Cómo recuperarse de un error en el trabajo

Publicación
19 de julio de 2021
Lectura: 3 minutos
Error laboral

¿Cometiste un error en el trabajo? Sucede. Todos cometemos errores. La gente los comete todos los días. Incluso los mejores de nosotros cometemos errores aquí y allá en el trabajo.

Quizás hubo un error tipográfico vergonzoso en un correo electrónico que enviaste al director de tu empresa, olvidaste mandar un archivo importante o no cumpliste con una fecha límite. Puede, incluso, que fuera algo más importante, como elegir una estrategia fallida o tomar medidas que causaron que tu empresa perdiera un cliente.

Cometer un error puede ser vergonzoso, preocupante y puede hacer que te cuestionen o que te cuestiones tú mismo. Claro, estas son formas naturales de sentirse. La buena noticia es que puedes recuperarte de un error en el trabajo.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

7 consejos para recuperarse de un error en el trabajo

Los errores ocurren. Lo que más importa es cómo se manejan. Entonces, no te ahogues en la autocompasión. Haz las cosas bien, realiza los cambios oportunos y muestra a tus colegas, gerente y empresa cómo vuelves a encarrilar las cosas. Si cometes un error laboral, utiliza estos consejos para devolver las aguas a su cauce.

1. Asumir la responsabilidad

Lo primero que debes hacer es reconocer el error. Esto puede ser difícil, pero es un primer paso muy importante para hacer las cosas bien. Evita poner excusas y culpar a otros o circunstancias atenuantes. Esto es demasiado común. Toma posesión, la gente te respetará por ello.

2. Disculparse de verdad

La gente generalmente es comprensiva cuando se comete un error. Si crees que se necesita una disculpa, hazlo de forma genuina. Comunícate de inmediato con las personas afectadas y diles que lamentas lo sucedido. Sé breve y conciso. No hay necesidad de largas justificaciones o una explicación de las cosas que llevaron al error.

3. Ofrecer una solución

Lo que importa es cómo manejas el error. Una vez que notes que has cometido un error, comienza a pensar en formas de rectificar la situación. Ir a la oficina de tu jefe para decirle que cometiste un error es una cosa, pero decirle que cometiste un error y luego ofrecer una serie de posibles opciones para solucionar el problema es un mejor enfoque. Apreciarán que no solo reconociste que cometiste un error en el trabajo y te disculpaste, sino que ya estás tratando de solucionarlo.

4. Mantén las cosas en perspectiva

No te excedas y te castigues por el hecho de que cometiste un error en el trabajo. Mantén las cosas en perspectiva y considera la gravedad y el impacto del error. ¿Cuál es ese impacto? Si es menor, acéptalo y sigue adelante. Si es más grave, es posible que tengas algún motivo de preocupación.

5. Observa los procesos que llevaron al error

Esto es importante. Cometer un error es perdonable, pero cometer el mismo error dos o más veces no será aceptado. Una vez que hayas encontrado una solución para corregir el error, observa los pasos que llevaron al cometer ese error en el trabajo. ¿Hubo un descuido? ¿Te saltaste un paso? ¿Estabas apurando tu trabajo y olvidaste revisarlo? ¿Hubo algo que podrías haber hecho para evitar que ocurriera el error? Comprende cómo se cometió el error.

6. Determinar cómo evitar que vuelva a ocurrir

Si no deseas cometer el mismo error dos veces, debes comprender cómo evitar que vuelva a suceder. Para errores menores, esto puede resultar obvio. Sin embargo, en el caso de errores mayores, puede que no sea evidente de inmediato. No tengas miedo de pedir ayuda. Habla con tu jefe y colegas sobre las formas de evitar que ocurra el error. Si estás cometiendo ese error, otros también podrían cometer el mismo error en el trabajo. Colabora con otros para crear un plan para evitar y gestionar el error en el futuro.

7. Comprometerse a recuperar la confianza

La confianza se puede perder cuando se comete un error en el trabajo. Incluso si has tomado medidas para corregir el problema. Es posible que haya algunos problemas de confianza subyacentes que deban abordarse. Decir que no volverás a cometer el error es un buen comienzo, pero las acciones hablan más que las palabras. Demuestra a los afectados que has aprendido de tu error haciendo un gran trabajo. Incluso los errores más grandes pueden olvidarse con el tiempo.

Cometer un error en el trabajo es parte del crecimiento y desarrollo de tu carrera. Es inevitable que cometas errores. La clave es aprender de ellos y ser un mejor profesional en el futuro. Es común cometer errores laborales. ¡Es cómo manejas la situación y mejoras para la próxima vez lo que determina qué tipo de trabajador eres!

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía