Personal branding: desarrolla tu estrategia

Ser más atractivo para los empleadores o darnos a conocer en el sector en el que trabajamos son tan sólo dos de los beneficios que te puede aportar desarrollar una estrategia de personal branding o marca personal. No nos detendremos hoy en todas estas ventajas, que ya hemos explicado en otras ocasiones, sino que te ofrecemos los cinco pasos básicos que debes tener en cuenta para desarrollar esta estrategia:

1. Define tus capacidades y competencias, valores y pasiones y qué te diferencia de los otros. Antes de nada, debes definir sobre el papel quién eres, qué sabes hacer y qué te apasiona. No puedes crear una imagen de marca sin antes conocer bien cuáles son tus puntos fuertes y en qué destacas por encima de otros profesionales. También qué es lo que te apasiona y con qué disfrutas más. En este punto, cuanto más preciso seas, mejor. Por ejemplo, si eres periodista, no te definas tan sólo como tal. Pregúntate aspectos como sobre qué temas te sientes más cómodo escribiendo, cuál es el formato que se te da mejor, si eres informativo o tienes especialización en contenidos de marketing, etc.

2. Analiza cómo te ven los otros. Además de hacer un trabajo interno y personal para definirte como persona y profesional, debes conocer cómo eres percibido por el resto del mundo. No te centres tan sólo en el mundo profesional, sino también en las relaciones personales. En este paso debes responderte preguntas como qué dicen tus amigos de ti y qué piensan tus compañeros de trabajo y profesión o tus clientes sobre tu trabajo. Tampoco te olvides de analizar tu reputación online. ¿La tienes? ¿Es buena?

3. Diseña tu plan de acción. Debe incluir:

  • Tus objetivos. Una vez ya sabes cómo eres, en qué te diferencias y cómo te ven los otros, debes esclarecer cuáles serán tus objetivos en tu estrategia de personal branding. ¿Qué quieres conseguir? Un ascenso, un nuevo trabajo, nuevos clientes, ser considerado experto en la materia, etc. ¿Cuál es el público al que te quieres dirigir? Los profesionales de tu mismo sector, tus clientes,…
  • Tu marca. Y debes hacerlo con imágenes, fotos, nombre, eslogan,  logotipos y todo lo que te parezca interesante para construir esa imagen de marca.
  • Tu estrategia, online y offline. ¿Con qué medios voy a crear mi marca personal? ¿Qué tipo de estrategia online seguiré? ¿Voy a tener blog? ¿Voy a usar las redes sociales? ¿Qué comunidades debo seguir? ¿Quiénes son las voces influyentes de mi sector? ¿Qué haré en mi estrategia offline? ¿En qué eventos no debo fallar?
  • Tipo de contenidos a difundir y con qué tono. Sobre todo, para la estrategia online, debes también decidir qué tipo de contenido vas a difundir que pueda ser útil para tu audiencia y en qué tono vas a hacerlo.

4. Crear contenido, compartir e interactuar. Es momento de aplicar todo lo que hemos diseñado en el plan de acción. Desde crear el blog y dotarlo de contenidos, abrir cuentas en las redes sociales que más te interesen y que consideres más útiles para tus objetivos y empezar a compartir contenido e interactuar con el público objetivo, hasta apuntarte a los eventos que te interesen. También es momento de empezar a interactuar. Debes seguir a las personas influyentes de tu ámbito o sector, participar activamente en los debates de las comunidades en las que formes parte y hacer mucho networking. Es una fase de mucho trabajo, pero con perseverancia, acabarás viendo los resultados.

5. Monitorización. Es una fase muy importante para la estrategia de personal branding. Debes controlar cómo evoluciona nuestra marca, escuchar qué dicen de nosotros y ver si estamos consiguiendo nuestros objetivos. Con esta información, además, podremos replantearnos puntos de nuestra estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *