Descubre cómo responder correctamente preguntas sobre tus debilidades

Publicación
15 de junio de 2021
Lectura: 3 minutos
entrevista

Veamos si este escenario te suena familiar. Te encuentras en la silla calentita de la entrevista de trabajo. Sabes que, hasta ahora, estás bastante seguro de que lo estás clavando. Sin embargo y de repente, hasta que el gerente de contratación te lanza una bola curva. Surgen en la entrevista las temidas preguntas sobre tus debilidades.

Sabemos que, en ese momento, tienes que hacer un esfuerzo para que tu rostro no aparezca lívido y sapos y culebras cruzan tu mente. Es normal. Resulta fácil derrapar en las curvas que se avecinan.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

Estas preguntas de la entrevista, las que quieren que hable de sus defectos personales, están de hecho diseñadas para revelar tus habilidades interpersonales y tu autoconciencia. Los empleadores quieren contratar a alguien honesto que pueda reconocer las deficiencias, trabajar bien con los miembros del equipo y comprometerse con el desarrollo personal y profesional.

Las preguntas de la entrevista sobre la debilidad a menudo resaltan una inseguridad o una emoción fuerte porque el entrevistador quiere poner a prueba tu confianza, así como si eres capaz de asumir la responsabilidad o culpas a otra persona. Sigue estos consejos para responder estas preguntas de manera honesta, diplomática y profesional.

Sé sincero en las preguntas sobre tus debilidades

Los empleadores no buscan a alguien que nunca haya cometido errores. Se dan cuenta de que nadie es perfecto. Quieren ver tu auténtico yo humano. Admitir tus defectos y fracasos te hace identificable. 

Sin embargo, sé inteligente al responder a las preguntas sobre tus debilidades. Esto quiere decir que debes decidir sobre qué debilidad hablar con su entrevistador. No digas que eres malo en algo si ese algo es el núcleo de tu trabajo. Por ejemplo, un vendedor no debe admitir que tiene dificultades para relacionarse con la gente y un maestro no debe admitir que no es bueno para hablar en público.

Demostrar compromiso con la mejora

Cuando reconoces una debilidad, es importante también explicarle al entrevistador cómo respondiste a un error pasado y qué lecciones aprendiste para el futuro.

Por ejemplo, si no cumpliste con una fecha límite crucial y molestaste a un cliente y a tu jefe, explícale que te disculpaste con el cliente, confesaste a tu jefe y encontraste una solución para mejorar la gestión del tiempo y las habilidades organizativas.

No culpes a los demás por tus defectos

Es posible que sientas la necesidad repentina de arrojar a tu jefe o compañeros de trabajo a los leones, como una forma de justificar tus respuestas a las preguntas sobre tus debilidades. Resiste el impulso. Reconoce tus fallos, incluso si es cierto que no cumpliste con los plazos en parte porque Juan, en el departamento de arte, se retrasaba constantemente para responderte.

Los conflictos y los desafíos están presentes en la mayoría de los entornos de oficina, por lo que la clave es demostrar que puedes actuar profesionalmente, no emocionalmente. Habla sobre los planes que tienes para remediar tus debilidades. Concéntrate en tu deseo de crecimiento profesional y en lo que esperas obtener de tu nuevo puesto que tu puesto actual o el antiguo simplemente no podía ofrecerle. 

Presta atención a este consejo y le demostrarás a tu entrevistador, en las preguntas sobre tus debilidades, que sabes dónde debes mejorar y tomar las medidas necesarias para convertirte en un trabajador mejor y más fuerte. 

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía