¡3 excelentes claves para redactar tu carta de renuncia!

Has decidido marcharte e iniciar una nueva etapa profesional. Llegó la hora de decir adiós. Pero, ¡cuidado! Tu salida de la empresa debe ser tan seria y profesional como ha sido tu trabajo en ella. Tu carta de renuncia también es parte de marca personal y marcharte de la mejor manera posible te ayudará a garantizarte un mejor futuro laboral.

Estas son 3 excelentes recomendaciones (y dos consejos a tener en cuenta) para redactar tu carta de renuncia: 

  1. Hazlo simple: Si bien es indispensable redactarla, la carta de renuncia no es más que un requisito formal. No debe ser demasiado extensa. Por el contrario un par de párrafos serán suficientes para dejar asentada la información importante: el hecho de que dejarás la empresa y el período de notificación correspondiente. 
  1. Cuida tu lenguaje: Ya has decidido marcharte de la empresa. Los hechos que motivaron tu renuncia en este momento son anecdóticos. Aún cuando puedas estar molesto por algún motivo, conserva siempre un lenguaje claro y educado. No pierdas nunca la formalidad ni olvides el objetivo de tu carta de renuncia. Si eres grosero o agresivo al redactarla, tus palabras podrían convertirse en una referencia negativa frente a otros empleadores.
  1. Deja las puertas abiertas y facilita la transición. Siempre será preferible dejar el mejor recuerdo de tu paso por la empresa y marcharte con la posibilidad de retomar el vínculo laboral si fuera necesario en el futuro. Agradece la oportunidad de haber podido crecer profesionalmente dentro de la firma y ofrécete a hacer todo lo posible (entrenar a la persona que te reemplazará o realizar alguna hora extra, por ejemplo) para que tu alejamiento no provoque inconvenientes en la empresa. 

Finalmente, queremos también darte dos consejos muy importantes antes de redactar tu carta de renuncia: 

  1. Asegúrate de tener muy en claro los motivos de tu alejamiento. Es muy probable que si has sido un buen empleado, la empresa realice una contraoferta para persuadirte de tu decisión. Para no dudar ni tomar una decisión equivocada, ten siempre en claro los motivos por los que abandonas la empresa. 
  1. Lee atentamente tu contrato. Para saber exactamente los plazos y mecanismos para la presentación de tu renuncia es importante conocer muy bien tu contrato de empleo. Asesórate si es necesario. De esta forma podrás pactar con tu próximo empleador tu fecha de ingreso y evitar sorpresas desagradables a la hora de marcharte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *