Cómo escuchar de forma activa

Publicación
05 de abril de 2021
Lectura: 3 minutos
Escuchar activamente

¡Escuchad! Si captamos la atención de la audiencia, ya estás un paso por delante a la hora de perfeccionar tus habilidades para escuchar de forma activa. Esas son buenas noticias, considerando que el 74% de los empleadores indican que las habilidades para escuchar son importantes cuando buscan candidatos para trabajar. Por supuesto, siempre hay margen de mejora. Y una forma de mejorar tus habilidades es aprender a ser un oyente activo.

Qué es la escucha activa

La escucha activa es la práctica de absorber, comprender, responder y retener lo que se dice. En el trabajo, es un arma secreta para construir relaciones profesionales, mejorar la productividad y avanzar en tu carrera.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

Cómo escuchar de forma activa

1. «Escucha» las señales no verbales

Las palabras no lo son todo. La escucha activa requiere que también leas el lenguaje corporal de una persona y obtengas información de las señales no verbales.

Saber qué buscar es crucial. Generalmente, los expertos recomiendan prestar atención a los siguientes signos:

Positivos:

  • Contacto visual directo
  • Músculos faciales relajados
  • Sonrisa amistosa
  • Las manos están a la vista, abiertas y relajadas.
  • Los brazos están abiertos

Negativos:

  • Movimiento rápido de ojos
  • Mirada fría, deslumbrante o vidriada
  • Ceja levantada a modo de incredulidad o duda
  • Músculos faciales tensos
  • Sonrisa rígida y forzada
  • Las manos están cerradas o en puño
  • Los brazos están cruzados firmemente (lo que indica una posición defensiva o protectora)
  • Inquietud

2. Emplea el lenguaje corporal de manera efectiva

El lenguaje corporal indica si estás sintonizando o desconectando con lo que alguien está diciendo. Las mejores prácticas incluyen lo siguiente:

  • Mira al interlocutor
  • Mantén el contacto visual. Para obtener resultados óptimos, pero no espeluznantes, haz contacto visual entre el 60% y el 70% del tiempo
  • Asiente con la cabeza cuando sea apropiado
  • Evita cruzar los brazos
  • Sonríe

3. No interrumpas

Cuando aprendas a escuchar de forma activa, descubrirás que el silencio puede ser una herramienta poderosa. Después de todo, a nadie le gusta que lo interrumpan. Así que deja que la persona hable. No intentes terminar sus oraciones o agregar una idea. Si necesitas un recordatorio físico para permanecer callado, cierra la boca con fuerza hasta que sea tu turno de hablar.

¿La excepción? Si debes interrumpir, digamos, porque llegas tarde a una reunión, hazlo cortésmente: «Lamento interrumpirte, pero …».

4. Aclara lo que dice el orador

Si algo de lo que dice la persona no está claro, intenta resumir lo escuchado diciendo algo como, «Solo quiero asegurarme de haber escuchado todo correctamente», o simplemente di: «Lo siento, una vez más, por favor». Evita frases negativas como «Tengo problemas para seguirte» o «¿Puedes repetir eso? Hablabas demasiado rápido».

5. Haz preguntas

No dudes en hacer preguntas, eso demuestra que estás prestando atención. Sin embargo, el objetivo es hacer preguntas que lleven la conversación a un nivel más profundo.

A continuación, os mostramos algunos ejemplos de preguntas reflexivas:

  • Si un compañero de trabajo se desahoga contigo sobre su gran carga de trabajo: “Parece que tienes mucho en tu rincón. ¿Es esta la norma o una carga de trabajo estacional?»
  • Si tu jefe te está haciendo una crítica constructiva: “Gracias por los comentarios. ¿Puedes contarme un poco más sobre cómo vas a medir mi desempeño en el futuro?»
  • Si tu gerente elogia tu trabajo en la entrega di: “Gracias, puse mucho esfuerzo y pensamiento en esto. ¿Cómo reaccionó el cliente?»

6. Limita las distracciones para escuchar de forma activa

La escucha activa no es nada si no respetuosa. Sin embargo, evitar todas las distracciones es difícil, especialmente cuando nos bombardean con correos electrónicos, mensajes de texto o notificaciones de redes sociales. Sigue estos sencillos pasos para mantenerte concentrado cuando alguien te esté hablando:

  • Guarda el móvil o, si es posible, apágalo o ponlo en modo avión para no tener la tentación de revisar el correo electrónico.
  • Ten la conversación en un espacio tranquilo y privado.
  • Hazles saber a otras personas que no estás disponible (por ejemplo, podrías considerar colocar un letrero en la puerta que diga: «Por favor, no molestes a menos que la oficina esté en llamas»).

Si un compañero de trabajo intenta entablar una conversación contigo, pero estás demasiado ocupado para prestarle toda tu atención, avísale. («Quiero estar completamente presente en esta conversación, pero estoy abrumado en este momento. Programemos una hora para que podamos hablar»).

Aprender a escuchar de forma activa puede serte útil en varios niveles. Es solo una de las muchas formas con las que puedes mejorar tu perfil profesional.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía