9 consejos para conseguir working flow

Publicación
17 de febrero de 2020
Lectura: 4 minutos

¿Alguna vez te has imbuido totalmente en tu trabajo? ¿Tanto que has llegado incluso a perder la noción del tiempo? Ser consumido por una tarea a ese nivel, aunque pueda sonar algo raro, es un estado que se conoce como working flow.

El flow es una de las claves para alcanzar la felicidad en el trabajo. Además, conlleva un beneficio adicional, pues no solo reduce el estrés, sino que aumenta tu productividad. No está mal, ¿eh?

El término flow es un concepto que está muy de moda en la actualidad y, la mayoría de nosotros, lo hemos experimentado en un momento u otro.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Qué es el working flow

Resumiendo mucho, el flow es un estado mental que se logra cuando estás completamente inmerso en una tarea, olvidando el mundo exterior. Se trata de un concepto propuesto por el psicólogo positivista Mihály Csíkszentmihályi.

Cuando estás en estado de flujo o flow, tú:

  • Te centras completamente en la tarea que estés realizando en ese momento.
  • Te olvidas de ti mismo, de los demás y de lo que te rodea.
  • Pierdes la noción del tiempo.
  • Te sientes feliz y lo controlas todo.
  • Eres creativo y productivo.

Es decir, el flow es ese estado anímico que te permite disfrutar del momento, centrarte al 100% en una sola cosa y alcanzar una sensación de calma y felicidad en el trabajo.

La importancia del flujo en el trabajo

La capacidad de realizar una sola tarea, en oposición a la multitarea, es una de las claves de la verdadera productividad. No es el tipo de productividad en la que eliminas 20 elementos de tu lista de tareas (aunque ello resulte satisfactorio), cambias de tareas todo el día y te mantienes ocupado todo el tiempo.

La verdadera productividad es cuando realmente alcanzas tus objetivos, donde logras cosas importantes y duraderas. Como escritor, eso podría significar escribir uno o dos artículos importantes y memorables en lugar de 20 o 50 artículos sin importancia que la gente olvidará 5 minutos después de leerlos. Significa realizar proyectos clave en lugar de responder un montón de correos electrónicos, hacer muchas llamadas telefónicas, asistir a un montón de reuniones y barajar papeleo durante todo el día. Significa cerrar tratos clave. Significa calidad en lugar de cantidad.

Una vez que hayas aprendidos a enfocarte en ese tipo de proyectos y tareas importantes, será el flow lo que te permitirá realizarlos. Te pierdes en esas tareas importantes y desafiantes, y en lugar de ser interrumpido constantemente por cosas menores, puedes concentrarte en las tareas el tiempo suficiente para completarlas.

Al perderte en este sentido en el trabajo, te diviertes más. Reduces el estrés al tiempo que aumentas tu producción de calidad. Obtienes cosas importantes en lugar de solo hacer las cosas. Logras metas en lugar de simplemente mantenerte ocupado.

Cómo lograr la felicidad y el working flow:

Entonces, ¿cómo lograr este estado anímico? Simplemente, necesitas practicar. El flujo en el trabajo es muy práctico y lograrlo no conlleva ningún misterio. Probablemente al principio te cueste un poco, pero mejorarás cada vez que lo practiques.

9 puntos claves para alcanzar el flow

1. Elige el trabajo que amas

Si temes una tarea, tendrás dificultades para perderte en ella. Si su trabajo está compuesto de cosas que odias, quizá debas considerar encontrar otro empleo. O, si puedes, busca proyectos que te encante hacer en dicho trabajo. Elijas lo que elijas, asegúrate de que las funciones que realices siempre te apasionen.

2. Selecciona una tarea importante

Siempre existe el trabajo que amas, fácil de realizar y sin importancia. Pero también hay un trabajo que amas que tendrá un impacto a largo plazo en tu carrera y en tu vida. Elije este último, ya que será un mejor uso de tu tiempo y del flow.

3. Asegúrate de que sea un desafío, pero no demasiado difícil

Si una tarea es demasiado fácil, la completarás sin mucho esfuerzo ni reflexión. Una tarea debe ser lo suficientemente desafiante como para requerir tu total concentración. Sin embargo, si es demasiado difícil, te resultará difícil perderte en ella, puesto que dedicarás la mayor parte de tu concentración en descubrir cómo realizarla y terminarás desanimándote. Practica el ensayo y error hasta dar con aquellas funciones del nivel de dificultad apropiado.

4. Encuentra tu hora pico y tu tiempo de calma

Necesitarás encontrar un momento tranquilo o nunca podrás concentrarte. Si tienes suerte, podrás hacerlo en cualquier momento del día siempre que encuentres un lugar tranquilo para trabajar. La hora que elijas debe ser aquella en la que cuentes con tu máxima energía. Encuentra un momento en que tengas mucha energía y puedas concentrarte.

5. Fuera distracciones

Además de encontrar un momento tranquilo y un lugar para trabajar, debes eliminar cualquier tipo de distracción. Esto significa desconectar la música, los teléfonos, el correo electrónico, las notificaciones de mensajería instantánea y cualquier otra cosa que pueda interrumpir tu flujo de pensamientos. También resultará útil despejar el escritorio.

6. Aprende a concentrarte en esa tarea el mayor tiempo posible

Esto requiere práctica. Debes comenzar con la tarea elegida y concentrarte en ella el mayor tiempo posible. Al principio, puede que tengas dificultades si estás acostumbrado a ser multitarea. Sigue intentándolo y vuelve a concentrarte en lo que estás haciendo. Poco a poco te irá saliendo mejor. Al lograr concéntrate en esa tarea bien elegida y no sufrir distracciones, terminarás perdiéndote en el working flow.

7. Diviértete

El working flow te hará sentir genial al poder dedicarte a algo que vale la pena, conseguir un gran progreso en un proyecto o hacer algo que te apasione. Tómate tu tiempo para apreciar esta sensación.

8. Sigue practicando

Cada paso que des en tu camino para alcanzar el working flow requerirá algo de práctica. Desde encontrar un momento de tranquilidad y enérgico hasta eliminar las distracciones y elegir la tarea correcta. Y, especialmente, mantenerse centrado en una tarea determinada durante mucho tiempo. Pero cada vez que falles, trata de aprender del error. Lo mismo ocurre cada vez que logres el éxito. Cuanto más practiques, mejor serás.

9. Cosecha las recompensas

Además del placer de alcanzar el working flow, también estarás más feliz con tu trabajo en general. Obtendrás resultados importantes en tu desarrollo profesional. Finalizarás encargos con mayor frecuencia, en lugar de comenzar y detenerte tan a menudo. Todo esto resulta enormemente satisfactorio y gratificante. Tómate el tiempo necesario para apreciarlo y continúa practicando todos los días.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía