Cómo ser visible al trabajar de forma remota

Publicación
16 de marzo de 2021
Lectura: 4 minutos
Visibilidad laboral

Para muchos de nosotros, especialmente las mujeres, puede resultar más cómodo dejar que nuestros resultados hablen por sí mismos en lugar de compartir nuestros logros directamente. Esto puede ser contraproducente en las mejores circunstancias, pero ahora es particularmente de riesgo. ¿Cómo logras ser visible sin nadie alrededor para observar todo el arduo trabajo que estás realizando?

¡Buenas noticias! El hecho de que estés trabajando desde casa no significa que tus contribuciones tengan que pasar desapercibidas.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

8 estrategias para ser visible teletrabajando

Estos 8 consejos te ayudarán a mantenerte presente en la mente de tus compañeros y superiores mientras trabajas de forma remota:

1. Ten reuniones virtuales cara a cara siempre que sea posible

Se estima que el 55% de tu mensaje se comunica visualmente a través del lenguaje corporal. Hablar por teléfono o desactivar la cámara durante las reuniones grupales puede resultar más cómodo, especialmente en un momento en que la mayoría de nosotros trabajamos desde casa y es posible que tengamos niños u otros miembros de la familia con nosotros. Sin embargo, para mejorar la presencia de liderazgo y maximizar la capacidad de comunicarse de manera efectiva, asegúrate de que la cámara esté encendida para las reuniones siempre que sea posible.

2. Vístete

¿Te presentarías en la oficina para una reunión con pantalones de yoga y un moño regulero? El hecho de que trabajes desde casa no significa que debas presentarte de manera diferente. Continúa vistiéndote de manera profesional que sea representativa de la forma en que te gustaría ser percibido por tus gerentes y colegas.

3. Participa en las reuniones

Aparecer y mirar el papel es un gran comienzo, pero para causar una impresión duradera, debes ser escuchado. Márcate la meta de contribuir al menos una vez durante los primeros 15 minutos de cada reunión. Contribuir temprano rompe el hielo y hace que sea más fácil agregar tu perspectiva en todo momento. Prepara lo que quieres decir con anticipación para que cuando surja la oportunidad, puedas hablar con confianza y claridad. Si no sabes lo suficiente sobre el tema para compartir una opinión, haz preguntas o resume lo que has escuchado para ayudar al grupo a avanzar.

4. Apuesta por la proactividad y pregunta a los demás qué necesitan para ser visible

Tomar la iniciativa de acercarse a otros y preguntarles cómo puedes apoyarlos te ayudará a generar confianza con tus colegas y te distinguirá como líder. Esto se aplica no solo a quienes trabajan junto a ti, sino también a tus gerentes y supervisores. Mucha gente asume que, dado que sus superiores tienen el poder de delegar, si necesitan apoyo, lo preguntarán. Sin embargo, este no es siempre el caso. Hacer todo lo posible para ofrecer tus habilidades durante este momento estresante seguramente dejará una impresión duradera.

Si puedes, facilita al máximo que tu jefe diga que sí a tu oferta comunicándote con una forma específica en la que puedas ayudar. Por ejemplo, «En nuestra última reunión, mencionaste que te gustaría comenzar a implementar horas felices virtuales en toda la empresa. Me gustaría llevar ese proyecto a cabo en tu nombre. Este es mi plan para lograrlo».

5. Programa videollamadas individuales con colegas

Si bien es importante centrarse en los resultados comerciales, no podemos olvidar que construir relaciones sólidas y de confianza es increíblemente importante para nuestro propio éxito y el de nuestra empresa. Comunícate con tus colegas individualmente para programar un almuerzo virtual o una cita para tomar un café en el que poder dejar de enfocarse en los negocios y conoceros a un nivel más personal.

6. Haz llegar a tu jefe resúmenes semanales de tus logros para ser visible

Para los gerentes que dirigen equipos virtualmente por primera vez, puede ser estresante tratar de hacer un seguimiento del progreso de todos y asegurarse de que la falta de supervisión no conduzca a una disminución de la productividad. Facilítaselo a tu jefe enviando una actualización sucinta de lo que has logrado al final de cada semana. Esto te brinda la oportunidad de articular claramente el valor que estás creando y de construir una reputación como alguien confiable y comunicativo. Cuando tu gerente sepa que puede confiar en ti para generar resultados sin microgestión, será más probable que acuda a ti con futuras oportunidades.

7. Comparte el trabajo positivo que está haciendo tu empresa

La pandemia de COVID-19 ha obligado a las organizaciones a adaptar sus operaciones a una velocidad sin precedentes. ¿Tu empresa ha implementado nuevas iniciativas para apoyar el bienestar de los empleados? ¿Han aportado dinero o suministros a la lucha contra el coronavirus? ¿Alguno de tus colegas ha ido más allá para ofrecer apoyo? Si es así, ¡compártelo en LinkedIn! Asegúrate de etiquetar a tu empresa y a los colegas relevantes.

8. Perfecciona tus habilidades y comparte lo que estás aprendiendo

¿Por qué no utilizar todo este tiempo en casa para desarrollar nuevas habilidades o perfeccionar las existentes? Cuando inviertes en ti mismo, no solo aumenta tu capacidad de contribuir, sino que también demuestra a tu organización que estás comprometido con el crecimiento y aprendizaje continuo.

A medida que pongas en práctica estos consejos, lograrás ser visible y destacarás como líder en un momento en el que tus contribuciones son más necesarias que nunca.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía