Cómo pasar a la acción tras el análisis DAFO

Publicación
31 de octubre de 2019
Lectura: 4 minutos
DAFO y CAME

Tal y como os mostramos en un artículo reciente explicando el proceso del análisis DAFO, se trata de un método útil y efectivo para identificar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Al hacerlo, nos permite crear una estrategia sólida y factible con la que expandir nuestra carrera profesional.

La gran pregunta ahora es, ¿cómo pasamos a la acción tras concluir el análisis DAFO? Sería de poca utilidad almacenar los resultados como una lista sin importancia. Por suerte, podemos ponernos manos a la obra para potenciar las fortalezas y oportunidades mientras que minimizamos las debilidades y amenazas.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

Cómo actuar tras finalizar el análisis DAFO

Vamos a estructurar un plan de acción en cuatro pasos. Queremos ayudaros a tener éxito en vuestra carrera profesional. Por ello, os explicamos de forma sencilla y detallada cómo poneros en acción una vez habéis finalizado vuestro análisis DAFO.

1. Identifica alternativas estratégicas

Al realizar el análisis DAFO habrás podido reducir los factores que afectarán a tu plan de negocio. De hecho, los habrás catalogado en los cuadrantes de la matriz DAFO como fortalezas, debilidades, oportunidades o amenazas.

Recuerda que, en este caso, las fortalezas y debilidades son internas a la empresa, mientras que las oportunidades y amenazas son externos. Una vez simplificados estos factores, es hora de identificar de qué alternativas estratégicas disponemos.

Para ello, deberás extraer elementos de uno de los cuadrantes definidos y emparejarlos con elementos de otro cuadrante.

Por ejemplo, si uno de los puntos fuertes es que la empresa tiene una gran reputación, podrías combinarlo con la oportunidad potencial de proporcionar un nuevo producto de software que consideres le falta al mercado.

A partir de aquí, debes desarrollar un plan. Por ejemplo, podrías aprovechar la sólida reputación y la oportunidad de un nuevo producto de software del que carece el mercado y establecer la acción para implementar un programa de lanzamiento. Aprovecharás la reputación de la empresa de manera positiva para el lanzamiento de un nuevo producto.

Continúa combinando factores de cada cuadrante del análisis DAFO y actúa en consecuencia. De esta forma, alcanzarás el éxito en cualquier meta que te propongas.

2. Prioriza las alternativas estratégicas

Una vez que finalizas con el primer paso, deberías contar con un buen conjunto de alternativas estratégicas planificadas. Pues bien, ahora debes priorizarlas para asegurarte de emplear tus recursos de la manera más eficiente posible.

Por ejemplo, supongamos que has identificado las siguientes alternativas estratégicas:

  • Lanzamiento de un nuevo producto de software para abordar una brecha en el mercado.
  • Un programa que dará como resultado que tu empresa reciba fondos y ayudas que fomentan el desarrollo.
  • Un sistema para impulsar la retención del talento en la empresa.

Con esta lista, deberás reunirte con los departamentos calve de la empresa y determinar la prioridad de cada apartado.

3. Equilibra dichas prioridades

Hecho el segundo paso, llega el momento de concentrarse en equilibrar las prioridades. Para ello, deberás mantener siempre en mente las cuatro perspectivas que las afectan:

  • Financiera
  • Evolución del mercado
  • Excelencia operacional
  • Personas / excelencia cultural

Volviendo al ejemplo anterior, vamos a revisar el nuevo programa de lanzamiento de productos de software. El objetivo es abordar una brecha en el mercado, por lo que se catalogaría en la perspectiva de evolución del mercado.

Para el paso 4, seguiremos empleando el mismo caso. Así las ideas quedarán mucho más claras.

4. Haz una hoja de ruta

Una hoja de ruta permite que tú y tu equipo contextualicéis el plan de acción y comencéis a vincular un marco temporal a vuestros esfuerzos. Vuélvete a reunir, o aprovecha la primera convocatoria sugerida para llevar a cabo el análisis DAFO, y traza los siguientes elementos centrales en tu hoja de ruta:

Objetivos estratégicos a largo plazo

Usando el ejemplo anterior, el objetivo estratégico a largo plazo sería lanzar un nuevo producto.

Metas de un año

En este caso, el objetivo de un año sería desarrollar un producto de software listo para el mercado en el transcurso de doce meses.

Medidas

Siguiendo con el ejemplo, no quedarás satisfecho con el plan hasta que el producto de software esté completado al 100% y listo para lanzar al mercado.

Objetivo final

El resultado final que debe producir esta hoja de ruta es un producto de software que redefine cómo el mercado objetivo está utilizando la tecnología. Depende del equipo desarrollar criterios que hablen sobre cómo se evaluará el producto.

Una vez finalizada la hoja de ruta, ¡ya tienes un plan operativo completo!

En este punto, has realizado un análisis DAFO, has identificado cuáles son tus alternativas estratégicas y las has puesto en práctica. Además, has priorizado y equilibrado las alternativas estratégicas y también te has hecho con una hoja de ruta tangible. A partir de aquí tan solo te queda relacionar toda esta información en un plan detallado que presentar a tu equipo de liderazgo. Esto es lo que se conoce como análisis CAME. ¡A por tus objetivos!

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía