Consejos para conciliar vida laboral y personal al trabajar desde casa

Publicación
18 de agosto de 2020
Lectura: 4 minutos
Conciliación

Cuando trabajas exclusivamente desde casa, los límites físicos entre el trabajo y tu vida personal pueden parecer prácticamente inexistentes. Incluso si estás organizado, puede ser difícil administrar con éxito tu carrera y el hogar en el mismo espacio, especialmente si también tienes hijos o personas mayores a tu cargo. Por ello, queremos aconsejarte para que logres conciliar vida laboral y personal en este tiempo de confinamiento.

No siempre es posible establecer límites entro lo profesional y personal, ni por parte de los empresarios ni por parte de los trabajadores. Sin embargo, existen formas de integrar mejor las diferentes facetas de la vida. Déjate guiar por estos consejos para lograr un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal al trabajar desde casa.

<< Conoce ahora todas las empresas en las que puedes trabajar con Adecco >>

7 Consejos para conciliar vida laboral y personal al teletrabajar

1. Vístete

Cuando trabajas en una oficina, parte de tu rutina incluye quitarse el pijama y ponerse una ropa adecuada para el trabajo. Aunque es tentador trabajar en pijama, puede que no sea la mejor opción para mejorar tu productividad.

Ayuda si te vistes como si fueras a trabajar. No tienes que usar traje o tacones, pero tampoco es recomendable quedarse en pijama. Vestirte con ropa que usarías para salir de casa te ayudará a entrar en la mentalidad del trabajo.

Prepararse es importante, especialmente porque la forma en que te vistas podría afectar a la forma en que te sientas. Haz que tu casa cuente con un ambiente de trabajo auténtico. Marca una gran diferencia.

2. Delimita un espacio como lugar de trabajo

Al igual que vestirse, comprometerse a trabajar solo en un espacio definido, como una oficina u otra área separada del hogar, puede ayudar a crear un ambiente de trabajo más productivo. Resulta crítico salir de la habitación donde duermes hacia un espacio personal privado desde el que poder teletrabaja.

Una vez que te diriges a tu zona de trabajo, interpreta el día como si de verdad hubieras salido de casa hacia la oficina. Además de tener un área de trabajo dedicada, también es muy importante mantener al menos un espacio en la casa como negocio.

Mantén las puertas cerradas y evita distracciones. No enciendas la tele, ni la radio y asegúrate que el resto de las personas que viven contigo respetan este espacio y no te interrumpen. Al igual que tú, tus familiares o compañeros de piso también deben identificar tu espacio de trabajo como una oficina.

3. Comunícate de manera efectiva

Trabajar desde casa puede hacerte desconectar del exterior. Es importante establecer contacto con tu equipo de trabajo y comunicarse de manera efectiva. Si tu empresa tiene una herramienta como Slack, únete a las conversaciones y trata de tener alguna comunicación verbal, ya sea por teléfono o por ordenador. Si eres local pero aún trabajas en casa, trata de ir a la oficina cuando el confinamiento lo permita y relaciónate con tu equipo o acude a los eventos de la empresa.

4. Concéntrate en las tareas útiles

Presta toda tu atención a una tarea específica, independientemente de si está relacionada con el trabajo o el hogar, puede ser difícil con todas las distracciones que aparecen a lo largo del día.

Establece tus prioridades y cúmplelas. Márcate horarios de trabajo y no te desvíes de tus tareas. Es imposible no dedicar tiempo a las cosas del hogar, pero no debes dejar que éstas interfieran con tus funciones laborales ni las horas que te has asignado para trabajar. La forma más útil de lograr esto es reservar momentos específicos en tu horario para tareas personales y profesionales.

Dedicar tiempo a un área te ayudará a mantener la concentración durante esos momentos y asegurarte de estar dando todo de ti a la tarea en cuestión.

5. Tómate descansos

Otro obstáculo a la hora de conciliar vida laboral y personal al trabajar desde casa es la sensación de estar «atrapado» en tu propio hogar. Si no tiene recados urgentes ni citas, podrías sentirte encerrado en casa durante varios días seguidos.

Debido a que las distracciones normales no están ahí, es importante recordar la necesidad de tomar descansos para no terminar trabajando sin parar. Es importante levantarse cada hora y estirarse y caminar, además de tomar un almuerzo adecuado.

6. Aprende a desconectar

Aunque estar conectado y ser comunicativo con el equipo de trabajo es importante, resulta igual de primordial desconectarse al finalizar la jornada. Si estás disponible a todas horas, rápidamente se convertirá en una expectativa y el equilibrio entre tu vida laboral y personal será inexistente.

Haz saber a tu equipo cuál es tu horario y deja que ellos hagan lo mismo contigo. Así, nadie esperará que haya alguien disponible las 24 horas del día. Eso sí, sabrás más o menos cuando el resto de tus compañeros estará operativo. Esto nos ayuda a todos a estar conectados, estableciendo y respetando los límites de cada uno y la necesidad de un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

7. Resérvate un tiempo para relajarte

Resérvate ciertos “espacios en blanco” durante el día que sirvan de transición entre tu jornada laboral y las obligaciones del hogar. Te ayudarán a reajustar la mente, pasando del trabajo a la familia o los amigos. Bastan 5 o 10 minutos para lograr una transición mental adecuada entre el trabajo y las actividades relacionadas con el hogar.

Esto es todo. Esperamos haberte ayudar a conciliar vida laboral y personal con estos 7 consejos. ¿Qué más se te ocurre a ti?

Etiquetas:
Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía