Cómo pedir un aumento de sueldo

Publicación
18 de diciembre de 2020
Lectura: 4 minutos
Aumento de sueldo

Es probable que lleves trabajando bastante tiempo en la misma empresa y nunca hayas pedido un aumento de sueldo. Sorprendentemente, dado lo mucho que la mayoría de nosotros aprecia el dinero, muchas personas nunca han pedido un salario más alto porque se sienten incómodas al iniciar la conversación, o porque les preocupa sonar codiciosas o autoritarias, o simplemente no están seguras de cómo pedir un aumento en absoluto.

Pero pedir un aumento es una parte muy normal de tener un trabajo, y si evitas hacerlo por incomodidad, posiblemente estés renunciando a una cantidad significativa de dinero, solo para evitar una conversación que podría durar apenas cinco minutos.

Queremos ayudarte. Por ello, hemos pensado en una serie de consejos que te ayuden a la hora de pedir un aumento de sueldo.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Cuándo pedir un aumento de sueldo a tu jefe

1. Es normal pedir una mejora salarial

No es sinónimo de codicia y tienes derecho a pedir un aumento. Suponiendo que tu jefe sea un poco razonable o tenga alguna experiencia previa en la gestión de personas, sabe que es normal que la gente solicite un aumento. No es probable que piense: «¡Qué pedido tan escandaloso!» O «¡Qué torpe; es obvio que Marcos está en esto por el dinero!» A menos que trabajes en un lugar verdaderamente disfuncional, se entiende que trabajas por dinero. Esto está bien.

Incluso si tu supervisor no te lo concede, no es probable que tu relación laboral se vea dañada, siempre que

  1. no estés pidiendo una cantidad que no esté muy sincronizada con el mercado para las funciones que realizas, y
  2. cuentas con un historial de trabajo sólido. No es probable que caigas en desgracia simplemente por pedir que se revisara el tema de tu compensación.

Piénsalo de esta manera: un aumento es el reconocimiento de que ahora contribuyes a un nivel más alto que cuando se estableció tu salario por última vez. Un aumento no es un favor ni un regalo; es una forma de que los empleadores paguen el valor justo de mercado por tu trabajo y te mantengan cerca, porque de lo contrario, eventualmente querrás encontrar un trabajo diferente que te pague competitivamente.

2.Se emocionalmente inteligente y escoge el momento adecuado

Vas a acercarte a tu gerente para solicitar este aumento, y tu gerente es un ser humano con emociones humanas normales. Eso significa que no debes pedir hablar sobre tu salario cuando esta persona esté agobiada, tiene un mal día o está nerviosa por los inminentes recortes presupuestarios. Por otro lado, si acabas de salvar el día con un cliente importante o has recibido críticas favorables para un proyecto de alto perfil, o si tu jefe ha parecido particularmente satisfecho contigo últimamente, ahora podría ser un momento particularmente bueno para tener esa conversación.

3. Si ya llevas un año haciendo bien tu trabajo, podría ser el momento para pedir un aumento

Algunas empresas revisarán tu salario todos los años por su cuenta, a menudo vinculadas a evaluaciones de desempeño. Pero muchos no lo mencionarán por sí solos, en cuyo caso tendrás que averiguar cuándo hacerlo tú mismo.

En términos generales, si ha pasado un año o más desde la última vez que se fijó tu salario y si has estado haciendo un trabajo excelente durante ese tiempo, es razonable que solicites una revisión de tus condiciones salariales.

Pero si tu salario ya aumentó en algún momento de los últimos 12 meses, esperar otro antes de que termine un año generalmente no es realista y es probable que parezcas ajeno a la empresa. Lo mismo ocurre si aún no llevas ni un año en tu puesto. Puede haber algunas excepciones a esto, como si el trabajo resultó ser muy diferente de lo que se discutió cuando te contrataron, o si tu jefe de repente te pide que viajes el 75% del tiempo cuando firmaste el contrato con pocos desplazamientos. Pero para la mayoría de las personas, hay que esperar un año desde la última vez que se trató el tema de las condiciones económicas del contrato.

Y, por supuesto, la parte de «excelente trabajo» es importante. Si has cometido muchos errores o tu jefe no parece estar satisfecho con tu trabajo, es probable que una solicitud de aumento no sea satisfactoria y corres el riesgo de que parezca que no estás evaluando tu propio desempeño con precisión.

4.Ten en cuenta los periodos presupuestarios de la empresa

Si trabajas para una empresa que generalmente otorga aumentos una vez al año, presta atención a cuándo sucede normalmente. En algunas compañías, podría ser alrededor del aniversario de su fecha de inicio. Otros pueden evaluar el salario de todos al mismo tiempo, como cada diciembre, a menudo vinculado al año fiscal y al proceso presupuestario del empleador. Una vez que sepas cuándo tienen lugar los presupuestos, planea iniciar la conversación con tu jefe al menos uno o dos meses antes de que comience el proceso formal. Si esperas hasta que ya se hayan tomado decisiones sobre los aumentos, es posible que sea demasiado tarde para que se hagan cambios.

Pedir un aumento salarial no es tan raro como pudiera parecerte. Todos tenemos derecho a mejorar nuestras condiciones laborales siempre que nos estemos desarrollando bien profesionalmente.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía