Cómo afecta la pandemia a los asesores financieros

Publicación
13 de agosto de 2020
Lectura: 4 minutos
Asesor financiero

La crisis sanitaria mundial ha obligado a los profesionales de negocios de una gran variedad de industrias a encontrar nuevas formas de hacer su trabajo. Pero esto va más allá del simple desarrollo de nuevos protocolos o asociaciones. También implica cómo las personas se conectan con sus clientes. Y en ninguna parte este fenómeno resulta tan evidente como en los asesores financieros.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para jóvenes con estudios universitarios como tú >>

Brindar respuestas a mucho más allá de cómo gastar

Hace casi 30 años, los asesores financieros se sentían más atraídos por el trabajo que por las acciones. En ellos primaban los balances y su evaluación.

Dicho de otra manera, la industria giraba en torno a los datos. La expectativa era que se interactuara más con los números. La relación con el cliente no era lo que impulsaba el día a día.

Luego, en 2008, llegó la recesión y todo cambió. De repente, los profesionales que estaban tan acostumbrados a evaluar la información tuvieron que darse la mano. Tenían que evaluar a las personas para conocerlas más allá de lo que estaba escrito. Se trató de un cambio considerable.

Hoy, la Covid-19 está obligando a los asesores financieros a cambiar nuevamente de manera similar. Con el desempleo y los despidos que continúan alcanzando niveles sin precedentes, y los mercados convirtiéndose en auténticos yo-yos incluso cuando comienza lentamente la recuperación, la gente, naturalmente, está preocupada por sus activos. A menudo, la pregunta no es ni siquiera cómo ganar dinero, sino cómo mantenerse a flote y administrar las inversiones para que no desaparezcan. La mitigación de riesgos es el punto clave.

Pero los clientes financieros no solo miran sus inversiones. Están tratando de aprender cómo enseñar a sus hijos durante el resto del año escolar, cómo convertir su hogar en una oficina, saber cuánto tiempo les llevará recuperarse y muchas cosas más. Se preocupan por mantenerse saludables, en cómo lidiar con el aislamiento y, en el peor de los casos, cómo lidiar con la muerte de sus seres queridos. Es pesado. Es complejo. Y a menudo no hay respuestas únicas para todos.

En resumen, los clientes financieros no solo buscan consejos sobre una gran acción o formas de cubrir una cuenta. Necesitan mucho más apoyo que eso. Y como asesores financieros, tenemos que conocerlos y darles consejos no solo sobre cómo gastar, sino también sobre cómo vivir, ahora mismo y en el futuro.

Hay que sacar partido de la tecnología y enseñar a la próxima generación lo que realmente importa

La tecnología tiene el potencial de ayudar a los asesores financieros a brindar un mejor servicio a sus clientes. Esto no significa simplemente cambiar a diferentes programas o tipos de hojas de cálculo. Significa, por ejemplo, aprender a usar herramientas como Zoom, reuniones virtuales y happy hours digitales para llegar a un nivel más profundo.

La forma en que los asesores financieros y sus clientes utilizan la tecnología en el futuro tiene un enorme potencial para influir en la próxima generación, que heredará la riqueza actual. Por ejemplo, muchos jóvenes han interiorizado la idea de que la tecnología no solo puede dar respuestas, sino que es la respuesta a casi todo. Podrían ver lo que están haciendo sus padres a través de esta pandemia y darse cuenta de que pudieron superar este momento difícil porque los asesores financieros aportaron un toque humano a la ecuación. Esta próxima generación verá que una cartera es más que una simple suma de euros, pero que en realidad involucra sentimientos, deseos, pasiones y metas. Una buena cartera puede ayudar a financiar todas estas cosas, pero no puede reemplazar la vida que puede llevar si tiene a alguien de confianza a cargo de esos activos.

Asesores financieros: el cambio a una conexión más profunda nos beneficia a todos

Ser un asesor financiero siempre hará que te metas en los libros hasta cierto punto. Esa es la naturaleza del trabajo. Pero hoy, quizás incluso más que en 2008, tenemos una maravillosa oportunidad de crear relaciones con clientes que son mucho más personales y, posteriormente, más significativas y exitosas a nivel financiero.

Es más, el mundo empresarial se ha vuelto cada vez más cómodo con las ideas de autenticidad y transparencia. Los clientes potenciales buscan contratar personas que puedan aclarar su sentido de propósito y ser honestos sobre quiénes son y qué tiene que suceder. Aún puedes profundizar en los balances de tus clientes mientras das a conocer tus valores más importantes.

La pandemia tiene fecha de expiración, pero la necesidad de ser visto, escuchado y valorado no

La pandemia de la covid-19 tiene fecha límite. A medida que comenzamos a trabajar en la recuperación, debemos darnos cuenta de que tenemos una nueva opción. Podemos retroceder y regresar a la antigua forma de operar centrada en los datos, o podemos aceptar el nuevo estándar holístico de asesoramiento financiero que el coronavirus ha puesto en primer plano.

Para tomar esa decisión, solo tenemos que preguntarnos si las personas valoran la conexión profunda solo en tiempos de crisis. La respuesta es no. La gente siempre quiere ser vista, escuchada y valorada. Las crisis simplemente magnifica este deseo. Como asesores financieros, jamás podéis perder esto de vista.

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía