¿No tener trabajo arruinará mi perfil en LinkedIn?

Imagen. LinkedIn ¿Cómo sustituir el desempleo?. Adeccorientaempleo
 

Si te has quedado sin empleo y te preocupa cómo indicarlo en tu cuenta LinkedIn, hoy te damos algunas pautas para saber los modos de gestionarlo. Esta red profesional es una herramienta muy poderosa para hacer contactos y encontrar un nuevo trabajo, por eso es importante que tu situación de desempleo no sugiera nunca “pasividad”.

Ten en cuenta que lo principal en la relación con tus contactos es la confiabilidad que brindas y que por ello no debes poner nada que sea mentira o que pueda confundir a potenciales empleadores.

Si te encuentras en el paro, no es necesario inventar un empleo, ni tampoco poner una actividad que lo suplante. Si no quieres mencionar que estás desocupado en LinkedIn existen otras alternativas viables, como por ejemplo:

  • Redactar en el título una frase que sugiera que te enfocas hacia nuevos horizontes. “Diseñador gráfico ‘abierto a’/ ‘en búsqueda de’ nuevos proyectos”.
  • Sustituir “situación actual” por “profesión”. Puedes aprovechar también para utilizar palabras claves de programas que dominas o competencias que te interesen destacar para un futuro empleo y mejorar así tus posibilidades de ser visto por las empresas.
  • Omitir el apartado “situación actual” es otra alternativa, aunque con alguna pequeña desventaja ya que ello te hará bajar levemente el posicionamiento en la red. Esto no significa una caída drástica y si tu currículum está completo, tienes recomendaciones y has aprovechado todos los recursos de la red para tener un perfil atractivo, el cambio será prácticamente imperceptible.
  • Utilizar las fechas sólo por año, de modo que tu anterior empleo parezca aún actual. Esta opción puede ser útil si la situación de desempleo es muy reciente. En caso de que hayan pasado varios meses parecería un engaño y sería conveniente cambiar de estrategia.

Finalmente, piensa que éste es el momento ideal para explotar al máximo tu perfil. Céntrate en el encabezado que aparece debajo de tu nombre. Éste es el elemento principal de tu cuenta. No te quedes en el simple título profesional. Tienes 120 caracteres para ubicar allí palabras claves y competencias específicas que te ayuden a mejorar tu posicionamiento. Aprovecha nuestros consejos para tener el perfecto encabezado y aumentar las posibilidades de conseguir rápidamente un nuevo empleo.

:: EL BLOG EN LAS REDES ::