Convierte el trabajo que tienes en el que quieres: job crafting

Publicación
18 de febrero de 2020
Lectura: 4 minutos

No todas las personas se sienten motivadas y satisfechas en su puesto de trabajo y en ocasiones, sólo desean que llegue el fin de semana o las vacaciones para realizar aquellas cosas que les aportan bienestar. Para cambiar este panorama, te traemos un nuevo concepto: el job crafting.

Pasamos un tercio de nuestra vida trabajando, por lo que lo ideal es poder dedicarte a aquello que te apasiona, que te hace vibrar y donde puedes desarrollar tu talento hasta que pueda alcanzar su máximo potencial.

Pero esto no siempre es posible, bien porque no tienes claro tu propósito o porque las circunstancias no te permiten cambiar de trabajo o acceder a él.

Además de mantener el foco y trabajar en la acción para hacer que las cosas pasen y lograr ese cambio si lo deseas, existe una metodología que nos permite rediseñar nuestro trabajo para intentar ser un poco más felices mientras lo desempeñamos. Aportamos así, lo mejor de nosotros mismo, en beneficio de la empresa y en el nuestro propio. Se trata del Job Crafting.

Qué es el job crafting

¿Tu trabajo ha comenzado a agobiarte? ¿Te sientes incómodo desempeñando tus tareas? ¿Sientes que no es el trabajo que te gustaría o que siempre has soñado? Si es así,  es posible que tu primer pensamiento sea:  «debo buscar un nuevo empleo», pero quizá no sea necesario. Existe otra solución menos drástica que nos puede ayudar inicialmente, el job crafting.

Es un metodología que nos permite adaptar proactivamente algunos aspectos de nuestro puesto de trabajo, rediseñarlos, para alinearlos con nuestros intereses, motivaciones y nuestra  forma de trabajar, para poder así cambiar la percepción de nuestro puesto y encajarlo mejor a nuestro talento.

¿Qué logramos con el job crafting?

Así logramos  ser más eficientes, más productivos, disfrutar más y que pueda tener más sentido para nosotros, sintiendo que aportamos más valor.

Este enfoque, espontáneo y proactivo, se puede traducir como «personalización laboral» o «rediseño de trabajo individual». No es sinónimo de revolución sino de evolución. La idea básica es que la iniciativa individual pueda producir cambios pequeños pero decisivos en la forma de realizar las tareas. De esta manera podrás convertir el trabajo que tienes en el trabajo que quieres.

Orígenes

La expresión ‘job crafting’ fue propuesta en 2001 por dos psicólogos, Amy Wrzesniewski y Jane E. Dutton. Su acción era un intento por describir una acción casi mágica: la de transformar el trabajo que tienes en el trabajo que amas.

Para ello, estipularon tres simples reglas que, aplicadas por el propio trabajador, pueden transformar su vida laboral:

  • Elaboración de tareas. Reconsiderar las cosas que haces en tu puesto de trabajo.
  • Elaboración relacional. Reconsiderar a tus compañeros, responsables  y clientes.
  • Elaboración cognitiva. Reconsiderar la forma en que piensas sobre tu trabajo.

En otras palabras, hacer job crafting significa tratar de alinear las inclinaciones y las pasiones de uno con las demandas laborales.

¿Cómo se lleva a cabo el job crafting?

El job crafting no es solo revisar lo más obvio: modificar la tarea propuesta, su naturaleza y la forma en que se lleva a cabo. De hecho, se trata de revisar las funciones y las actividades diarias para dar más importancia y dedicar más tiempo a aquellas que nos gustan y queademás se nos dan especialmente bien, para que podamos aportar más valor, sin perder nunca de vista los objetivos de la empresa y nuestra responsabilidad para garantizar su cumplimiento de manera excelente.

Elige y prioriza

Es preciso, por tanto,  elegir cuidadosamente las prioridades, redefinir los estilos de trabajo y el de los procesos , analizando y cuestionando para tratar de consolidar la mejor manera de trabajar.

También hay una modificación cognitiva. Es necesario cambiar la forma en la que se percibe el trabajo de uno. Además, hay una modificación relacional. Es preciso revisar el estilo y la frecuencia de las interacciones relacionadas con el trabajo.

Al revisar la percepción que tienes de tu rol laboral, serás capaz de soportar mejor los aspectos negativos de trabajar, mejorar tu autopercepción y relacionarte con personas positivas y alegres, lo que hará que te sientas más motivado en el entorno laboral y con tu puesto de trabajo.

En la práctica, el job crafting consiste en rediseñar tu trabajo en su conjunto para hacerlo más satisfactorio.

¿Qué beneficios tiene para los empleados? ¿Y para las empresas?

El job crafting significa que un trabajador adopta un comportamiento proactivo para hacer su propio trabajo más satisfactorio y alineado con las inclinaciones y habilidades personales.

Es una cuestión de reelaboración, quizás con una buena dosis de creatividad, que hace que el puesto de trabajo resulte más atractivo y desafiante. El empleado rediseña su rol y consigue sentirse más apegado a los equipos de trabajo y a la propia empresa.

Esto permite que la empresa también obtenga beneficios muy claros. Sus trabajadores estarán más motivados y satisfechos. La consecuencia más directa es disponer de una plantilla más satisfecha que, gracias a ello, eleva su índice de productividad.

¡Todo son ventajas!

Con empleados que trabajan a gusto y se sienten bien en su puesto de trabajo, las compañías también ven cómo aumenta su tasa de atracción y retención de talento. Esta cualidad revertirá directamente a través de una consolidación de su posición en el mercado como employer brand y un afianzamiento de su imagen de marca.

Sin lugar a duda, los beneficios de aplicar el job crafting son mutuos. Personas y organización conseguirán mejorar sus condiciones, sus relaciones, su tasa de eficiencia y el clima laboral.

Delia Rodríguez Blanco, Directora nacional de proyectos

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía