¿Qué es un buen ambiente de trabajo?

Disfrutar de un buen ambiente laboral, el compañerismo y las posibilidades de desarrollo de habilidades son los aspectos mejor valorados por los trabajadores españoles para ser felices en sus empleos, según lo indica la última encuesta Adecco sobre felicidad en el trabajo.

Pero, exactamente ¿a qué nos referimos con un ‘buen ambiente laboral’? Este concepto puede variar de acuerdo a las expectativas de cada uno, aunque, en líneas generales, podríamos afirmar que existen ciertos elementos fundamentales para impulsar este tipo de entorno. Algunas de los más importantes son:

  • Espacio físico agradable: no es un detalle menor. Trabajar con poca luz, sin ventilación, en un ambiente reducido o que huele mal son cuestiones que impactan negativamente en nuestro clima laboral.
  • Confianza y reconocimiento: cuando nos esforzamos por brindar lo mejor de nosotros mismos dentro de la empresa, la confianza que deposite el jefe o supervisor en nuestro desempeño, así como el reconocimiento recibido por el trabajo realizado, serán clave para sentirnos a gusto dentro de la empresa y para estimular el deseo de seguir avanzando en igual sentido.
  • Disfrutar de la compañía de los otros: ya sabemos que nuestros compañeros de oficina no siempre serán nuestros mejores amigos. Pero lo cierto es que si logramos establecer un ambiente con buena comunicación y un clima ameno de trabajo, donde ser tenidos en cuenta y respetados, el entorno laboral se convertirá en un espacio en el que disfrutaremos de la compañía de demás. Y ello, definitivamente, transformará positivamente nuestro modo de trabajar.
  • Satisfacción y orgullo: sabernos parte de un equipo al que apreciamos, de una empresa a la que valoramos, de unos objetivos que respetamos o de un puesto que nos enorgullece, son diferentes manifestaciones de satisfacción por nuestro trabajo. Y tal sentimiento nos permite disfrutar de un mejor clima laboral y nos acerca mucho más a la felicidad.
  • Equilibrio entre la vida laboral y personal: un trabajo extremadamente demandante influye negativamente en el entorno. Un empleado cansado, estresado o para quien su trabajo es un impedimento para el desarrollo de su vida personal, difícilmente pueda disfrutar de un ambiente que se le presenta como amenazante.
  • Oportunidades de crecimiento: finalmente, el saber que siempre hay espacio para avanzar y que podremos proyectarnos dentro de la empresa, brinda tranquilidad a los trabajadores y contribuye positivamente al entorno de trabajo.

Existen muchos otros factores que se podrían considerar para evaluar el clima laboral. Sin embargo, las características anteriormente mencionadas son sólidos pilares sobre los que es posible crear un ambiente de trabajo satisfactorio, que nos haga sentir felices y nos permita desarrollar con mayor plenitud nuestras potencialidades. Algo que, además, todo empleador agradecerá, toda vez que un trabajador feliz es también garantía de mayor productividad para la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *