Robótica: ¿tiene el operador logístico los días contados?

Publicación
24 de junio de 2019
Lectura: 3 minutos
Robótica y operadores logísticos

La Revolución Industrial ha facilitado mucho ciertos aspectos del mundo laboral. Sin embargo, los operadores logísticos no deben preocuparse. Sus puestos de trabajo no peligran. Simplemente evolucionan. Si estás dispuesto a mejorar tu formación y desarrollar tu carrera profesional, las empresas se rifarán a operarios como tú.

Pero los robots no son solo inversión para los negocios. En la actualidad contamos con cientos de dispositivos electrónicos que nos hacen la vida más fácil. Aspiradoras automáticas, altavoces inteligentes que controlan la domótica en el hogar, neveras que te avisan cuándo reponer productos, televisores a la carta… Todo este tipo de robots han sido diseñados para simplificar las tareas y dejarnos más tiempo libre.

<< Mira las últimas ofertas donde puedes desarrollarte como operario de almacén >>

La mecanización en la industria se está incrementando a pasos agigantados. Hace tan solo un par de años, el 80% de los almacenes funcionaba de manera manual. Prácticamente no contaban con procesos robotizados. Sin embargo, según podemos entrever, esto va a experimentar ciertos cambios.

Se espera que para 2020 se multiplique por diez el volumen global del mercado robótico en el mundo de la logística. De hecho, se estima un aumento de la fabricación de unidades robóticas, llegando a superarse las 600.000 unidades nuevas por año.

Robotización para solventar la falta de mano de obra como operador logístico

Sí, falta personal capacitado para trabajar como operador logístico. El hecho de que aumente el número de producción de robots no es sinónimo de despidos. Al contrario, la mayoría de estas máquinas se destinan a cubrir puestos de trabajo sin personal. En la actualidad no hay suficientes operarios para cubrir las necesidades logísticas de las empresas.

John Derweduwe, director de España y Portugal de Mountpark Logistics, empresa líder en desarrollo de naves industriales y logísticas en Europa, lo deja claro: <<hay demasiada concentración de espacios logísticas>> especialmente en sitios muy cercanos, como ocurre con el Corredor de Henares, por ejemplo. Esto conlleva a que <<la población de la zona ya esté trabajando. Si se abre un nuevo almacén no hay mano de obra. Nos estamos quitando el personal los unos a los otros>>.

Sus palabras reflejan una situación a la que hay que poner solución. En este caso, los robots se convierten en la respuesta inmediata. No se trata de una amenaza al empleo, sino de una mejora de este. Las máquinas que se están incorporando están diseñadas para ayudar al humano en el desempeño de su trabajo. No quitárselo.

¿En qué favorecen los robots a las empresas?

La robotización empresarial trae consigo una apuesta importante en seguridad, eficacia y precisión en lo que a centros de distribución respecta. Por ello, medianas y grandes empresas apuestan por innovarse gracias a la robótica.

Para cualquier negocio, la automatización de tareas es más asequible y sencilla. Eso sí, deben ser puestos en los que las funciones a realizar sean tareas repetitivas y simples. La robótica permite que la logística mejore en diversos aspectos.

Por ejemplo, la carga y descarga de grandes contenedores resulta mucho más segura y rápida si se aprovechan las capacidades de las máquinas. Dentro de estos containers, la carga viene apilada desde el suelo hasta el techo, independientemente de su tamaño y forma. Gracias a la mejora de la visión en 3D y el software robótico, el operador logístico puede planificar una estrategia de carga y descarga, lo que potencia la precisión y productividad del proceso.

Otro caso consiste en el transporte automatizado de artículos dentro del centro logístico. Si hasta la fecha los robots no eran de mucha ayuda en este sentido, al no poder identificar qué paquetes desplazar y cuáles no, los actuales brazos robóticos con sistema de visualización integrado pueden realizar esta tarea sin problema.

En cuestión de empaquetado el humano será siempre imprescindible. Diferencias de tamaño y forma de los artículos hace imposible que una máquina sea capaz de empaquetar cada producto según las necesidades de este. En estos casos, para facilitar el trabajo a los operarios, se han desarrollado los cobots o robots colaborativos, especializados para trabajar con humanos.

Estos dispositivos, lejos de contar con apariencia humana, son máquinas sin bordes o elementos afilados. Además, están programados para apagarse si chocan con algo y puedes recibir entrenamiento por parte de los trabajadores para realizar movimientos específicos.

Como puedes ver, la robótica no ha llegado para dejar de lado a los trabajadores humanos. El operador logístico actual debe transformarse y adecuarse a las necesidades empresariales. ¿Crees que serás capaz de hacerlo?

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía