Busco trabajo y estoy estudiando: 6 consejos para compaginarlo todo

Voy a clase, estudio, entrego trabajos, hago exámenes…y, además, busco trabajo. ¿Podré con todo? Esa es la gran pregunta que se hacen todos aquellos han decidido lanzarse al mundo laboral mientras, a la vez, tratan de sacarse un título.

Trabajar y estudiar a la vez no es fácil, pero tampoco es imposible. La clave está en orientar la búsqueda de trabajo para conseguir un empleo que te permita compaginar ambas cosas. Muchos estudiantes optan por buscar trabajos de media jornada, de fin de semana, desde casa o con un horario flexible que les permita seguir cumpliendo con sus deberes educativos. 

Formación y experiencia son dos pilares fundamentales para el desarrollo personal y profesional de cualquier individuo, por tanto es importante encontrar el equilibrio entre ambos. ¿Cómo? Presta atención a estos consejos para compaginar estudios y trabajo.

Busco trabajo: ¿dónde puedo encontrarlo?

Recurre a páginas de búsqueda de empleo especializadas en trabajo temporal. Ahí te resultará muy fácil encontrar trabajos que no requieren un alto nivel de experiencia y que, además, son por un período determinado de tiempo. ¡Perfecto para combinarlo con tus estudios!

Centra la búsqueda de trabajo en puestos con horarios flexibles

Aplica a ofertas que te permitan tener flexibilidad de horarios o que sean de media jornada para así poder tener tiempo suficiente para estudiar, ir a clase, hacer trabajos… Con una jornada de ocho horas tendrás que hacer malabares para llegar a todo.

Haz valer tus derechos cuando busques empleo

Deja claro en la empresa que eres estudiante y que, quizás, en algunas ocasiones, tengas exámenes que coincidan con tu horario de trabajo. La empresa está obligada por ley a darte esas horas libres para que puedas realizar la prueba con normalidad.  

Organiza bien tu tiempo y evita distracciones

Para llegar a todo, cuando estudias y trabajas a la vez, es importante que organices muy bien cada segundo de tu día. Establece prioridades y rutinas básicas: ir a trabajar, comer, ir a clase, estudiar  y dedicar un tiempo al ocio. Entre medias, trata de evitar distracciones que no te aporten nada y céntrate en tu objetivo.

Recuerda por qué buscas trabajo y lo compaginas con los estudios

Es probable que en esos días en los que sientes que no llegas a todo te falten fuerzas y pienses en renunciar a algo. Recuerda bien los motivos por los que compaginas trabajo y estudios, respira hondo y recuerda que si te organizas bien tú puedes con todo.

Sé constante en la búsqueda de empleo y en los estudios

Si tienes clara tu meta, ¡ve a por ella! Sé constante, sobre todo con los estudios, y conseguirás los mejores resultados. Mantener una actitud positiva te ayudará, también, a hacer el camino más llevadero.

Con estos seis consejos para compaginar estudios y trabajo conseguirás encontrar un empleo que te permita obtener unos ingresos y, a la vez, seguir aprobando asignaturas como hasta ahora.

Como decía Nelson Mandela: “siempre parece imposible hasta que se hace”. Así que cree en ti y ¡a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *