Lenguaje corporal en la entrevista de trabajo

Publicación
18 de diciembre de 2023
Lectura: 4 minutos
Lenguaje corporal

Una entrevista de trabajo siempre resulta estresante. Necesitas presentarse bien mientras respondes preguntas inesperadas, y lo último que precisas es otra cosa de qué preocuparse, pero ¿sabías que comunicarse sin palabras puede ser la clave para conseguir el trabajo de tus sueños? Atento a tu lenguaje corporal.

El lenguaje corporal de la entrevista es fundamental para causar una impresión positiva y transmitir confianza y profesionalidad. Los entrevistadores experimentados están atentos a las señales no verbales, y todos los entrevistadores se dejan influir inconscientemente por la forma en que te sientas, haces contacto visual y sonríes.

Aquí analizamos lo que se debe y lo que no se debe hacer con el lenguaje corporal y que puedes aplicar a tu próxima entrevista de trabajo.

Los 5 mejores consejos sobre el lenguaje corporal en una entrevista

1. Mantén el contacto visual: en las entrevistas, el contacto visual directo transmite confianza y compromiso y demuestra que estás interesado. Sin embargo, asegúrate de lograr un equilibrio y no mirar fijamente, porque puedes parecer agresivo e incomodar al entrevistador.

2. Sonríe: muchas personas se ponen tan nerviosas durante la entrevista de trabajo que se olvidan de expresar entusiasmo. Una sonrisa genuina puede hacerte parecer más agradable y accesible y, dado que promueve una atmósfera amistosa, es una parte importante del buen lenguaje corporal en una entrevista. Específicamente, sonreír durante la presentación crea una primera impresión positiva y sonreír durante la despedida refuerza la confianza.

3. Siéntate derecho: una buena postura puede parecer un cliché, pero sentarse derecho y mantener los hombros hacia atrás demuestra que estás atento. Si estás solicitando un puesto que involucra habilidades interpersonales, saber cómo sentarse en una entrevista demuestra que sabes cómo tener confianza y ser profesional durante las interacciones.

4. Responde con gestos: para mostrar compromiso, debes utilizar el lenguaje corporal de la entrevista y señales no verbales que indiquen que estás siguiendo la conversación. Puedes asentir lentamente cuando estés de acuerdo o comprendas, y si el tono es ligero, también es bueno sonreír o reírte de los comentarios divertidos para establecer una buena relación.

5. Reflejar al entrevistador: la duplicación es una técnica de comunicación útil en muchos entornos. Al reflejar las señales no verbales del entrevistador, como la postura, el tono de voz o los gestos, puedes crear una conexión positiva subconsciente. Pero no debes exagerar ni ser obvio porque podría hacerte parecer manipulador o inapropiado. Es mejor practicar esta habilidad antes de utilizarla en tu lenguaje corporal en una entrevista de trabajo.

¿Son realmente importantes los apretones de manos?

¡Sí! Todo el mundo habla de apretones de manos sólidos y este consejo tiene algo de cierto. Si tu agarre es fuerte (pero no contundente), demuestras que estás seguro de ti mismo, pero si es débil o tu mano está demasiado sudorosa o seca, puedes dejar una impresión negativa. También es bueno esperar a que el entrevistador te ofrezca la mano. Algunas personas prefieren no tocar a los demás o se sienten intimidadas por apretones de manos demasiado largos o no solicitados.

Los 5 principales “qué no hacer” con el lenguaje corporal en una entrevista

1. No te distraigas: consultar tu reloj, ojear tu teléfono o mirar fijamente puede enviar el mensaje de que no te importa la entrevista de trabajo. Es mejor evitar acciones no verbales que te hagan parecer desinteresado o desenfocado.

2. Evita la inquietud: la inquietud puede transmitir nerviosismo, lo que te hará parecer menos seguro. Si juegas con tu cabello, golpeas tus pies, recoges objetos de la mesa, te tocas mucho la cara o te rascas las uñas, parecerá que estás demasiado nervioso para soportar la presión.

3. No exageres con los gestos con las manos: usar gestos apropiados con las manos puede hacerte parecer más atractivo y entusiasta, pero es esencial evitar un lenguaje corporal excesivo o que distraiga en la entrevista y que pueda resultar desagradable.

4. No seas demasiado informal ni demasiado rígido: si te recuestas en la silla o levantas los pies, el entrevistador probablemente pensará que no hablas en serio. Si pareces congelado y rígido o cruzas los brazos con fuerza, puedes parecer asustado, nervioso o cerrado. Es útil practicar la postura antes de una entrevista de trabajo para evitar estos extremos.

5. No uses ropa inapropiada: especialmente para trabajos de moda, es necesario vestirse apropiadamente. La profesionalidad requiere saber qué prendas son adecuadas para el puesto, así que investiga y refleja la marca. También es importante ser fiel a tu estilo y evitar usar algo incómodo o desconocido que pueda distraerte durante la entrevista.

¿Cómo puedes mejorar el lenguaje corporal de tu entrevista?

Además de practicar con un mentor o amigos, deberías considerar trabajar con una agencia de contratación. Los buenos reclutadores conocen bien la industria y tienen experiencia ayudando a los candidatos a lucir más atractivos, dominar el lenguaje corporal y estar mejor preparados para la entrevista de trabajo.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía