Preguntas idóneas a la hora de negociar el salario

Publicación
09 de marzo de 2021
Lectura: 4 minutos
Negociar el sueldo

Te acaban de ofrecer una gran oportunidad de trabajo y estás emocionado… excepto que en realidad esperabas un sueldo más elevado. La pregunta es: ¿Tienes la habilidad de negociar (y el estómago) para pedir más dinero? En el clima laboral actual, sería una tontería no hacerlo. Negociar el salario debe ser parte de tu búsqueda de trabajo, de lo contrario, estás perdiendo.

El dinero sigue siendo un gran atractivo para quienes buscan trabajo; de hecho, el más grande. En una encuesta de Robert Half de 2019, el 55% de los profesionales dijeron que intentaron negociar un salario más alto en su última oferta de empleo, un salto de 16 puntos con respecto a 2018. Además, el 70% de los altos directivos encuestados dijeron que esperan algo de retorno sobre el salario, y seis de cada 10 dijeron que estaban más abiertos a negociar compensaciones y beneficios no monetarios que hace un año.

Si el salario no cumple con tus expectativas y, como resultado, te decantas por no aceptar la oferta, no está de más negociar. Para prepararse para esa discusión y entrar a la reunión con confianza, es útil armarse con preguntas inteligentes sobre negociación salarial que te ayuden a obtener la compensación que se merece.

<< Aplica ahora a ofertas donde no se pide experiencia previa >>

7 preguntas a la hora de negociar el salario

1. Muchas gracias por la oferta. ¿El salario está abierto a negociación?

El primer paso por tomar es a prueba de error: muestra siempre gratitud por la oferta original. Incluso cuando se hace con el mayor tacto, las negociaciones salariales pueden ser complicadas. Sé cortés y asegúrate de agradecer al gerente de contratación por escucharte antes de continuar con las solicitudes.

Al preguntar si es posible la negociación salarial, esencialmente se pregunta si vale la pena tener esta conversación. Ciertos empleadores pueden ponerse de uñas ante cualquier intento de pedir más dinero, por lo que primero debes saber si están abiertos a la posibilidad de hacerlo. Es como sumergir el dedo del pie en la piscina antes de saltar.

Si el responsable de contratación te informe de una posibilidad de margen de maniobra, puedes continuar. Escucha el paquete completo de oferta de trabajo antes de preguntar específicamente sobre el salario. Entonces, si te preocupa la estructura de la oferta, contrarresta con una cantidad que consideres justa para el puesto según tu investigación.

2. ¿Cómo se ha hecho el cálculo del salario?

Hablando de investigación, es importante tener una idea del salario promedio del mercado para el puesto de interés en tu área y que se corresponda con tu nivel actual de experiencia. Al hacer esta pregunta, le estás demostrando al empleador que has hecho la tarea de encontrar una cifra justa.

3. ¿Qué otras cosas podemos negociar además del salario base?

Si el salario no es algo en lo que el empleador esté dispuesto a ceder, eso no significa que la negociación haya terminado. Siempre es recomendable considerar el paquete completo, incluidos los beneficios, las ventajas y los incentivos. Piensa en los otros factores que priorizas, como los días de vacaciones adicionales, el reembolso de la matrícula o las opciones de trabajo remoto, y menciónalo directamente.

4. ¿Existen bonificaciones, pago de horas extra u otras oportunidades potenciales para aumentar el sueldo?

Para muchos tipos de roles, el salario base apenas cuenta toda la historia. Si bien un salario base más alto es típicamente más valioso a largo plazo, los bonos estructurados o de inicio de contrato pueden agregar más dinero a la nómina. Pregunta sobre el ingreso promedio que las personas en tu puesto suelen ganar por encima del salario base a la hora de negociar el salario.

5. ¿Puede desglosar los beneficios y ventajas que podrían traducirse en ingresos / ahorros?

Algunas empresas proporcionan declaraciones de recompensas totales para que los candidatos puedan ver el alcance completo de lo que se ofrece. Verlo desglosado puede ayudarte a darte cuenta del valor en euros contantes y sonantes que puedes añadir al paquete de beneficios que te ofrecen. Por ejemplo, si el empleador cubre los costes de transporte y estacionamiento, puedes ahorrarte cientos de euros cada mes.

6. ¿Cómo se determinan los aumentos salariales futuros? ¿Cómo crecen típicamente las personas en esta posición con el tiempo?

Comprender si serías elegible para un aumento salarial y cuándo se produciría es algo que vale la pena tener en cuenta si el sueldo inicial es más bajo de lo que esperabas.

Además, hacer esta pregunta puede reflejar bien tu potencial y entusiasmo por crecer con la empresa. Demuestra que tu enfoque es contribuir a la organización.

7. ¿Me das la información por escrito?

Una vez que hayas acordado los términos, solicita una carta de oferta revisada que describa los cambios en el salario o el paquete como resultado de las negociaciones. Tener todo por escrito evitará malentendidos en el futuro.

Negociar el salario en caso de ya formar parte de la plantilla

La mayoría de los consejos anteriores se refieren a la negociación como nuevo empleado. Vale la pena señalar que, si ya dispones de empleo, puedes y debes negociar un salario más alto si sientes que te pagan mal, especialmente si cuentas con una contraoferta y estás considerando cambiar de trabajo, la negociación puede valer la pena.

Suponiendo que hayas establecido un sólido historial de logros y puedas analizar cómo tus contribuciones han ayudado a los resultados de la empresa, aquí hay dos preguntas para ayudarte a la hora de negociar el salario:

¿Cuál crees que es mi contribución más importante en la empresa?

Básicamente, estás haciendo de tu jefe un defensor de tu persona. Permíteles usar sus propias palabras para recordarse a sí mismos por qué eres tan valioso. Luego, puedes continuar presentando tu caso y explicar que te gustaría discutir una compensación adicional.

Otra firma está siendo muy agresiva al intentar reclutarme. ¿Tienes alguna sugerencia sobre lo que debería hacer?

En lugar de ir con un ultimátum, con esta pregunta estás presentando a tu jefe como un solucionador de problemas y dándole una oportunidad justa para hacer una contraoferta. El tono es muy importante, y aquí no estás haciendo demandas de negociar el salario, sino pidiendo consejos.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía