Cómo ser un camarero rápido y eficiente

Publicación
05 de septiembre de 2019
Lectura: 4 minutos
camarero eficaz

El mundo de la hostelería es muy competitivo. A pesar de haber infinidad de restaurantes, bares y cafeterías donde encontrar empleo como camarero, la temporalidad prima en este sector. Sin embargo, siempre que demuestres que eres un camarero rápido y eficiente, tus oportunidades para formar parte de la plantilla fija del negocio aumentan.

Si cuentas con experiencia en hostelería o si deseas incorporarte al mercado laboral como camarero, te interesará saber cómo ser un camarero rápido. La atención al cliente prima en estos locales y, si te especializas en hacerlo realmente bien, conseguirás una clientela fija. A su vez, esto te reportará estabilidad en el empleo.

A pesar de la búsqueda de los meseros rápidos, no hay que confundir eficiencia con rapidez. El hecho de que el flujo de clientes en las mesas sea constante reportará beneficios a la empresa y al trabajador (en forma de propinas añadidas a su salario base). Sin embargo, como camarero no debes presionar a los comensales para que se den prisa en comer, cenar o tomar el aperitivo.

<< Mira las últimas ofertas donde puedes aplicar para Hostelería >>

Tips para aprender cómo ser un camarero rápido

Con los siguientes consejos, no solo conseguirás convertirte en un camarero rápido y eficiente. Tus propinas de dispararán, tus jefes no dejarán que te escapes y mejorarán tus condiciones laborales y, por supuesto, te sentirás cómodo y feliz realizando tu trabajo. Por ello, solo nos queda decir, ¡ponte manos a la obra!

Vende experiencias

Sí, el cliente tiene hambre y sabe qué le gusta. Sin embargo, no siempre acierta en sus elecciones. Aprovecha el momento y ofrécele combinaciones que convertirán su almuerzo o cena en toda una experiencia.

Por ejemplo, no te limites a preguntar si desean vino para beber. En función de lo que pida para comer, sugiere que tal vino combina a la perfección con el plato. La tentación será tal para el cliente que terminará por ceder y pedirte que le traigas la bebida que tú has indicado.

Aconseja

Eres tú quien realmente conoce las especialidades de tu lugar de trabajo. Permite a los clientes estudiar el menú y seleccionar lo que desean. Pero no te vayas con la comanda sin antes haberles sugerido el plato del día, el aperitivo, el producto típico de la zona e incluso el postre.

Sé positivo

Sí, en ocasiones los clientes con los que te topes serán desagradables. No tendrás más remedio que hacer de tripas corazón y atenderlos con la misma eficacia que al resto. Aprovecha estos encontronazos para aprender lo máximo de ellos y emplea lo aprendido en otras mesas. Es probable que termines fidelizando a todos los clientes, buenos y malos, con una actitud positiva y una sonrisa permanente.

Estúdiate la carta

Una manera de perder el tiempo como camarero es visitar la cocina para pedir información. No solo dejarás de desempeñarte como camarero rápido y eficiente, sino que romperás la concentración de los cocineros. Lógicamente esto no favorece a nadie. Por ello, es muy recomendable que te aprendas toda la carta y los posibles alérgenos.

Ser capaz de responder las dudas de los comensales de inmediato mejorará la experiencia del cliente. Y, además, te ayudará en tu aprendizaje de cómo ser un camarero rápido y eficiente.

No des paseos con las manos vacías

Siempre habrá algo que llevar o traer de la cocina. Estate atento y jamás des paseos sin ton ni son por el salón del restaurante. Puedes atender a algún comensal, retirar platos vacíos o vasos sucios, cobrar alguna mesa, facilitar un servicio…

Presta especial atención a las bebidas

No hay nada más desesperante para el cliente que tener que esperar para calmar la sed. Si tu lugar de trabajo cobra cada consumición, intenta sugerir al cliente si desea otro vaso o copa cuando la tenga casi vacía. En caso de pertenecer a un restaurante con servicio de refill, procura que al cliente jamás le falta bebida. Incluso adelántate a su petición y sírvele otro vaso con su bebida favorita. Tendrás al comensal contenta y seguramente te deje una buena propina por tu esfuerzo.

Facilita el pago

Siempre que puedas, facilita las formas de pago al cliente. Si es en efectivo, porta cambio; si desea pagar con tarjeta, intenta tener disponible el datáfono; si desea dividir entre varias personas la cuenta, no pongas pegas ni malas caras… El pago es el último paso para finalizar su experiencia en tu restaurante. No metas la pata con caras raras o gestos de fastidio en un paso tan crucial.

Estos algunos de los consejos a seguir para aprender cómo ser un camarero rápido y eficiente. Si cuentas con experiencia en el sector, no dudes en escribirnos para darnos a conocer tus trucos. Estaremos encantados de leerte.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía