«Viví la adaptación como un descubrimiento»

Publicación
09 de enero de 2015
Lectura: 3 minutos

En 2005, David dejó Madrid y partió rumbo a Japón para realizar un doctorado sobre informática y telecomunicaciones. Ahora, casi 10 años después, convertido en un profundo conocedor de la cultura nipona, tiene allí su propio emprendimiento profesional y su blog “Un Español en Japón” le ha valido un reconocimiento internacional. Hoy, comparte con nosotros su experiencia en el país oriental.

¿Hace cuánto tiempo que vives en Japón y por qué?

Llevo en Japón algo más de 9 años. Llegué inicialmente con una beca de postgrado del gobierno japonés. Aunque nunca había tenido un interés especial en este país (además apenas lo conocía) me pareció el lugar más adecuado para hacer mi investigación (relacionada con el mundo de la informática y las telecomunicaciones). Tras finalizar mi doctorado, he tenido múltiples experiencias laborales, tanto en empresas locales como extranjeras. Actualmente tengo mi propia empresa en Osaka.

¿Qué ha sido lo más difícil de tu experiencia hasta ahora?

Lo más difícil es valerse por uno mismo (sobre todo al principio) en un país cuyo lenguaje y cultura es tan diferente a la nuestra. Cuando yo llegué aquí, ni me había casado con una japonesa, ni apenas conocía a nadie, ni existían todos los blogs y toda la información que hay ahora. ¡No entendía nada! Papeleos que ahora me parecen triviales, como abrir una cuenta bancaria, entonces eran un mundo para mí. Esos momento fueron difíciles, pero gracias a ellos aprendí muy rápido a desenvolverme en el país.

¿Qué es lo mejor?

Creo que lo mejor es la seguridad. Puedes dejar tus cosas en la silla de una cafetería mientras pides lo que vas a consumir en la barra sin preocuparte. Puedes quedarte dormido en el metro con el móvil en la mano con toda tranquilidad o andar por cualquier calle a cualquier hora sin estar pendiente de que nada te vaya a suceder. Este entorno tan favorable, te permite estar relajado y concentrarte en otras cosas que realmente precisan tu atención.

¿Cómo describirías a la gente y sus costumbres?

Es difícil definir a los japoneses sin cometer el error de generalizar pero, hablando a grandes rasgos, me atrevería a decir que son personas bastante reservadas para su intimidad, sobre todo a la hora de hablar de lo que realmente piensan o sienten. Esto dificulta un poco el establecer vínculos personales, lo cual no significa que no sientan inquietud por lo extranjero; es más, son bastante curiosos en este aspecto (les gusta saber de dónde vienes, cómo es tu país, en que consiste su gastronomía, etc.) pero es difícil establecer vínculos personales de verdad. Los hombres son aún más reservados que las mujeres, quizá porque (me da la sensación) son más tímidos. Es difícil tener un verdadero amigo japonés, pero si lo tienes será consecuente hasta el final.

¿Te ha costado adaptarte a los cambios?

La verdad es que se me hace raro pensarlo ahora, tras tanto tiempo viviendo en Japón (y viajando por Asia) siento que mi vida aquí es tan cotidiana (o más) que la de España. Soy consciente que al principio, evidentemente, tuve que vivir un proceso de adaptación pero no soy capaz de recordar cómo me sentí en aquel momento. No obstante, no tengo ningún mal recuerdo de aquella época, viví esa adaptación más como un descubrimiento continuo que como un cambio. Adaptarme fue una sensación muy gratificante que, he de confesar, hasta echo de menos.

¿Le recomendarías a alguien probar suerte en ese país? ¿Por qué?

¡Claro que recomiendo probar suerte! Nunca le diría a nadie que no intente algo, soy de los que opina que el tener un objetivo claro siempre merece intentar conseguirlo.  Aunque es cierto que hablamos de un país en el que es difícil abrirse paso por uno mismo y establecerse (no es fácil dominar el idioma, conseguir un visado de trabajo, etc.), mucha gente lo ha conseguido y, además, uno se acostumbra a vivir aquí muy fácilmente: hay muy buenas infraestructuras, el transporte público es puntual, es un país seguro, los sueldos son razonables y su historia y cultura son fascinantes. Antes de despedirme, me gustaría agradeceros la oportunidad que me habéis dado de compartir mi opinión en “vuestra casa” a través de esta entrevista. ¡Arigatou!

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía