Pros y contras de trabajar en remoto

Publicación
21 de noviembre de 2019
Lectura: 4 minutos
Teletrabajo

La revolución tecnológica y el uso generalizado de Internet ha hecho que se experimente un cambio drástico en la forma de trabajar y realizar negocios. De hecho, ha surgido un nuevo método de trabajo conocido como teletrabajo. Los empleados que optan por trabajar en remoto pueden hacerlo desde cualquier lugar: su casa, una cafetería, el parque, la playa… Con la ayuda de varios programas, estarán en constante comunicación con los compañeros de la oficina y sus clientes.

Cada día que pasa, la opción del teletrabajo está más en boga. Como ocurre con el resto de las metodologías, trabajar en remoto conlleva una serie de ventajas e inconvenientes. Será el empleado y la empresa los encargados de valorar si les compensa llevar a cabo esta práctica laboral.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Ventajas de trabajar en remoto

Empezamos por los aspectos positivos que ofrece trabajar en remoto. Resultan muy interesantes y han demostrado que aumentan la productividad y fidelidad del empleado.

Adiós a los desplazamientos

Al trabajar en remoto desde casa no tienes que preocuparte por el tráfico ni la conexión de transporte público para llegar a tiempo a la oficina. Esto te ahorrará mucho tiempo y podrás emplearlo en cosas más productivas. O, si lo prefieres, podrás emplear estos intervalos de desconexión relajándote con actividades de ocio como leer, escuchar la radio o ver la tele. Nadia va a supervisar qué haces con tu tiempo extra.

Además, el hecho de no tener que realizar desplazamientos se traducirá en un gran ahorro para tu economía. El medio ambiente también se verá favorecido pues, cuantos más teletrabajadores haya, menos automóviles ocuparán las carreteras. Es decir, se reducirán drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Mayor productividad

Según diversos estudios, se ha demostrado que los empleados que trabajan desde casa están más satisfechos con sus trabajos. En general, se debe a que el ambiente laboral en una oficina suele ser muy estresante.

Por otro lado, al trabajar en remoto, el ambiente es mucho más hogareño. Te permite pasar más tiempo con tu familia, lo que favorece una mejor conciliación. De ahí que los teletrabajadores muestren unos niveles tan altos de satisfacción laboral. Al estar contento en el trabajo, la productividad se dispara, lo que se traduce en bienestar también para el empleador y la empresa.

Retención del talento

Dado que trabajar en remoto aumenta la satisfacción del empleado, también hará que éstos deseen seguir trabajando en la empresa por mucho más tiempo. Cuando un trabajador decide rescindir el contrato laboral, la organización se ve obligada a invertir en gran cantidad de costes para encontrar el reemplazo adecuado y capacitarlo. También es un proceso que consume mucho tiempo. Por lo tanto, la retención del talento es muy importante.

Reducción de costes

El teletrabajo no solo es beneficioso para los empleados. Hay muchas ventajas del teletrabajo para los empleadores. Además de retener sus mejores talentos, también podrán reducir muchos gastos.

Para empezar, si el número de empleados presenciales se reduce, no tendrán que alquilar un espacio grande a modo de oficina. Tampoco habrá necesidad de invertir mucho en equipos, muebles y material de oficina. Aparte, las facturas de luz, agua y calefacción también serán mucho menores.

Sin embargo, el teletrabajo solo es posible si la empresa cuenta con un buen software que permita la comunicación y colaboración de manera efectiva.

Desventajas de trabajar en remoto

No hay duda de que el teletrabajo ofrece muchas ventajas, tanto para empleados como para empleadores. Sin embargo, también conlleva algunas desventajas. Estas son las más comunes:

Distracciones

La mayor desventaja del teletrabajo es que hay muchas posibilidades de que te distraigas. En la oficina siempre estás bajo la supervisión del jefe, con lo que te centras exclusivamente en tus funciones (o al menos así debería ser).

Sin embargo, al trabajar en remoto la posibilidad de perder la concentración y distraerte aumenta. Echar un vistazo a la tele, comprobar tus redes sociales, terminar alguna tarea doméstica, abrir la puerta al sonar el timbre… Debes intentar evitar estas situaciones y marcarte unos horarios en los que nada de lo anterior pueda afectarte.

Seguridad

La seguridad es otra de las preocupaciones importantes para la empresa en relación con el teletrabajador. Para acceder al software de la compañía, se te debe facilitar un usuario y contraseña. Si alguien ajeno a la plantilla se hace con estos datos, tendrá acceso al software e información de la empresa, pudiéndola poner en peligro.

Menor interacción social

Cuando trabajas desde casa durante mucho tiempo, tarde o temprano te sobrevendrá cierta sensación de aislamiento. Obviamente, puede usar las redes sociales para mantenerte en contacto con todos, pero nunca será igual que conversar cara a cara con alguien.

Demostrar tu carga de trabajo

Si trabajas desde su casa mientras tus colegas visitan regularmente la oficina, puede que llegues a sentir que trabajas menos que ellos. Por lo tanto, dependerá de ti trabajar más duro y demostrar a todos que no estás inactivo al operar en remoto.

Estas son los pros y contras de trabajar en remoto para empleadores y empleados. Con el tiempo, se espera que el teletrabajo sea cada vez más popular. El número de teletrabajadores aumentará significativamente en el futuro. Como puedes ver, esta metodología ofrece muchas ventajas. La productividad de los empleados aumentará y los empleadores también podrán reducir muchos gastos. Aunque existen algunas desventajas relacionadas con el teletrabajo, los aspectos positivos superan a los negativos.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía