Qué hacer después de una entrevista de trabajo

Publicación
07 de abril de 2014
Lectura: 3 minutos
Imagen. Seguimiento después de una entrevista ¿Qué hacer?. Adeccorientaempleo

Hemos conseguido una entrevista de trabajo, la hemos preparado a conciencia y ya la hemos hecho. Ahora llega el momento de la espera hasta la llamada que confirme si hemos sido seleccionados para pasar a la siguiente fase o si, por el contrario, nos han rechazado. Esperar, en este caso, no significa que debamos quedarnos con los brazos cruzados mirando al teléfono. Nuestro trabajo no termina cuando acaba la entrevista. Todo el contrario. Podemos -y tenemos- que hacer seguimiento de la entrevista, para continuar mostrando nuestro interés por la oferta. Eso sí, teniendo en cuenta algunas cosas. Hoy te lo explicamos en Adeccorientaempleo.com

  • Ten presente el timing del proceso de selecció Si el entrevistador no te lo avanza, antes de terminar la entrevista, solicítale la información respecto a los tempos de decisión que va a tener el proceso de selección. Asegúrate también, en ese momento, de conocer el nombre exacto de la persona y una forma de contactarla, un correo electrónico, por ejemplo. Toda esa información te será muy útil para el seguimiento posterior de la entrevista.
  • Toma notas de la entrevista una vez hecha. Lo debes hacer cuando la tengas en mente. Lo mejor es hacerlo justo después de terminarla. Te permitirá tener toda la información de la oferta y las necesidades de la empresa a mano, pero además, también te servirá para ver en qué puntos puedes mejorar o qué respuestas puedes cambiar. Hacer un análisis de dicha entrevista te servirá para mejorar para la siguiente.
  • Agradece la entrevista. Un día (o como mucho dos) después de la entrevista, manda un correo electrónico a tu entrevistador, agradeciéndole el tiempo que te dedicó en la entrevista. Debes mostrarte interesado en la oferta y con ganas de ser el candidato elegido. Recuerda de poner todos tus datos personales (nombre, e-mail, teléfono, redes sociales, blog,…) y un asunto que fácilmente identifique el contenido del mail. No hables sólo de ti. Puedes incluir, por ejemplo, alguna idea vinculada con el puesto que quieren cubrir, que pueda ser útil para la empresa.
  • Conecta con el entrevistador vía LinkedIn o síguelo en Twitter. No tengas miedo de solicitar a la persona que te haya hecho la entrevista conectar a través de LinkedIn (siempre que tengas tu perfil bien actualizado y que sea atractivo para esta oferta) y de seguirlo a través de Twitter, si ves que le da un uso profesional a su cuenta. Cuando le solicites conectar a través de LinkedIn, puedes solicitarle alguna información complementaria sobre el puesto y aprovechar para agradecerle el tiempo que te dedicó (si no lo has hecho vía mail) y luego pedirle conectar. No solicites amistad en Facebook, recuerda que es una red profesional.
  • Haz una llamada. Pero hazla tan sólo cuando el tiempo en el que te dijeron que iban a tomar la decisión se haya agotado. Deja, incluso, pasar un par de días. Si decides llamar, que tu llamada sea breve y muy educada.  Incluye en tu discurso que eres consciente que tienen mucho trabajo, más allá del proceso de selección, pero que te gustaría saber en qué estado está. No llames más, si no te lo indican.

Y no olvides durante el seguimiento: 

  • Contestar rápidamente si el entrevistador se pone en contacto contigo.
  • Agradecer siempre el que te hayan entrevistado. Aunque no seas el candidato elegido.
  • No bombardear a la empresa con llamadas o correos electrónicos. De e-mails, con un par debe ser más que suficiente, y llamada, como hemos dicho, una y no más.
  • No vayas a la empresa si no se te indica de forma expresa.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía