“Venir a Versalles fue una aventura”

Publicación
17 de abril de 2015
Lectura: 3 minutos

Hace dos años que Carmen y su marido se trasladaron a Versalles por motivos laborales. La aventura de instalarse allí sin hablar francés ha sido uno de sus mayores desafíos que enfrentó la pareja. Hoy, Carmen nos habla sobre la vida en París y Versalles, y comparte recomendaciones para quienes desean probar suerte en estas ciudades.

¿Hace cuánto tiempo y por qué decidiste irte de España?

Llevamos viviendo en Versalles dos años y medio, desde que la empresa de mi marido le ofreció un puesto en la sede central que se encuentra en esta preciosa ciudad cerca de París. Decidimos aprovechar esta oportunidad que nos ofrecían como un experiencia vital.

¿Llegaste con trabajo?

Mi marido sí. Y yo mantuve mi puesto de profesora asistiendo a los alumnos que eligen la versión online del máster de Marketing Digital 2.0 en el que doy clases.

¿Qué es lo mejor de la experiencia?

París y Versalles están comunicadas por trenes de cercanías que hacen el trayecto en 18  minutos. Y la experiencia de vivir en esta maravillosa ciudad es impagable. La oferta cultural es inmensa, los planes al aire libre, también, además de ser una ciudad preciosa arquitectónicamente.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Venir aquí fue una aventura, ninguno de los dos hablábamos nada de francés. La empresa de mi marido es una empresa de videojuegos americana donde se encuentran 25 nacionalidades, por lo que el idioma común  es el inglés.

Fue todo muy rápido, en tres meses estaba viniéndome aquí, por lo que sólo tuve tiempo de aprender a decir «Oui, Merci, S’il vous plait«.

Mi primera etapa (los primeros ocho meses) los describo como «Carmen y el ruido» porque siempre le decía a mi marido que yo vivía rodeada de ruido, puesto que no entendía casi nada cuando estaba en la calle. Solamente había ruido. Llegar a hablar francés de forma medianamente correcta ha sido un logro que me ha dado muchos malos ratos, pero también muchas satisfacciones.

¿Cómo describirías la vida en la ciudad y la gente?

Por un lado está el París (Versalles) turístico, que es muy conocido, tiene muchas cosas que hacer y es multicultural. La vida del día a día es diferente. Acostumbrarse a comer sobre las 12:30 de la mañana; que un café te cueste en torno a los 5€ en cualquier sitio; el horario de la tarde; el clima (aquí llueve y hace mucho frío. Para una andaluza como yo, los inviernos son interminables!); el tráfico, que en París es un infierno. Y eso que me vine desde Madrid, donde el tráfico no es que sea bueno. Pero aquí el problema se multiplica por 10.

Algo que comentamos mucho entre la comunidad española es la gran diferencia de la «cultura de bar». Para los españoles es una zona de reencuentro, de charlas, etc. Aquí es diferente. Los parisinos son gente educada, políticamente muy correcta, pero, en mi experiencia, un poco fríos. Tienes compañeros agradables y educados, pero pasar esa barrera es difícil.

¿Qué le recomendarías a alguien que quisiera probar suerte allí?

¡Aprender francés antes de venir! Informaos antes, porque París es una de las capitales más caras. Y aunque la calidad de vida es buena, los alquileres son muy complicados, no solamente por el precio sino por los requisitos solicitados para poder acceder a uno. Todos los temas referentes a apertura de cuenta en banco y la Seguridad Social son complejos y requieren mucha paciencia.

Gracias a la empresa de mi marido yo no tuve estos problemas porque nos lo solucionaron todo. Pero, por amigos que tenemos aquí, sabemos que es un tema muy complejo y que da muchos dolores de cabeza.

Etiquetas: ,
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía