«Inglaterra ofrece muy buena educación de posgrado»

Publicación
22 de enero de 2016
Lectura: 3 minutos

Licenciado en Bellas Artes en la especialización en conservación y restauración, máster en conservación de pintura de caballete y cursando segundo año de doctorado en tecnologías 3D aplicadas al estudio y reproducción de pinturas, Xavi Auré es un joven catalán de 33 años que emprendió la aventura internacional en 2004. Lo hizo gracias a la beca Erasmus, que le llevó durante un curso universitario a Venecia, donde decidió quedarse dos años más. Después, se trasladó hasta Inglaterra, para ampliar formación. Hace ocho años que reside en ese país, del que destaca su capacidad de integración. «Los ingleses son muy buenos integradores sociales. Sea cual sea tu cultura, origen o religión, se respeta a todo el mundo».

¿Cuándo decidiste emigrar?

En 2004, un año antes de acabar en la facultad en Barcelona, me interesó pasar el último año en el extranjero y vivir una experiencia diferente, ya fuese universitaria y de vida, a lo que había hecho hasta entonces. Mi intención era la de estar un año entero en otro país y la única opción en aquel momento era la beca Erasmus.

¿En qué países has vivido?

En dos. Primero en Italia, en la ciudad de Venecia, estuve 3 años. Fui allí donde hice el Erasmus. Después de acabar los estudios decidí quedarme y ponerme a trabajar. Y más tarde, en 2007, me aceptaron para cursar un máster en Inglaterra. Era una buena oportunidad. Y aunque me dolía dejar Venecia, decidí marcharme y viajé hasta Newcastle, en el norte del país. Ya han pasado 8 años y todavía sigo aquí.

¿Cómo fue el proceso?

Nada fácil. Venecia es, o era, una ciudad muy tranquila, sin coches, iba a trabajar andando o con el vaporetto, el autobús marítimo veneciano, e incluso de vez en cuando con el traghetto, las góndolas que te cruzan de una parte del Canal Grande a la otra. Y siempre rodeado de un paisaje urbano nada comparable a ninguna otra ciudad que haya conocido. En general llevaba una vida muy tranquila, la ciudad lo requería.

La decisión de irme a estudiar a Inglaterra fue simplemente profesional. En mi ámbito de trabajo, como en muchos otros, cuanto más especializado estas, más posibilidades tiene uno de trabajar donde quiere. A pesar de estar trabajando con pinturas e interiores de lo más interesantes en Italia, quise especializarme aún más. Inglaterra ofrece muy buena educación de posgrado y no quise rechazar esa oportunidad.

En Inglaterra no importa de dónde seas. Si trabajas bien serás bien tratado Clic para tuitear

El cambio fue difícil: otro idioma, un clima muy frio y más agua que en Venecia, en este caso, en forma de lluvia. Estuve unos meses echando de menos todo lo bueno de la dolce vita. El sonido del Geordie, el dialecto de la zona, no se parecía en nada al inglés que yo conocía, y los establecimientos de pizza al volo de Venecia ahora se habían convertido en Burger Kings y fish and chips. Pero uno pronto se acostumbra y descubre la gente y los lugares de la zona. Northumberland, la región del noreste inglés, es preciosa, con paisajes increíbles y a dos pasos de la bellísima Escocia.

¿Qué es lo que más te gusta de Inglaterra?

Inglaterra tiene muchas cosas buenas que ponen en la balanza al famoso clima lluvioso que tan poco nos gusta a los mediterráneos. Los ingleses son muy buenos integradores sociales. Sea cual sea tu cultura, origen o religión, se respeta a todo el mundo. Una de sus mayores facetas yo diría que es su gran altruismo y filantropía, ya sea para fines sociales como culturales. Los ingleses valoran su patrimonio cultural y han creado organizaciones que se ocupan de mantenerlo vivo y en buen estado. Su arte pertenece a toda la nación, de ahí que los museos sean gratis. En el mundo profesional, yo diría que si uno se esfuerza se le será reconocido. No importa de dónde seas, si trabajas bien serás bien tratado.

Entre Italia y Reino Unido, ¿qué prefieres?

No creo que se puedan comparar tan fácilmente. Venecia particularmente no creo que sea comparable a ninguna otra ciudad. Ambos países tienen sus partes positivas y negativas, hay que saber aprovechar lo que a uno le interese más de cada situación. Quizás por razones profesionales me quedaría en Inglaterra, todo está mucho más organizado. Italia es preciosa, pero todo era un poco más difícil.

¿Qué es lo que echas más de menos?

A la familia y a los amigos, poder ver a mi sobrino más a menudo, perderme su infancia es una pena. Y en general, echo de menos los veranos al sol y los paisajes del Delta del Ebro. La falta de luz y el azul del cielo en invierno son un poco duros.

¿Te ves volviendo? ¿Qué sería necesario para hacerlo?

No en los próximos años. Muchas cosas tendrían que cambiar para dar el paso y tal como está la situación todavía no veo que el cambio se aproxime. Viajar, vivir fuera enriquece, ya volveremos cuando seamos mayores.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía