Cómo sobrevivir si trabajas y tienes una familia monoparental

Publicación
03 de junio de 2021
Lectura: 4 minutos
Monoparental

Dado que el equilibrio entre el trabajo y la vida personal ya es un concepto complicado para las parejas casadas que trabajan, es un desafío aún mayor para la familia monoparental. Como padre o madre solteros, no solo hay que hacer malabarismos con toda la logística del cuidado de los niños y las horas de trabajo, sino que también existe la presión financiera de administrar un hogar en solitario.

Cuando hace malabarismos con las mismas responsabilidades que enfrentan los hogares con dos progenitores que trabajan, pero en este caso lo tiene que hacer una sola persona, puede resultar un gran desafío. 

Todo esto se suma al hecho de tener que lidiar con la fricción entre la necesidad de trabajar para pagar las facturas y el deseo de ser un buen padre o madre que pasa tiempo con sus hijos. Los padres y madres solteros manejan demasiadas cosas sin tener un socio interno para compartir esa carga.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Históricamente, los empleados con familias monoparentales manifiestan que sienten que su papel como padres o madres ha afectado a su búsqueda de trabajo, mientras que otros han dicho que la paternidad ha afectado a sus carreras en general. 

Para ayudarlos a enfrentar estos desafíos únicos, compartimos algunas estrategias que puedan equilibrar la crianza de los hijos de familias monoparentales con una carrera satisfactoria.

El miembro de una familia monoparental debe identificar su mayor punto de dolor

Debido a que la situación dinámica y financiera de cada familia es diferente, comencemos por averiguar qué tipo de apoyo es el más necesitamos. Si trabajamos en un puesto que requiere muchos viajes, tal vez el cuidado de los niños sea el mayor obstáculo. Es probable que la solución dependa de una red de ayudantes: hermanos, padres, amigos, guardería, canguros…

Un empleador flexible puede facilitarnos el equilibrio entre vida laboral y vida familiar. Pero la flexibilidad puede significar diferentes cosas para cada persona. Podría significar tener horarios predecibles sin requisitos para quedarse hasta tarde, podríamos estar trabajando en un turno más temprano para que podamos pasar el rato con nuestros hijos después de la escuela o podríamos estar trabajando en un horario flexible un par de días a la semana.

Solicitemos el horario flexible estratégicamente

Si ya estamos en una empresa que nos agrada, pensemos en solicitar apoyo adicional que nos ayude a ser un mejor empleado y progenitor. Todo se reduce a un mayor control sobre cuándo, dónde y cómo trabajamos. El tiempo libre y un horario de trabajo flexible se encuentran habitualmente entre los aspectos más deseados de una oferta de trabajo.

Por ejemplo, tal vez el empleador podría hacer adaptaciones para que tengamos más margen de maniobra con nuestras horas diarias de inicio y finalización, siempre y cuando el trabajo esté terminado. O tal vez pueda explorar una opción que nos permita trabajar más horas para que podamos tener un día libre a la semana.

Si decidimos hablar con nuestro empleador actual sobre las opciones flexibles, aquí hay algunos consejos que debemos tener en cuenta al abordar el tema:

  • Hagámoslo sobre nuestro trabajo. Los empleadores quieren saber cómo trabajar de manera flexible nos convertirá en un trabajador más productivo, enfocado y enérgico. 
  • Anticipémonos a las preocupaciones o miedos de nuestro jefe y estemos preparados para abordarlos. Tengamos listo un plan sobre cómo nos comunicaremos con ellos, cómo será nuestro horario, cómo colaboremos con nuestro equipo y cómo estaremos disponibles para las necesidades inmediatas.
  • Sugiramos una prueba. Muchos gerentes pueden dudar en permitir automáticamente usar opciones de trabajo flexibles, por lo que sugerir una prueba de uno o dos meses puede ayudarlos a adaptarse a la idea y permitirnos demostrar que la flexibilidad es una gran idea para ambos.

También podemos considerar situaciones laborales no tradicionales, como reducir las horas a tiempo parcial mientras complementamos nuestros ingresos con trabajos independientes. 

Busquemos empresas que puedan satisfacer nuestras necesidades específicas

Independientemente de lo que sea más importante para nosotros como familia monoparental, ya sea la capacidad de trabajar de forma remota, los buenos beneficios o el acceso a la guardería, es importante que investiguemos cuando busquemos trabajo. 

Visitemos el sitio web de una empresa y todos sus perfiles en redes y en portales especializados. Revisemos las áreas que hablan de la cultura y los beneficios del lugar de trabajo. A menudo, cuando una empresa ofrece un arreglo de trabajo flexible o beneficios de teletrabajo como ejemplos, esos beneficios serán evidentes en las páginas del empleador.

Negociemos los beneficios más importantes como familia monoparental

Según algunos especialistas, el 75% de las personas que buscan empleo afirman que preguntarán sobre la política de una organización en materia de horarios de trabajo flexibles antes de recibir una oferta de trabajo. Eso es perfectamente aceptable.

Un reclutador también puede ayudar a determinar si la empresa fomenta una cultura de apoyo. Por ejemplo, preguntemos si hay flexibilidad para llegar y salir de la oficina o si el gerente o la cultura tienen un horario establecido e inamovible. Esta información es útil para coordinar el cuidado de los niños, sobre todo en una familia monoparental.

Solo tengamos en cuenta que existe una línea muy fina entre recopilar la información necesaria y señalar involuntariamente una falta de compromiso con las necesidades del empleador o las demandas del trabajo. Es mejor explorar estos detalles a medida que avanzamos hacia el final del proceso y ya hemos determinado que parece haber una buena combinación y un deseo mutuo de que funcione.

Algunos expertos dicen que discutir abiertamente la situación como padre o madre solteros puede, desafortunadamente, exponernos a prejuicios conscientes e inconscientes de los reclutadores y gerentes de contratación. Dicho esto, absolutamente podemos hacer preguntas sobre cómo la empresa aborda el equilibrio entre el trabajo y la vida privada o cuáles son sus políticas laborales flexibles.

Pase lo que pase, si tenemos una familia monoparental, nos enfrentamos a complejidades que otras personas en la fuerza laboral pueden no tener. Necesitamos comprar, cocinar, alimentar, vestir, enseñar, jugar y transportar a nuestros hijos, mientras mantenemos a raya la presión y atendemos nuestra carrera. Al seleccionar un empleador que brinde beneficios y flexibilidad para adaptarse a nuestro estilo de vida, estaremos mejor equipados para hacer nuestro mejor trabajo tanto en la empresa como en el hogar.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía