Qué es la tanatoestética

Publicación
06 de agosto de 2019
Lectura: 3 minutos
Tanatoestética

Si tienes experiencia como promotor de cosmética o has trabajado en el mundo de la belleza y la estética, tal vez te interese mejorar tu trayectoria laboral. Existe una profesión en la que nunca te quedarás sin trabajo. Además, los profesionales están muy demandados y los salarios resultan muy competitivos. ¿Sabes qué es la tanatoestética?

Esta profesión es una de las que ofrece mayor proyección en el mercado laboral actual. El maquillaje y adecuación de difuntos de cara al entierro promete una carrera profesional con bastante accesibilidad. Solo hace falta que te decidas y te formes en tanatopraxia y tanatoestética.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

Diferencia entre tanatopraxia y tanatoestética

Aunque ambas profesiones están ligadas, existen notables diferencias entre ellas. A pesar de eso, los aspirantes con experiencia en el mundo de la estética son los más demandados para ambas posiciones. Pero es importante conocer sus diferencias.

Tanatopraxia

Al igual que la tanatoestética, la tanatopraxia se centra en el sector funerario y en la preparación y conservación del cuerpo del finado. No obstante, la tanatopraxia requiere un mayor grado de formación por parte del profesional.

La razón es que se precisan conocimientos específicos para poder llevar a cabo distintas acciones que van más allá del simple maquillaje. El tanatopractor debe conocer el conjunto de técnicas que se aplican para higienizar, conservar, embalsamar, restaurar, reconstruir y cuidar estéticamente el cadáver.

Las funciones que se llevan a cabo en esta profesión son muy variadas. El especialista debe proceder a la limpieza y desinfección del cuerpo. De este modo elimina cualquier rastro bacteriano que puedan acelerar la descomposición.

También es competencia suya la extracción de tejidos, elementos protésicos, marcapasos y cualquier elemento extraño que pueda contribuir a la contaminación del cadáver. Además, debe controlar el empleo de productos químicos precisos para el embalsamamiento.

No obstante, la función más delicada consiste en la restauración, e incluso la reconstrucción, del cuerpo. De este modo, se disimulan y ocultan heridas y daños producidos por accidentes o patologías.

Tanatoestética

Por su parte, la tanatoestética se engloba dentro de las prácticas de la tanatopraxia. Concretamente con aquellas funciones relacionadas con el cuidado estético del fallecido.

El profesional tanatoestético se centrará en las tareas de maquillaje y peluquería. Peinar, depilar, maquillar, afeitar, dar rubor para evitar el color mortecino, emplear látex para eliminar defectos estéticos considerables, realizar manicuras…

Además, el profesional tanatoestético se encargará de que el fallecido luzca la ropa y complementos indicados por los familiares.

El objetivo final de todas estas técnicas es la de presentar al ser querido con el mejor aspecto posible. De hecho, diversos estudios han demostrado que una buena imagen del difunto ayuda en la superación del duelo. De ahí la importancia de la tanatoestética dentro del sector funerario.

En qué consiste el maquillaje de difuntos

Lo primero que se requiere para cualquiera de las dos disciplinas es desterrar temores y escrúpulos. El trabajo se va a realizar en un ambiente tranquilo y para el que se requiere un sentido creativo e, incluso, artístico.

Por norma general, antes de maquillar al fallecido, se comienza con el proceso desinfectante y la limpieza del cuerpo. A continuación, el profesional viste al cadáver con el atuendo que le ha proporcionado la familia.

Una vez amortajado, se procede al acicalamiento de las partes que quedan visibles del cadáver. Como en el proceso de maquillado de una persona viva, los instrumentos para maquillar al difunto son los habituales de la profesión: brochas, pinceles, bases, polvos, coloretes…

La finalidad del trabajo es que el cuerpo ofrezca un aspecto lo más natural posible. De este modo, se pretende que los familiares y amigos recuerden al ser querido con una imagen lo más parecida a la que tenía en vida.

Ventajas de la tantoestética

En esta profesión no existe mucha competencia. Además de ser un trabajo poco conocido, son pocas las personas capaces de afrontar el reto de trabajar con cadáveres. No obstante, se trata de una disciplina del mundo de la cosmética que cuenta con mucho reconocimiento dentro del sector de las empresas funerarias.

Tal vez estas razones sean las que contribuyan a que los sueldos medios de los profesionales de la tanatoestética resulten tan competitivos. Lo cierto es que esa remuneración oscila entre los 1.800 y los 2.200 euros mensuales.

Por último, tienes que saber que se trata de un sector con una estabilidad laboral muy importante. Todos nos morimos y este tipo de trabajo es necesario. ¿Te animas a dar el salto a la tanatoestética?

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía