5 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo

Si sigues nuestro blog desde hace tiempo sabrás que, en Adeccorientaempleo, creemos que preparar a fondo una entrevista de trabajo es un requisito fundamental para poder ser el candidato elegido en el proceso final. Por supuesto, somos conscientes de que hay factores externos que no puedes controlar, pero consideramos que son muchos menos de los que la gente se imagina. Por eso, cada vez que tenemos ocasión te animamos a asumir tu responsabilidad, planificar la entrevista y tener respuestas preparadas para preguntas importantes que se repiten una y otra vez en este tipo de charlas: por qué dejaste tu último empleo o cómo te ves dentro de cinco años son dos de las más habituales que, además, hemos tratado recientemente en este blog.

Hoy, sin embargo, hemos querido hacer algo diferente y poner a tu disposición una serie de herramientas que te ayudarán a tomar la iniciativa en determinados momentos de la entrevista. ¿Cómo? Haciendo preguntas a tu entrevistador. Sí, has leído bien: aunque mucha gente cree que los candidatos solo pueden responder a aquello que les preguntan los reclutadores, ¡no es verdad! Si las preguntas son interesantes, están bien formuladas y se hacen en el momento justo, enriquecen cualquier conversación y pueden abrirte multitud de puertas para conseguir tu trabajo soñado. Te damos 5 ejemplos de cuestiones inteligentes que puedes plantear en tu próxima entrevista.

  1. Mientras investigaba acerca de esta compañía, descubrí que… ¿Me podría explicar más a fondo en qué consiste o cómo lo llevan a cabo?

Si haces este tipo de preguntas durante la entrevista de trabajo no solo demuestras a tu interlocutor que has estado indagando sobre la empresa, sino que también dejas claro que hay cosas que te han llamado positivamente la atención y que quieres saber más. El fit cultural es, hoy en día, uno de los aspectos que más valoran las empresas de sus trabajadores, por lo que puede ser una buena forma de hacerles ver que tus valores y los suyos van de la mano.

  1. ¿Qué responsabilidades deberé asumir en mi día a día?

En muchas ocasiones los propios entrevistadores son los que, después de mantener una primera charla con los candidatos, les preguntan directamente si hay algo que quieran saber sobre la posición en sí misma. Quedarse callado ante tal ofrecimiento puede interpretarse como una falta de interés real en el puesto, por lo que te recomendamos aprovechar el momento para conocer más a fondo la compañía y el papel que jugarás en ella. Una buena idea sería profundizar sobre las responsabilidades que están asociadas al puesto porque, además de ayudarte a tener una idea concreta de tus funciones, las respuestas del reclutador seguramente te den pie a destacar tu idoneidad para el puesto.

  1. ¿Qué tipo de programas de formación y desarrollo ofrecen a sus trabajadores?

Para conocer mejor la filosofía y la cultura de la empresa, también puedes hacer alguna pregunta sobre los programas de formación y desarrollo que ofrecen a los empleados. Si tanto para ti como para la empresa la formación continua es importante, aprovecha el momento para explicar por qué te gusta estar siempre a la última en tu trabajo.

  1. ¿Por qué están buscando una posición como esta?

Con esta pregunta sabrás si el puesto que necesitan cubrir se debe a la salida de algún profesional, al crecimiento de la plantilla, a la creación de un nuevo departamento… Con toda la información que recibas sabrás si la empresa para la que vas a trabajar está creciendo actualmente o no. Además, te permitirá explicar a tu interlocutor por qué te entusiasma afrontar un reto de esas características.

  1. ¿Cuál es el próximo paso en el proceso de selección?

Por último, si quieres saber cómo va el proceso de selección, cuántos candidatos se han presentado, qué otras pruebas tienen pensado llevar a cabo… puedes hacer una pregunta genérica como esta. Con ella trasmitirás interés por seguir adelante y, al mismo tiempo, podrás hacerte una idea de la situación en la que te encuentras.

Como ves, los candidatos también pueden (y deben) hacer preguntas a sus entrevistadores. Pero, cuidado, no todo vale. Si las 5 preguntas que te proponemos en este post pueden abrirte muchas puertas profesionales, hay otras que pueden cerrártelas en cuestión de segundos. En el próximo post te contamos cuáles tienes que evitar a toda costa. ¡No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *