para discutir nuestras aspiraciones es clave para garantizar tu desarrollo profesional y tu valor para la compañía. Además, así podrás comprobar cuán valioso eres para la empresa y cómo ella se interesa por tu bienestar.

Cómo lograr tu desarrollo profesional

Lo bueno es que, una vez te has decidido por fomentar tu desarrollo profesional, tienes innumerables oportunidades para lograrlo. Una de las fuentes más seguras para conseguirlo son las tutorías. Rodéate de líderes de tu sector, tanto dentro como fuera de tu lugar de trabajo, y pídeles orientación.

Puede que al principio te intimide dar este paso. Sin embargo, la mayoría de los mentores quieren ayudar a las personas apasionadas y dispuestas a aprender. Demostrar tu interés en recibir orientación de alguien puede conducir a un buen crecimiento.

Tampoco te olvides de los libros, podcasts y demás recursos pasivos pues pueden beneficiarte en tu desarrollo profesional. Suscríbete a aquellos podcasts centrados en los temas en los que deseas mejorar, ya sean habilidades técnicas, conocimiento tecnológico o relaciones interpersonales.

La actual generación de población activa tiene a su disposición toda la información que necesite. Es muy fácil acceder a todo tipo de recursos con las Nuevas Tecnologías. Por ello, en muchas ocasiones solo necesitamos estar motivados para dar el primer paso. Conseguido esto, alcanzarás un estado de bienestar tal que tu trabajo jamás te resultará aburrido. De hecho, la única pregunta que te harás a diario será: “¿Cómo puedo mejorar mi desarrollo profesional hoy?”

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía