Descubre todas las ventajas de un trabajo a media jornada

Libertad, tiempo libre, conciliación… son algunas de las ventajas que ofrece un trabajo a media jornada. Es muy interesante negociar un contrato de trabajo de este tipo si, por ejemplo, tienes familiares a tu cargo y quieres conciliar tu vida personal y profesional. Esas horas extra, que no todo el mundo disfruta, te permitirán ir a buscar a los niños al colegio o acompañarles  al médico cuando lo necesiten.

Trabajar cuatro horas al día, en lugar de ocho, permite contar con un tiempo libre muy valioso para dedicarlo a otras actividades. La única pequeña desventaja es que el sueldo será ligeramente inferior, pero todo lo que uno gana a cambio muchas veces no tiene precio.

¿Qué es un contrato de media jornada?

Es importante explicar qué es y qué no es un contrato de media jornada. Según el Estatuto de los Trabajadores, es aquel que se haya acordado con la empresa para prestar servicios durante un cierto número de horas al año, al mes, a la semana o al día con una duración inferior a la que se presta con un contrato a tiempo completo.

Es decir: si se establece que una jornada completa es de 40 horas, el contrato a media jornada deberá ser inferior a esta cantidad.

Las ventajas de un trabajo a media jornada

Aquellos que buscan un trabajo a media jornada tratan de aprovecharse de todas las ventajas que ofrecen este tipo de empleos. Estos son algunas de ellas:

Conciliación

Al trabajar menos horas tu vida personal y tu vida profesional será más llevadera. Este tiempo que tienes por la tarde o por la mañana, puedes dedicarlo a actividades de ocio o a pasar tiempo con tus familiares. La regla 8-8-8 que dicta que lo ideal es dedicar 8 horas a trabajar, 8 horas a descansar y 8 horas al ocio, sería sustituida por un mayor protagonismo del ocio y el descanso. Tendrías mejor humor y serías más productivo en el trabajo.

Menos estrés

Los trabajos a media jornada producen menos estrés que los que son a jornada completa. Así, también, te será mucho más fácil desconectar cuando llegues a casa y vivir más feliz. Este, que es uno de los principales factores de infelicidad en el ambiente laboral, se vería reducido debido a que tu descanso es mayor. Encarar la jornada con más energía y positivismo permite mejorar la organización y, por lo tanto, el estrés ante las obligaciones.

Menor responsabilidad

En un trabajo de media jornada las responsabilidades suelen ser menores así como los problemas derivados que puedas tener en el día a día del trabajo. Si se trata de un empleo por necesidad más que por vocación, esto es algo importante a tener en cuenta. Sumado a la reducción del estrés que comentábamos antes, el ambiente laboral es muy positivo. Puedes trabajar mucho más cómodo y más tranquilo.

Formación y Experiencia

Si buscas tiempo, también, para empezar a formarte y así poder acceder a trabajos más cualificados o crecer dentro de la empresa; un contrato a media jornada te permite tener el tiempo libre necesario para apuntarte a unas clases y estudiar. Con la mitad del día libre para ti, puedes incluso realizar otros trabajos como freelance o pequeños proyectos personales. Por tanto, aunque probablemente no te hagas rico trabajando a media jornada, sí que conseguirás experiencia laboral para luego optar a otros puestos.

Mismos derechos que jornada completa

Según el artículo 12 del ET “los trabajadores a tiempo parcial tendrán los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo”. Tienes derecho a los mismos días de vacaciones, se paga la mitad debido a tu salario normal pero no hay reducción de días. Además puedes acceder a los plus de transporte y permisos retribuidos.


Según tus circunstancias vitales, puede que te resulte muy interesante un trabajo a media jornada. Al final, dispones de más tiempo libre para dedicarlo a otras actividades o a tu propia familia. De hecho, es una de las opciones preferidas para aquellas personas que quieren permanecer activas en el mercado laboral y a la vez ocuparse de sus hijos o familiares.

Sin duda, es una suerte poder contar con este tipo de contratos para según qué situaciones. Si es tu caso, ¡no dejes de buscar empleos a media jornada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *